Escúchenos en línea

Ya van 28 muertos en Centroamérica tras quince días de torrenciales aguaceros

Agencia AFP. Desde San José. | 17 de Octubre de 2007 a las 00:00
Al menos 28 personas han muerto en Centroamérica a causa de las intensas lluvias que azotan la región desde hace más de una semana y que también dejan miles de damnificados y cuantiosas pérdidas materiales, informaron este miércoles fuentes oficiales. Aunque las precipitaciones disminuyeron en El Salvador, Guatemala y Honduras, la situación seguía siendo crítica en Nicaragua y Costa Rica, país este último donde el gobierno declaró estado de emergencia nacional. En Costa Rica, 18 personas habían perdido la vida hasta este miércoles, mientras que otra persona se encontraba desaparecida. El Presidente de la Comisión Nacional de Emergencia (CNE) de Costa Rica, Daniel Gallardo, explicó que la emergencia cubre ya al menos un 75% del territorio nacional, que se ha visto afectado por daños en la infraestructura vial, en la agricultura y en la vivienda. El funcionario estimó en unos 70 millones de dólares las pérdidas registradas y explicó que el decreto de emergencia nacional permite aligerar las acciones para rehabilitar la infraestructura, las comunicaciones y la activida agrícola en las zonas más afectadas, que son el norte y el occidente del país. En total, 1.832 personas se encuentran en albergues temporales, 1.487 viviendas han sufrido daños, están afectados 54 tramos de red vial y 22 puentes sufrieron daños diversos, según un recuento preliminar. Mientras tanto, en Nicaragua han muerto cuatro personas y 13.962 han sido afectadas por el fenómeno climatológico. Las víctimas perecieron a consecuencia de crecidas de ríos en los departamentos de Matagalpa y Boaco en el norte y centro del país, declaró a la prensa el segundo jefe de la Defensa Civil, teniente coronel Rogelio Flores. Al menos 124 comunidades rurales estaban aisladas por inundaciones provocadas por desbordamiento de ríos. El informe de la Defensa Civil registra 794 casas afectadas total o parcialmente, 359 letrinas inundadas, 124 pozos contaminados, cinco puentes y 252 kilómetros de caminos dañados. En Guatemala, aunque las lluvias disminuyeron, se mantiene el estado de alerta que fue decretado la semana anterior, pues no se descarta que las precipitaciones recrudezcan en los próximos días. En El Salvador, las autoridades redujeron el estado de "alerta amarilla a verde", lo que implica que se mantienen básicamente las labores de control y vigilancia del clima, con el fin de reaccionar ante posibles cambios. Asimismo, Honduras mantiene un seguimiento cuidadoso de las condiciones del clima, pero las lluvias amainaron y el riesgo de inundaciones o derrumbes también disminuyeron, informaron fuentes oficiales.

Descarga la aplicación

en google play en google play