Escúchenos en línea

Matagalpa sufre y gobierno estudia declarar emergencia nacional por lluvias

Varias agencias. Desde Matagalpa, Nicaragua. | 18 de Octubre de 2007 a las 00:00
Matagalpa sufre y gobierno estudia declarar emergencia nacional por lluvias
Las inundaciones causadas por el desbordamiento del Río Grande han cobrado la vida de al menos cinco personas y dos desaparecidos en la ciudad de Matagalpa, donde están afectados unos 17 barrios, mientras persiste el alerta en varias zonas del país por el fuerte temporal que ha dejado ya más de 16 mil damnificados. El nivel del río creció unos nueve metros y sorprendió a la gente dentro de sus casas. "Nadie pensó que la lluvia, que no era muy fuerte, hiciera esto", dijo a la AFP vía telefónica Alberto Palma, desde Matagalpa, 132 km al norte de Managua. En Matagalpa "el desastre es enorme". La corriente arrastró "todo lo que quedaba a la orilla del río: casas, vehículos, refrigeradoras, camas y otros enseres", manifestó Palma. El sorpresivo desborde del Río Grande, de acuerdo con el balance preeliminar del Comité de Emergencia de Matagalpa, ha dejado como saldo cinco muertos, dos desaparecidos, más de mil evacuados 23 barrios afectados, 20 viviendas totalmente destruidas, 250 semidestruidas y 567 viviendas dañadas, tres puentes peatonales destrozados, al menos quince vehículos destrozados (la mitad del Consejo Supremo Electoral), 250 kilómetros de carreteras dañados, seis puentes socavados, 450 metros de muros de contención destruidos y 200 metros lineales de enmallado dañados. Sólo ayer, se registraron 1,143 personas damnificadas en Matagalpa, Sébaco, Jinotega y La Concordia. El jefe de la Defensa Civil de Nicaragua, coronel Mario Perezcasar, señaló que el país ha sido afectado por fenómenos naturales desde hace 46 días. Agregó que quedan 22 días para el 10 de noviembre, que es la fecha en que, se supone, finaliza la estación lluviosa. Pérezcasar advirtió que hay que estar preparados para los próximos 22 días, ya que los pronósticos indican que los aguaceros continuarán. Ligia Molina, del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención a Desastres (SINAPRED), indicó que las lluvias que azotan a Nicaragua desde la semana pasada han dejado 13.782 afectados que integran 2.878 familias en 123 comunidades de diez departamentos, declarados en alerta roja y verde. En esos departamentos, hay 10,444 evacuados en 70 centros de albergues temporales. Con las muertes en Matagalpa se eleva a 9 el número de fallecidos por las lluvias que han caído en el territorio nicaragüense en las últimas dos semanas, causadas por el desbordamiento del Río Grande. El coronel Perezcasar explicó que entre septiembre y octubre, entre el Caribe y el Pacífico suman 537 comunidades afectadas, 22 mil casas dañadas total o parcialmente, al menos 260 personas han fallecido y 37 mil 287 familias, integradas por 216.000 personas, han sido afectadas, como resultado de un huracán, zonas de baja presión, dos ondas tropicales, un eje de vaguada y el desbordamiento del Río Grande. Las fuertes lluvias que azotan gran parte del país, arrasando viviendas, cultivos e infraestructura vial, mantienen el alerta en varios departamentos que han sufrido desbordamientos de ríos, destrucción de viviendas, vías de comunicación y pérdidas de cultivos, así como la suspensión de los servicios de energía eléctrica y agua potable. El gobierno mantiene la alerta roja en Chinandega y verde para León, Managua, Carazo, Rivas, Nueva Segovia, Madriz, Estelí, Jinotega y Matagalpa.

Emergencia nacional

El presidente Daniel Ortega anunció este jueves en Matagalpa que estudia declarar una emergencia nacional ante la situación que vive el país desde el pasado 4 de septiembre, tras el paso del huracán Félix por la región noroeste del Caribe, e intensas lluvias en el Pacífico y zona norte desde el 10 de octubre. El mandatario, durante una primera evaluación realizada en Matagalpa, informó que el país no vive en una situación normal, aunque las lluvias que han azotado a esta nación se calmaran el jueves. "El país tiene 42 días ya de estar en emergencia. Tendremos que trabajar para decretar una emergencia nacional", dijo Ortega. "Tenemos que actuar con seriedad y responsabilidad en asumir que Nicaragua entra en un estado de emergencia y vamos a estudiar bien esto para proceder a declarar el estado de emergencia frente a fenómenos de la naturaleza que tanto daño han hecho al país", apostilló Ortega. "Estamos hablando de una situación de emergencia realmente nacional. Es una catástrofe realmente de carácter nacional", apuntó Ortega, tras mencionar que "nos hemos visto obligados a abrir el mercado (a la importación) al frijol, libre de impuesto para bajar el precio". El mandatario no descartó solicitar la ayuda a otros países como Estados Unidos para impulsar un plan de construcción de viviendas para los damnificados. El gobernante adelantó que la crisis dejada por las lluvias crearán tensiones en el presupuesto de la nación para el próximo año, estimado en 1.500 millones de dólares, y pidió a los sectores sociales que reclaman aumentos salariales a no hacerlo. El río Grande de Matagalpa, uno de los más caudalosos, bordea la ciudad del mismo nombre, en el sector oeste y tiene su desembocadura en la vertiente del Atlántico. Hasta antes de la emergencia en Matagalpa, la región occidental del país, y principalmente Chinandega, era la más dañada por el temporal de lluvias. Además, Ortega advirtió que el desastre va a provocar dificultades al Prespuesto de la nación para el próximo año, llamando a maestros, trabajadores de salud e instituciones del Estado a que "no soliciten aumento de presupuesto en la desgracia". Durante su intervención, Ortega exhortó a las universidades, a la Corte Suprema de Justicia y a otras instituciones que reciben asignaciones presupuestarias fijas del Estado a no solicitar esos fondos, para destinarlos a la reconstrucción del país. Todos a ponerse la mano en la conciencia para que esos recursos los destinemos a la reconstrucción, dijo el mandatario Ortega señaló que el pasado día 15 envió a la Asamblea Nacional un proyecto de ley de presupuesto nacional cuando no se daba la emergencia que vive Matagalpa y cuando aún no se ha hablado del daño a la agricultura y a la producción agrícola. "Si en Costa Rica han decretado estado de emergencia nacional, con una infraestructura más poderosa y sólida, en mejores condiciones, y con más recursos que Nicaragua, con mucha más razón nosotros tenemos que decretar un estado de emergencia nacional para buscar los recursos y enfrentar esta emergencia", subrayó Ortega. Según el mandatario, el presupuesto que envió al Parlamento ya no se adecúa a la situación que vive el país tras el sorpresivo desbordamiento del Río Grande en la noche del miércoles. Añadió que la propuesta de presupuesto enviado el lunes ya va en tensión y con dificultades, sin incluir los desastres ocasionados por el huracán Félix, las lluvias desde la semana pasada y la emergencia que vive Matagalpa. Enfatizó que el Ejército, la Policía y otras instituciones están incurriendo en más gastos para atender la emergencia, que no estaban en el presupuesto de este año ni en el propuesto para 2008.

Descarga la aplicación

en google play en google play