Escúchenos en línea

Samuel Santos invita a la UNESCO a camibar modelo educativo descentralizado

Varias agencias. Desde París, Francia. | 18 de Octubre de 2007 a las 00:00
El canciller Samuel Santos invitó el jueves a la UNESCO "a revisar su actual modelo de descentralización", pues "no se está alcanzado la eficacia que el momento exige". El jefe de la diplomacia nicaragüense, que se dirigió a los 193 Estados miembros de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) reunidos en conferencia general desde el lunes, aseguró hacer este llamamiento "desde una actitud responsable y constructiva". Añadió que los desafíos que afrontan los países pobres "requieren mayor presencia y activo acompañamiento de la UNESCO" en el territorio nacional. El ministro no olvidó que esta organización de la ONU ha creado "modelos eficaces para garantizar su presencia" entre sus miembros y resaltó el deseo de Nicaragua de "contar con la cooperación especializada de la UNESCO", así como con su capacidad de movilizar la cooperación internacional, basada en la solidaridad. Una paz fundada exclusivamente en acuerdos políticos y económicos "no podría obtener el apoyo unánime, sincero y perdurable de los pueblos", pues debe basarse "en la solidaridad intelectual y moral de la humanidad", como reza el Acta Constitutiva de la Organización de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura. "Sólo así", estimó, podrá alcanzarse una globalización "con rostro humano" que permita el "paradigma superior del intercambio justo y solidario", una globalización "no a pesar ni contra las diversidad, sino a partir y por la diversidad cultural y biológica". Durante su discurso en la 34 Conferencia General de la UNESCO que sesiona en París hasta el 3 de noviembre, Santos expresó que su gobierno, fiel a los Objetivos del Milenio, concentra los esfuerzos en reducir sustancialmente la pobreza. Para ello, ha comenzado por eliminar el hambre y sus secuelas de desnutrición, sobre todo, en la niñez. Por otro lado, el ministro agradeció la "cooperación humanitaria y sanitaria" tras el paso del huracán Félix el pasado 4 de septiembre, que devastó el norte del Caribe nicaragüense y dejó "200.000 damnificados, 113 muertos, 123 desaparecidos, más de 10.000 casas destruidas y el 80 por ciento de la infraestructura escolar seriamente dañada y destruida". Asimismo, destacó la importancia que la UNESCO y su director general, Koichiro Matsuura, otorgan al patrimonio cultural intangible, "sabia política" que ha permitido a países como Nicaragua contar con dos manifestaciones en la lista de Obras Maestras del Patrimonio Oral e Inmaterial y figurar, igualmente, en su programa Memoria del Mundo. "En este mismo espíritu", expresó la voluntad del gobierno de "lograr lo antes posible" la ratificación de la Convención protectora de la Diversidad de las Expresiones Culturales, aprobada en 2005 y que el Ejecutivo anterior "se abstuvo de aprobar en la votación oficial". Al igual que la UNESCO, Nicaragua piensa que "la diversidad cultural es para el género humano como la biológica para los organismos vivos", añadió. El ministro evocó, igualmente, la "titánica tarea" impulsada desde la Presidencia de Daniel Ortega Saavedra, en aras de la "unidad y reconciliación nacional", dentro de un espíritu "de cultura y paz", para concentrar sus mayores esfuerzos en la reducción "sustancial" de la pobreza. Empieza por la eliminación del hambre y sus secuelas de nutrición, sobre todo en la niñez, tema del programa "Producción Alimentaria", recién inaugurado este año, más conocido como "Programa Hambre Cero". Resaltó que 75.000 mujeres pobres de origen campesino "se están incorporando como socias protagonistas" para convertirse en pequeñas empresarias "generadoras de la alimentación familiar y garantes de la soberanía alimentaria de la nación". En materia de alfabetización, recordó que durante el gobierno de la revolución sandinista, en la década de los 80, se le reconoció a Nicaragua un importante "salto cualitativo educativo", ya que gracias a 60.000 jóvenes voluntarios "se redujo en solo seis meses la tasa del analfabetismo del 50,3% por ciento al 12,9%". Esta cruzada, considerada epopeya educativa y humanista recibió en 1980 el Premio Internacional Nadiezda Krupskaia al cual siguieron otros cinco reconocimientos similares, explicó. La UNESCO a su vez incorporó este año a las colecciones de la memoria del mundo, los archivos de la cultura nacional de alfabetización, refirió. Santos lamentó que la tasa de analfabetismo del país retrocedió "al 33 por ciento y, además, cerca de medio millón de niños y niñas no asisten a la escuela", lo que se explica por la "política egoísta y neoliberal" del gobierno del país durante los últimos 16 años, manifestó. Adelantó que, gracias al método pedagógico "Yo sí puedo" aportado por Cuba, Nicaragua se propone alfabetizar a cerca de 800.000 personas entre 2007 y 2009. Señaló por otra parte que el gobierno declaró como prioridad nacional un estratégico programa de educación de jóvenes y adultos.

Descarga la aplicación

en google play en google play