Escúchenos en línea

Declaran alerta sanitaria en el noroeste

Varias agencias. Desde Managua. | 23 de Octubre de 2007 a las 00:00
El ministerio de Salud declaró este martes alerta sanitaria en el noroeste del país, afectado por intensas lluvias y donde se detectó una brote de leptospirosis con saldo de un muerto y 38 personas sospechosas de estar contagiadas con ese mal. La ministra de salud, Maritza Cuan, decretó la medida que comprende el reforzamiento de los servicios de salud en el departamento de Chinandega. Cuan estimó que tras las inundaciones provocadas por intensas lluvias en las últimas dos semanas es latente la amenaza de transmisión de enfermedades como leptospirosis, diarreicas, dengue malaria y problemas respiratorios. La medida también establece un cordón epidemiológico en León, Madriz, Matagalpa, Estelí, igualmente afectados por las lluvias, a fin de evitar una propagación de la enfermedad transmitida por el origen y excremento de ratones y otros animales. Cuan agregó que la institución requiere de unos 5,5 millones de dólares para enfrentar una serie de padecimientos que generalmente empiezan a manifestarse tras los aguaceros. Las lluvias, que en las últimas dos semanas azotaron a 11 de los 16 departamentos del país, dejaron un saldo de nueve muertos arrastrados por fuertes corrientes, y más de 23.000 damnificados. La alarma prendió en las autoridades de salud tras la muerte el domingo de un joven de 24 años y otros 13 contagios de leptospirosis en el municipio de Somotillo (Chinandega), fronterizo con Honduras. Los casos ocurrieron en un radio de 20 casas de Somotillo, a los que este martes se sumaron otros 25 casos sospechosos de estar contagiados este martes lo que obligó a las autoridades a decretar la alerta sanitaria. Cuan dijo que la bacteria leptospira se encuentra en la orina de las ratas y otros animales salvajes y domésticos, por lo que recomendó a la población mantenerse alejada de ellos y de las charcas y aguas estancadas. La leptospirosis afecta el hígado y a otros órganos, y en su fase inicial aparece una fiebre repentina de 40 grados centígrados, con escalofríos y dolores de cabeza, estómago y musculares. La funcionaria recomendó a la población que evite caminar descalzo o usar chinelas en suelos húmedos, así como no permitir que el ganado u otros animales tengan acceso a fuentes de agua para el consumo. También sugirió clorar el agua de consumo humano, cocinar bien los alimentos y evitar que sean contaminados por roedores.

Descarga la aplicación

en google play en google play