Escúchenos en línea

Urgen casi USD 400 millones para aliviar «una tragedia humana, ecológica y productiva»

Varias agencias. Desde Managua. | 23 de Octubre de 2007 a las 00:00
El presidente Daniel Ortega demandó el viernes 392.6 millones de dólares a la comunidad internacional para rehabilitar las zonas afectadas por las lluvias y el huracán "Félix", que han azotado el Pacífico y el Caribe del país. Tras el paso del huracán Félix y las intensas lluvias que azotan Nicaragua desde hace 52 días, anegando poblaciones enteras en 11 de los 17 departamentos, han fallecido 109 personas y otras 135 están desaparecidas. El oficial definió que tanto el huracán como las lluvias provocaron una "tragedia humana, ecológica y productiva". LEA O BAJE A SU DISCO DURO, EL INFORME COMPLETO PRESENTADO POR EL EJÉRCITO DE NICARAGUA Además, han resultado afectadas 40,069 familias con 227,183 personas en 51 de 153 municipios nicaragüenses, por la pérdida de viviendas, cultivos y medios de trabajo, según datos de la Defensa Civil. También están destruidas o semidestruidas 22.840 viviendas, 150 iglesias y centros de salud, 107,000 hectáreas de diferentes cultivos, 894,900 hectáreas de bosques, se han perdido 45,000 cabezas de ganado y dañado 3.000 kilómetros de vías de todo tipo y 20 puentes, entre otros. La petición fue formulada por el gobernante al presentar ante los delegados de la comunidad internacional acreditados en Managua un informe sobre el impacto de las lluvias y el huracán "Félix", que en septiembre y octubre han afectado a esta nación centroamericana. La mesa de cooperantes se mostró dispuesta a apoyar a Nicaragua ante esta situación de emergencia, según un documento leído por el representante de Canadá en Managua, Stuart Hughes. "Nuestro compromiso no se limita al apoyo a corto plazo para respuestas a la emergencia y las labores de rehabilitación y reconstrucción, sino que queremos reiterar el apoyo al fortalecimiento de la capacidad institucional en su proceso de desarrollo inclusivo y sostenible a largo plazo", señaló el texto. El jefe de la Defensa Civil del Ejército de Nicaragua, coronel Mario Perezcasar, dijo que para el Caribe norte, la zona embestida por el huracán "Félix" el 4 de septiembre pasado, se requieren 292,3 millones de dólares para los próximos seis meses. Mientras que en el Pacífico, afectado en octubre por torrenciales lluvias, se necesitan 100,3 millones de dólares, para un total, entre ambas zonas, de 392,6 millones de esa moneda verde. Los recursos serán utilizados para alimento de emergencia, infraestructura social y vivienda, gestión de riego, salud, rehabilitación agropecuaria, pesquera, protección y aprovechamiento forestal, entre otros, señaló Perezcasar. Ortega ha declarado Estado de Desastre debido a tres sistemas meteorológicos de gran intensidad, incluido el ciclón "Félix", que han devastado el Caribe norte y Pacífico de este país. El gobernante manifestó que el desastre provocado por los fenómenos climáticos agravaba la situación de pobreza que del país que su gobierno se esforzaba por atender con programas sociales, para lo que contó con el apoyo de la comunidad internacional. El mandatario manifestó que la situación de emergencia provocará tensiones económicas en el presupuesto de la nación para 2008, que quedaría desfasado en unos 1.500 millones de dólares. Ortega, a la par de solicitar la cooperación de la comunidad internacional, indicó que gestiona con la banca privada la renegociación de una deuda interna consecuencia de la quiebra de bancos a finales del 2001. Ortega pidió a la comunidad internacional "flexibilidad" en el pago que deben hacer a la deuda interna, a través del presupuesto de 2008, para destinar recursos propios a la emergencia. "Esperamos comprensión de los organismos internacionales con el caso de la deuda interna", agregó Ortega, y sostuvo que el Fondo Monetario Internacional impone "condiciones" a Nicaragua para honrar esa deuda, calculada en 5.000 millones de córdobas (267 millones de dólares). "Queremos llamar la atención de la comunidad internacional de que esta no es una catástrofe que ocurre en un país desarrollado", insistió. A la reunión, celebrada en la secretaría general del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), que funciona como Casa de Gobierno, asistieron delegados de Brasil, Centroamérica, Canadá, Cuba, Estados Unidos, Europa, Irán, Japón, México, Rusia, Taiwán, Venezuela y de los organismos de las Naciones Unidas.

Descarga la aplicación

en google play en google play