Escúchenos en línea

Panorama agrícola es desolador y los daños a las carreteras son devastadores

Informe Pastrán | 24 de Octubre de 2007 a las 00:00
El Ministro de Agricultura y Ganadería, Ariel Bucardo presentó un panorama agrícola desolador, al hacer un recuento de los daños provocados por las lluvias a la producción nacional. Bucardo habló de 155 mil manzanas de cultivos perdidas, sobre todo de frijoles, maíz, arroz y hortalizas, mientras que el Huracán Félix golpeó la ganadería, muriendo 50 mil cabezas de ganado. "Hemos tenido 50 días continuos de lluvia. Solamente los últimos dos días ha bajado la lluvia un poco en todo el territorio nacional y eso nos está permitiendo contabilizar los daños en la agricultura", expresó. Bucardo precisó que hay afectaciones a plantaciones de café, sorgo, maní y ajonjolí, que no van a rendir lo que el MAGFOR esperaba, es decir que habrá problemas por los daños enormes a la producción. Para evitar que estas consecuencias sean más graves de lo que ya son, dijo que en lo que resta del año promoverán la siembra de 350 mil manzanas de maíz y frijoles para garantizar la comida básica a los nicaragüenses. Por eso, pidieron ayuda a la comunidad internacional, de 3,6 millones de dólares para compra de semilla, que ya comenzó a ser suministrada por la FAO . Anoche, en un encuentro con la comunidad cooperante, el Presidente Daniel Ortega clamó por ayuda y demostró que su gobierno se encuentra de manos atadas para enfrentar esta catástrofe nacional, que amenaza con postrar al país y profundizar la pobreza. Sin embargo, en algunos sectores de la sociedad y medios de comunicación no se ha tomado conciencia plena de la grave situación en que se encuentra el país. A la presión se suma una ola de alzas en los productos de consumo básico y un nuevo reajuste en la tarifa de la electricidad. El gobierno presentó el miércoles a la comunidad donante una serie de solicitudes de ayuda para la reactivación productiva del país, para instalar pequeños equipos de riego de zonas secas, dijo el ministro Bucardo. Detalló que el gobierno está urgido de aprovechar la cosecha de apante para sembrar en lo que resta del año y se pueda tener producción de maíz y frijoles, fundamentalmente, para garantizar la alimentación en el 2008. Aseguró que el Programa Mundial de Alimentos les garantizó el suministro de ayuda para alimentar durante seis meses a 80 mil personas damnificadas por los desastres, aunque en total son más de 200 mil los afectados. El PMA suministrará al gobierno 6 mil toneladas de alimentos para estos seis meses y deberán buscar otras 16 mil toneladas de comida, que se comprarán en parte con el presupuesto de emergencia que aprobará la Asamblea Nacional y lo que esperan aporte la comunidad internacional. Bucardo dijo que el gobierno necesita urgentemente de 16 millones de dólares para garantizar esta ayuda alimentaria.

Red vial colapsada

El titular del MTI, Fernando Martínez dijo que el país vive una tragedia nacional que ha afectado todo el país, que ha dejado como saldo la destrucción de casi toda la red vial. "Toda la red vial está colapsada", dijo Martínez. Señaló que toda la carretera entre Chinandega y Guasaule, que estaba rehabilitada a la mitad, sufrió los más severos daños, con especies de cráteres lunares, porque las lluvias la socavaron y arrancaron el pavimento. Otros tramos que van desde Tonalá, El Congo y Cosigüina, que tenía 18 kilómetros pavimentados, prácticamente volvió a su punto anterior, porque las aguas arrancaron hasta la base del pavimento. El tramo entre Malpaisillo y El Sauce, también sufrió daños cuantiosos porque el corredor pavimentado quedó como una carretera embalastrada. Mientras tanto, el camino hacia San Francisco Libre está destruido en su totalidad y ha dejado incomunicada a la comunidad con Managua. Martínez propuso que en el futuro se construya un camino nuevo, que sustituya al actual que en realidad es un cauce pluvial natural fangoso y en cada invierno se crean pegaderos. Continúa sin rehabilitarse un tramo en la Cuesta El Coyol, en la carretera panamericana norte y en el departamento de Matagalpa, las aguas se llevaron el Puente Molinos Sur en Sébaco, y tramos cortados en Molino Norte, Molino Sur, Terrabona, Sébaco, entre otros municipios. El puente a la entrada de la ciudad de Matagalpa, conocido como Waswalí fue erosionado en sus bases y está afectado, dijo el Ministro de Transporte e Infraestructura, Fernando Martínez, mientras llamaba a todos los sectores de la vida nacional aunar esfuerzos con el gobierno para sacar adelante el país, sin colores partidarios. Dijo que el Puente Waswalí está quebrado y necesita reconstruirse, mientras que recuentan daños a las carreteras adoquinadas en Susucayán. Martínez aseguró que ese ministerio necesita cuando menos 35 millones de dólares para rehabilitar la red vial colapsada.

Lo que dejó el Mitch

Hace nueve años, el Huracán Mitch golpeó duramente a Nicaragua, dejando tras su paso, oficialmente, 868 mil personas afectadas; 3,045 muertos, de los cuales 2,513 murieron por un alud en el volcán Casitas; 254 heridos; 885 personas desaparecidas y el 60% de la red vial nacional destruida. Se contabilizaron 3,800 metros lineales de puentes destruidos y dañados; 1,500 kilómetros de carreteras pavimentadas dañadas y 6,500 kilómetros de caminos de tierra afectados. Además, 41,420 viviendas destruidas y dañadas; 7,685 escuelas dañadas y destruidas, entre urbanas y rurales; un hospital destruido; 30 centros de salud y 71 puestos de salud. En el Sistema de Generación resultaron con daños las Planta Centroamérica, Planta Santa Bárbara, Microempresa Hidroeléctrica, Planta Geotérmica Momotombo y Planta Managua. En términos generales se vieron afectados 79 (52 por ciento del total nacional) sistemas de agua potable y nueve de alcantarillado sanitario en todo el país. Del total de sistemas de agua afectados 65 son sistemas administrados por ENACAL y 14 son administrados por las alcaldías municipales de Matagalpa y Jinotega. La actividad económica más afectada a consecuencia del huracán Mitch fue la Agricultura. Los principales daños en el sector se presentaron en los cultivos anuales y temporales, entre ellos los de consumo interno. Estos daños se presentaron tanto en pérdidas de producción que oscila entre el 22% y el 71%, como en pérdidas de los suelos dedicados a estos cultivos (6% de los suelos dedicados a estos cultivos).

Descarga la aplicación

en google play en google play