Escúchenos en línea

Nos sentimos cómodos con el gobierno; Ortega se parece más a Lula que a Chávez, dicen empresarios

Agencia AFP. Desde Managua. | 26 de Octubre de 2007 a las 00:00
Los empresarios dicen estar cómodos con el gobierno el presidente Daniel Ortega, de quien aseguran desarrolla una política más similar a la del presidente brasileño Luis Inacio Lula Da Silva que a la del venezolano Hugo Chávez. Las relaciones entre el gobierno y la empresa privada son de armonía y mutua colaboración y en ese sentido "este gobierno es más parecido al del presidente Lula Da Silva que al de Hugo Chávez", dijo a corresponsales de prensa extranjera el presidente de la Cámara Nicaragüense de Comercio (Caconic), Raúl Amador. Ortega retornó al poder en enero pasado, después de 16 años de estar en la oposición, lo que despertó temores en el sector empresarial dado los antecedentes de confrontación que hubo con el líder sandinista en su primera administración (1979-1990). En ese período prevaleció la planificación y centralización de la economía con una fuerte intervención del Estado por encima de la libre empresa, se privatizó la banca y se confiscaron propiedades urbanas y rurales. "Ya las economías aprendieron que la intervención del Estado en procesos de libre mercado, trámites bucráticos para hacer negocios e inflexibilidad para despedir a empleados que no responden a expectativa de las empresas desmotivan la inversión", comentó el dirigente empresarial. En ese sentido, Amador valoró positivamente el comportamiento del gobierno hacia el sector privado en el que se manifiesta una "actitud positiva y de apertura a escucharnos (...) nos reciben muy bien y se han hecho cambios producto de las observaciones que hemos hecho". Si a la par de esto se firman acuerdos con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial y hay respeto a la macroeconómica, entonces este "es un gobierno que merece el voto de confianza de la empresa privada", apuntó el empresario. Como empresa privada "hay disposición a colaborar con el gobierno que esté interesado en desarrollar al país. No nos interesan las ideologías; si es de izquierda o de derecha; no estamos enfrascados en una confrontación ideológica, nos interesa el país", añadió. El dirigente de Caconic, mencionó que el rol del gobierno debe ser el de dar facilitades para la inversión, tales como agilizar los trámites para la apertura de negocios, reducir la carga tributaria y respeto de contratos y licencias, entre otros. Si Nicaragua continua por esa dirección, 2008 puede ser un año interesante para el país, una vez que se resuelva la crisis energética y se borre ese mito de los conflictos ideológico para ponerse al frente de las necesidades de la población y del país, insistió Amador. Los empresarios sostienen desde comienzos de año un proceso de discusión con el gobierno sobre 14 ejes de desarrollo referidas a infraestructura, producción energética, agrícola entre otros temas. Amador se pronunció a favor de que empresarios, trabajadores y gobierno lograran ponerse de acuerdo en torno a compromisos que faciliten el desarrollo del país en el menor tiempo, para lo que planteó seguir el modelo adoptado por Irlanda, donde en un plazo de 10 años lograron alcanzar un desarrollo económico.

Descarga la aplicación

en google play en google play