Escúchenos en línea

Llega ayuda cubana para frenar epidemia de leptospirosis; van 9 muertos y 743 infectados

Varias agencias. Desde Managua. | 27 de Octubre de 2007 a las 00:00
Nueve personas han muerto hasta este sábado en Nicaragua a causa de una epidemia de leptospirosis que ataca desde hace una semana a poblaciones del noroeste de Nicaragua, donde se contabilizaban ya 743 infectados, informó el presidente Daniel Ortega. Durante una reunión del Comité Nacional de Emergencia, el presidente Ortega hizo un balance de la grave situación. El mandatario dijo que el número de infectados ascendía ya a 743, pero que serían "muchos más", debido a que hay muchos residentes de las zonas afectadas que posiblemente aún no han sido diagnosticados con el mal. En el encuentro participaron también los cuatro especialistas enviados por el gobierno de Cuba, junto con un cargamento de medicamentos y raticida, para ayudar a combatir el brote de leptospirosis, que afecta ya a siete de los 15 departamentos y las dos regiones autónomas del país. Los dos epidemiólogos cubanos se dedicarán a asesorar a las autoridades locales en el combate a la epidemia, mientras que las dos microbiólogas del grupo identificarán el tipo de bacteria que está afectando a la población. El viceministro de Salud, Guillermo González, alertó que aunque el 70 por ciento de los casos se localizan en León y Chinandega, ya se reportan enfermos en Estelí, Chontales, Granada, Managua y la Región Autónoma del Atlántico Norte. El funcionario agregó que a la situación epidemiológica creada por el brote de leptospirosis en las zonas que fueron afectadas por las intensas lluvias de los últimos días, hay que sumar la aparición de varios casos de dengue. Los subdirectores de los centros de salud integral de Chinandega, Arling Alonso, y de León, José Miguel Velázquez, dijeron a la AP que en el primer departamento se han reportado 611 casos, 18 de ellos de gravedad, mientras que en el último hay 66 pacientes, siete de los cuales están en cuidados intensivos. La doctora Alonso dijo que la última fallecida por la bacteria leptospira fue una niña hondureña de cinco años, Angélica Verónica González Aguilera, que ingresó al país procedente de la comarca El Terrerro, fronteriza con el municipio nicaragüense de Santo Tomas del Norte. Fue atendida en Chinandega y posteriormente en el Hospital Infantil "La Mascota", de Managua, donde murió luego de haber sido ingresada el 24 de octubre. "Queremos expresar nuestras condolencias a las familias de los nueve fallecidos", afirmó Ortega en rueda de prensa, en que llamó a las autoridades y ciudadanía a "dar la batalla para que no tengamos" más muertos. El foco infeccioso surgió el pasado 20 de octubre en el departamento de Chinandega, como consecuencia del contacto humano con aguas contaminadas con la bacteria, que se presumen proliferaron con las inundaciones de dos semanas que vivió la región a causa de las lluvias. La enfermedad se extendió cinco días después al departamento colindante de León, registrando desde entonces un acelerado aumento de más de cien casos sospechosos por día. Para enfrentar la epidemia se acordó la creación de brigadas integradas por personal del Ministerio de Salud y de los cuerpos médicos de la Policía Nacional y del Ejército. Otras brigadas médicas y pasantes de medicina de la Universidad Nacional Autónoma se sumaron a la emergencia en los departamentos afectados. Las principales tareas de esos grupos serán instruir a la población sobre las formas de prevenir el contagio, evitar la propagación de la enfermedad y detener el aumento del número de muertos. Ante la gravedad de la situación Ortega llamó a la población a cumplir con las medidas de prevención orientadas por el Ministerio de Salud, evitando tener contacto con charcas o aguas contaminadas, no andar descalzos y realizar labores de limpieza. La leptospirosis, potencialmente mortal, se transmite a través de la orina de animales domésticos y salvajes, principalmente de los roedores, por lo que se aconseja a la población evitar las zonas inundadas y no bañarse en los ríos. En 1995, se registró un brote de leptospirosis en el municipio de Achuapa, en León, que en dos semanas causó la muerte de 21 personas y 1,500 fueron atendidas en los hospitales del país. La enfermedad puede ser tratada con antibióticos como tetraciclina, eritromicina, penicilina o estreptomicina, aunque puede requerir tratamientos más severos y prolongados. Una forma de controlar la difusión de la leptospirosis es eliminar a la población de roedores.

Descarga la aplicación

en google play en google play