Escúchenos en línea

¿De verdad es la Policía Nacional «no deliberante»?

| 28 de Octubre de 2007 a las 00:00
Deliberación. Acción y efecto de deliberar. Deliberar. Considerar atenta y detenidamente el pro y el contra de los motivos de una decisión, antes de adoptarla, y la razón o sinrazón de los votos antes de emitirlos. Sinónimos: debatir, examinar, discurrir, meditar, reflexionar, polemizar. Cuestionar (por extensión). Cuestionar. Controvertir un punto dudoso, proponiendo las razones, pruebas y fundamentos de una y otra parte. Poner en duda lo afirmado por alguien. Tomado del diccionario de la Real Academia Española y del diccionario de sinónimos de la Universidad de Oviedo.

Por Oscar Marín

Recientemente apareció en el periódico "Trinchera de la Noticia" un reportaje que titularon "Curiosas declaraciones de Aminta Granera", y en él abordaron la "inusual" decisión policial de no cabildear ante la Asamblea Nacional por mayor presupuesto para la Institución, "tal como se acostumbró durante los últimos 17 años". Ese reportaje no resiste a la crítica, por cuanto esa práctica no se realizó durante todo el lapso referido. Durante la administración de Enrique Bolaños se le puso "Alto" – mediante resolución administrativa – a la costumbre de que funcionarios dependientes del poder ejecutivo llegaran a solicitar mayor presupuesto a la Asamblea Nacional. Se dejó claro que cualquier inquietud debía ser evacuada y canalizada a través de las instancias del gobierno central. Esa decisión de la administración Bolaños fue técnicamente correcta, pues lo que se estuvo practicando sólo puede calificarse como una actitud de cuestionamiento a las políticas económicas de las administraciones de turno. Y en consecuencia, en el caso de las instituciones armadas, su comportamiento había sido deliberante hacia las disposiciones presupuestarias que emanaban del jefe que el pueblo les había designado. Bajo esta tónica, las declaraciones de Aminta Granera no tuvieron nada de "curiosas". El contenido de ellas no puede tomarse como indicio de que ahora existe una "limitación a su libertad de actuar", tal como el reportaje deja entre líneas, pues su intervención se inscribió en el marco de un relativo apego al principio de no deliberación. Y expreso "relativo apego" porque Doña Aminta sí emitió algunas declaraciones que incursionaron el terreno de la deliberación. Podría estar equivocado solamente en caso de que exista un novísimo significado de deliberación y de que ahora el concepto de política se limite al simple partidismo. El redactor del reportaje de "Trinchera de la Noticia" no las percibió, porque posiblemente crea que sólo las discusiones violentas y los exabruptos del general Humberto Ortega (tales como las descalificaciones publicas al entonces vicepresidente Godoy, su reclamo público ante el anuncio de su relevo y su manifiesta intolerancia a la libertad de expresión, entre otros) se ajustan al concepto de deliberación. Si acaso están esperando reacciones de ese tipo, se van a quedar esperando: ese escenario quedó en un lejano pasado. Doña Aminta desvirtuó el concepto de incremento salarial que maneja el gobierno central, al expresar que no puede hablarse de incremento salarial por cuanto el porcentaje aplicado – en la propuesta de presupuesto – con costo equivale a una revalorización por los deslizamientos de la moneda. Comentar que los conceptos manejados por el mando civil no son lo que parecen, ¿No es una actitud deliberante?. ¿Desde cuándo el córdoba dejó de ser la unidad monetaria del país?. Técnicamente sí hay incremento salarial. (Hasta donde recuerdo, durante el acto oficial de aniversario de la Policía, el presidente le pidió a la directora de la institución que preparara un presupuesto que involucrara el rubro salario. ¿Será que hay incomodidad porque su presupuesto fue desestimado?) Y ante la insistencia de quienes preguntaban sobre el tema presupuestario, externó su convencimiento de que no era por falta de voluntad presidencial que no se le dotaba de mayor presupuesto a la institución, y encontró razón a la propuesta presupuestaria en el principio de visión de nación y en los compromisos serios que ha adquirido el país con el fondo monetario. Valorar intenciones del mando civil y discernir en que si lo dispuesto es bueno, malo, comprensible o conveniente, ¿No es una actitud deliberante?. Pero con lo anterior también incursionó en un tema que posee connotación política; y ya que lo hizo, era saludable agregar que el compromiso serio referido implica "honrar" una deuda interna en perjuicio del incremento salarial al personal del estado (deuda que algunos economistas serios califican de onerosa y no pagable por contener todos los matices de estafa agravada con intereses de usura). A veces se olvida que el concepto de política no se limita al simple partidismo. Habían muchas formas diplomáticas para expresar que el tema presupuestario, dentro del ejecutivo, es de prerrogativa presidencial, y que por su parte era un tema agotado. O sencillamente emitir un "no voy a opinar sobre ese tema", tal como respondió cuando se le pidió una opinión sobre la declaración del Comisionado Edwin Cordero en la que él refería que aspiraba a ser candidato a alcalde por su (de él) partido. Tampoco se puede obviar que los mandos civiles pueden irrespetar a las instituciones armadas cuando utilizan indebidamente el concepto de obediencia. Por ejemplo, cabe recordar que el ex-presidente Bolaños organizó un acto en el que comprometió a la Directora Policial a recibir un cheque directamente de las manos del Embajador de Estados Unidos. En su momento no lo consideré prudente, y menos aún por el trasfondo politiquero de los que organizaron ese evento, ya que era un dinero proveniente de la subasta de un helicóptero rojo. Involucraron a un director policial, al margen de su voluntad, en un acto organizado para descalificar a un político (un ejemplo más de que los actos políticos no sólo pueden ser de agitación de banderitas partidarias). Y lamentablemente, tan sólo 2 meses después, el tiempo me dio la razón. Llegó a manos del "periodista" Luis Mora Sánchez (Temas y Debates) un video en el que se entrevistaba a una joven Aminta Granera (1985) y se le preguntaba su opinión en torno al por qué algunos nicaraguenses ejercían su derecho humano a la migración por disentir con el gobierno de turno. Y, según el video, la entrevistada respondió que en algunas personas sólo hay vocación de recibir (y no de entregar) y de comportarse como el que - según el mito bíblico - vendió su primogenitura por un plato de lentejas (en este caso por unos dólares más). Naturalmente que el video fue presentado en plena campaña electoral: de manera tendenciosa, haciendo mofa y preguntándose – el "periodista" – si la funcionaria habría pensado de la misma manera al momento de recibir el cheque 2 meses atrás. Lo sucedido fue por haber expuesto a la funcionaria a una situación incómoda: por hacerla llegar al lugar equivocado, en el momento equivocado y por razones equivocadas. No conozco esa nueva palabra que modifica el concepto clásico de deliberación, pero creo que también hubiera sido oportuno utilizarla 1 año atrás.

Oscar Marín Alfaro

001-300468-0013D Tel. 8804918

Descarga la aplicación

en google play en google play