Escúchenos en línea

Tormenta Noel deja 21 muertos en Dominicana; Nicaragua vigila y Costa Rica declara alerta verde

Varias agencias. | 29 de Octubre de 2007 a las 00:00
Al menos 21 personas han muerto y 33 se encuentran desaparecidas en República Dominicana, tras el paso de la tormenta tropical "Noel", mientras en Managua las autoridades anunciaron que vigilan estrechamente el curso del fenómeno y en San José el gobierno de Costa Rica ha declarado alerta verde. La mayoría de las muertes en Dominicana se registró en San Cristóbal, en el sureste del país, donde diez personas fallecieron y entre 18 y 20 se encuentran desaparecidas, dijo el gobernador de esa provincia, Orlando Espinosa. Otras cinco personas perdieron la vida en la provincia San José de Ocoa, también en el sureste, y dos en Bonao, en el norte, dos de las zonas más afectadas por las lluvias y que permanecen incomunicadas. Dos personas más murieron en La Ciénaga, en la capital, e igual número en el municipio de Constanza, en La Vega, norte del país. Además, unas 3.295 personas han sido evacuadas a consecuencia de las lluvias y 659 viviendas han resultado afectadas, de acuerdo con la Comisión Nacional de Emergencias. Los daños alcanzaron también al 95% de las plantaciones de plátanos, guineos y tomates, así como prácticamente toda la producción de cebolla roja de las provincias de Azua y Peravia (sur), casi listas para su cosecha. "Noel" también obligó a la suspensión de todos los vuelos en los principales aeropuertos en horas de la mañana del lunes, algunos de los cuales fueron reanudados al mediodía, según los informes. El Servicio Nacional de Meteorología pronosticó que las lluvias continuarán entre las próximas 24 ó 48 horas, por lo que el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) declaró una alerta roja para 27 provincias. El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos, con sede en Miami, informó en su boletín de las 21.00 GMT (22.00 hora peninsular española) que los vientos máximos sostenidos de "Noel" aumentaron a 85 kilómetros por hora y anunció un ligero fortalecimiento en las próximas 24 horas. A esa hora el vórtice de la tormenta estaba localizado a 80 kilómetros al norte de la punta este de Cuba y a 340 kilómetros al sur-sureste de Great Exuma, Bahamas. El fenómeno se desplaza hacia el noroeste a 24 kilómetros por hora y tiene como próximo objetivo terrestre a Cuba, por lo que el Gobierno de la isla emitió un "aviso" de tormenta tropical para sectores del centro y el sureste, en las provincias de Camagüey y las Tunas. Cuba se mantiene en compás de espera ante la evolución que la decimocuarta tormenta tropical de la temporada de huracanes del Atlántico Norte pueda experimentar en las próximas horas. Las autoridades meteorológicas cubanas advirtieron sobre el riesgo de lluvias que "pudieran ser fuertes y localmente intensas" a partir del martes, principalmente en zonas montañosas del oriente de la isla y que se irán extendiendo a las provincias centrales del país.

«Chiva» con tormenta Noel

Las autoridades nicaragüense vigilan el rumbo de la tormenta tropical "Noel", aunque aclararon que actualmente "no representa peligro" para este país. En un comunicado emitido este lunes, el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) informó que "por su posición actual y desplazamiento, la tormenta tropical no representa peligro para Nicaragua" y "no se espera ninguna influencia" para este país, señaló el informe. Aclaró que las lluvias registradas en las últimas horas, que podrían continuar en las próximas, son provocadas por un eje de vaguada que se desplaza sobre el territorio nacional. La temporada de huracanes se extiende por seis meses hasta fines de noviembre. Sin embargo, este año la temporada se extendería debido al desarrollo del fenómeno climático de La Niña en el Pacífico ecuatorial, según expertos.

Alerta en Costa Rica

La Comisión Nacional de Emergencia (CNE) de Costa Rica declaró un "alerta" en las regiones costeras debido a la influencia de la tormenta tropical Noel, que produjo condiciones nubladas y "mucha humedad" en varios cantones del Pacífico. Según el organismo, las fuertes lluvias que cayeron durante la madrugada de este lunes produjeron inundaciones en los cantones de Golfito, Corredores y Osa, pertenecientes a la provincia costera de Puntarenas, detalló la CNE en un comunicado. Unas 25 personas debieron se evacuadas de varios barrios de esos cantones, debido a que sus casas se anegaron. Según los pronósticos del Instituto Metereológico Nacional, se espera que la tormenta siga provocando nubosidad y lluvias en esa región, por lo que los comités de la CNE se mantienen estado de "alerta amarilla", que implica el monitoreo constante de ríos y zonas en riesgo. "Para el litoral Caribe, la CNE mantiene un alerta verde preventiva, debido a que las condiciones lluviosas producidas por este fenómeno (la tormenta Noel) podrían provocar lluvias en las montañas, lo cual generaría el aumento del caudal de algunos ríos. Mientras tanto, el presidente de la CNE, Daniel Gallardo, se reunió este fin de semana con todos los alcaldes de los cantones afectados por un temporal que golpeó al país a mediados de octubre y que motivó al gobierno a declarar un estado de emergencia nacional. Los alcaldes y el presidente de la CNE coincidieron en invertir de manera inmediata los recursos generados por la convocatoria de emergencia a la reparación de puentes y caminos y a la restauración de viviendas. El temporal dejó 18 muertos, 1 desaparecido y pérdidas materiales estimadas en 77 millones de dólares.

Torrenciales aguaceros en Haití

La tormenta tropical Noel provocó el lunes lluvias torrenciales sobre Haití, generando temores de rápidas y mortales inundaciones y deslizamientos de tierra en el empobrecido país del Caribe. La tormenta se debilitó durante la noche y tuvo vientos máximos sostenidos de 43.4 millas por hora al terminar el día luego de pasar sobre la costa sur de Haití. Comenzó a disminuir su fuerza por las montañas, dijo el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (CNH). Sin embargo, el sistema de lento desplazamiento dejó unas 20 pulgadas de agua caída sobre los deforestados cerros de Haití y en algunas zonas era posible que cayeran hasta 29 pulgadas de precipitaciones, dijo el CNH con sede en Miami. El país más pobre de América, Haití sufre frecuentemente por los deslizamientos de tierra ya que la mayoría de sus bosques han sido talados para la producción de carbón. Haití ya ha sufrido por el efecto del clima este año. En las primeras dos semanas de octubre las torrenciales lluvias dejaron al menos 31 muertos y 1.000 personas perdieron sus hogares en Cabaret, una villa al norte de la capital haitiana de Puerto Príncipe.

Descarga la aplicación

en google play en google play