Escúchenos en línea

Último informe: 10 muertos, 1,655 enfermos y siete departamentos afectados

Agencia AFP. Desde Managua. | 30 de Octubre de 2007 a las 00:00
Un niño de cuatro años se convirtió en la décima víctima mortal de un brote de leptospirosis que ha infectado a 1,655 infectados personas, como consecuencia de un peligroso brote de la bacteria que el gobierno asegura tener bajo control, informaron fuentes oficiales. El niño fallecido, que no fue identificado, llegó enfermo el fin de semana al hospital capitalino La Mascota en la capital desde el municipio de Somotillo, indicó el director ese nosocomio, el doctor Gerardo Mejía. De acuerdo al último reporte epidemiológico, en las últimas 24 horas se reportaron 164 casos nuevos de contagios, pasando el número de afectados de 1.491 a 1.655, y las víctimas de nueve a 10. Mientras, el número de departamentos alcanzados por la peste creció de siete a ocho de las 17 divisiones que tiene el país. Pese a ello, el gobierno sandinista considera que la epidemia ya está bajo control si se toma en cuenta que los principales focos de infección ubicados en los departamentos de Chinandega y León los contagios disminuyeron gracias a la medicación masiva de la población y otras medidas de prevención. La epidemia, que surgió el pasado 20 de octubre, llegó a una "etapa de meseta, es decir que a partir de ahora se esperan que los casos vayan en disminución", afirmó a la prensa el viceministro del Ministerio de Salud (MINSA), Guillermo González. Ambos departamentos del occidente del país, fueron anegados durante dos semanas por las fuertes lluvias que azotaron al Pacífico, provocando desborde de ríos, de letrinas (inodoros rústicos) y excrementos de animales que habrían favorecido la aparición de la letal bacteria. La leptospirosis causa fiebre intensa, dolor en el cuerpo y en los casos más graves insuficiencia renal y tos, que pueden llevar a la muerte en pocos días si la persona no recibe tratamiento médico.

Alerta en cuatro departamentos de Honduras

En Tegucigalpa, el gobierno hondureño declaró el martes un estado preventivo de alerta sanitaria en cuatro provincias fronterizas con Nicaragua para "proteger a nuestros compatriotas", dijo en rueda de prensa la viceministra de Salud, Nerza Paz. "Los casos de leptospirosis se han presentado en Nicaragua y sólo pretendemos que no nos afecte a los hondureños", añadió. Informó que la vigilancia epidemiológica se mantiene en las provincias de Gracias a Dios, Olancho, El Paraíso y Choluteca, todas fronterizas con Nicaragua. La viceministra Nerza Paz y la jefa del Programa de Zoonosis del Ministerio de Salud, María Elena Guevara, dijeron a la prensa que la medida está vigente desde el lunes. Ambas funcionarias explicaron que se reforzarán las medidas preventivas en la región fronteriza para evitar el ingreso de la enfermedad a Honduras. Entre otras acciones, se está aumentando el envío de medicamentos a la zona y se acelerará la toma de muestras de pacientes que tengan síntomas parecidos a los de la leptospirosis, dijo Guevara. A su vez, las autoridades de salud de Costa Rica estrecharon la vigilancia en la frontera con Nicaragua. El ministerio de Salud informó que "pese a que por ahora no existe peligro inminente para el país, la vigilancia ha sido redoblada en la frontera norte".

Descarga la aplicación

en google play en google play