Escúchenos en línea

¡Zarpazo consumado! INE (apoyado por el gobierno) aprueba alza del 9% en tarifas eléctricas

Varias agencias. Desde Managua. | 30 de Octubre de 2007 a las 00:00
El Consejo Directivo del Instituto Nicaragüense de Electricidad (INE), autorizó el martes tres aumentos en las tarifas en el sector eléctrico por 9,06 por ciento divididos entre los próximos meses de noviembre, diciembre y enero. El presidente ejecutivo del INE, David Castillo, en rueda de prensa informó que para el mes de noviembre próximo el incremento de la tarifa es del 3,56 por ciento y para diciembre de este año del 2,5 por ciento. Castillo agregó que para enero de 2008 el aumento en la tarifa de energía eléctrica será del 3 por ciento, y que todo esto se ha autorizado para reducir los apagones y mejorar la estabilidad del servicio eléctrico. De los 630 mil 163 clientes de Unión Fenosa, según Castillo, el aumento será absorbido principalmente por los denominados sectores Industrial, Agroindustrial y Comercial, y por los domiciliares que consumen más de 150 kilovatios mensuales. Los consumidores menores de 150 kilovatios al mes, que representan el 70% seguirán protegidos por un subsidio asumido por el Gobierno. El presidente del entre regulador del sector expresó que al comienzo de este año el precio de los combustibles que más se utiliza en Nicaragua para generar energía era de 37 dólares y que en septiembre pasado aumentó a 61 dólares. Agregó que para resolver esta diferencia del cien por ciento en los precios de los combustibles para generar energía será necesario obtener, vía ajustes en las tarifas, unos 30 millones de dólares. "Existe un riesgo de que si no se autorizan los ajustes tarifarios la distribuidora de energía (la española Unión Fenosa) no tendrá con qué pagar a los generadores y éstos a su vez no tendrán como comprar los combustibles", enfatizó Castillo. Advirtió que si actualmente Nicaragua afronta un racionamiento energético, por falta de generación eléctrica, "difícil pero llevadero, si no se aumenta la tarifa sería llevar al país a una catástrofe". Castillo sostuvo que para obtener los 30 millones de dólares para cubrir problemas de liquidez en el sector, requiere en realidad un ajuste de tarifas entre el 16 y 18 por ciento en los próximos tres meses. Explicó que ante esta situación se realizó un trabajo conjunto y coordinado entre el INE, que es el ente regulador y el Ministerio de Energía y Minas, que dicta la política energética. En este sentido se logró diseñar un esquema, en el que tomando en cuenta algunos beneficios que genera la cooperación venezolana en materia de hidrocarburos, 15 de los 30 millones de dólares se cubrirán con un crédito a cuatro años, y los consumidores no pagarán parte de las deudas que hay por compras de combustibles. Estos otros 15 millones de dólares se pagarán dentro de cuatro años, cuando estén en marcha los proyectos de energía hidroeléctricos, geotérmicos y eólicos y las tarifas bajen. Como resultado de este esquema, los incrementos tarifarios no serán del 16 o 18 por ciento, sino que del 9 por ciento en los próximos tres meses, apuntó. Pese a todo, Castillo advirtió que si el precio del petróleo sigue su "escalada increíble y catastrófica para nuestro país, definitivamente las proyecciones de ajuste tendrían que ser revisadas". Recordó que Nicaragua tiene una matriz para generar energía que depende en más del 70 por ciento del petróleo.

Descarga la aplicación

en google play en google play