Escúchenos en línea

En Honduras, piden militarizar fronteras para evitar salida de frijoles

Varias agencias. Desde Tegucigalpa | 15 de Noviembre de 2007 a las 00:00
Varios sectores pidieron el jueves al gobierno militarizar los puntos fronterizos para evitar que salga de contrabando a los países vecinos la cosecha de frijoles de Honduras. La petición fue realizada por varias organizaciones campesinas hondureñas, que reclamaron al gobierno establecer un cordon policial y militar en las aduanas fronterizas con Guatemala, El Salvador y Nicaragua. El asesor del Consejo Coordinador de Organizaciones Campesinas de Honduras (Cococh), Rafael Alegría pidió al gobierno de Manuel Zelaya "una reactivación urgente del sector agrícola y que se constituya un cordón policial o militar en las fronteras de El Salvador y Nicaragua porque tenemos pleno conocimientos que están contrabandeando ya con los frijoles y el maíz hacia estos dos países". Honduras vive una crisis en la producción de frijoles, que junto al maíz integran la dieta alimenticia básica de sus habitantes, lo que disparó los precios a 0,85 dólar la libra, un valor nunca pagado antes. Funcionarios de los ministerios de Economía y de Agricultura de Honduras han señalado que las reservas de frijoles han salido de contrabando a Nicaragua y El Salvador por los mejores precios que pagan en esos países, y que no pueden hacer nada. "En el Congreso estamos sumamente preocupados por el precio del frijol", reconoció el diputado Mario Segura, miembro de la Comisión de Agricultura del Legislativo en declaraciones a la estación radio América, en medio de un debate en diferentes medios locales. "Inalcanzables los frijoles por alza histórica", dijo el diario El Heraldo, en su principal titular de primera plana. "A Nicaragua se fugan los frijoles", tituló el diario La Tribuna. La medida de cinco libras (2,3 kg) de frijoles ha costado regularmente el equivalente a 1,60 dólares y subió a 3,95 dólares. Mientras que la medida de maíz ha costado 0,79 dólares y se cotiza actualmente al doble. Honduras siempre ha sido deficitaria en frijoles, al producir únicamente unos 2,8 millones de quintales al año para atender una demanda de 3,5 millones de quintales y de maíz ha producido 11 millones de quintales, frente a una demanda de 22 millones. La cosecha de maíz este año subirá a unos 15 millones de sacos porque en Estados Unidos, de donde Honduras ha hecho las importaciones, el producto se ha encarecido a causa del uso para producir combustible sustituto del petróleo. "No se va a poder detener que el frijol se lo lleven a El Salvador y Nicaragua, en la medida que los precios sean mejores en otras plazas", apuntó el presidente del organismo cúpula de los empresarios, Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Benjamín Bográn. "Hay una fuga de frijoles por puntos ciegos hacia El Salvador y Nicaragua y también es cierto que la cosecha también se arruinó por tanta lluvia", advirtió el diputado y dirigente campesino, Marvin Ponce. Según propietarios de puestos en los mercados capitalinos, en Honduras se están pagando 71 dólares por el quintal, mientras en El Salvador se cotiza en 90 dólares y los acaparadores están almacenando el producto para venderlo más caro después. El ministro de Agricultura, Héctor Hernández, prometió que el precio del frijol bajará dentro de unos 15 días cuando saldrá lo que quedó de la cosecha de postrera, la segunda de los dos ciclos de cultivo del año.

Descarga la aplicación

en google play en google play