Escúchenos en línea

Historia oculta de La Tablada

Buenos Aires. lagaceta.com.ar | 4 de Febrero de 2017 a las 14:22
Historia oculta de La Tablada

Iván Ruiz Sánchez, Francisco Provenzano, Carlos Samojedny y José Díaz aún permanecen desaparecidos desde la ocupación del cuartel de La Tablada, el 23 de enero de 1989. En esa fecha, militantes del Movimiento Todos por la Patria conducidos por Enrique Gorriarán Merlo, intentaron copar el regimiento pero fueron duramente reprimidos en un combate que culminó al día siguiente.

Oficialmente se informó que resultaron muertos 32 guerrilleros, nueve militares y dos policías, pero luego, en 2008, se reconoció que había cuatro desaparecidos. “Mi hijo Iván aún está desaparecido, y pasaron muchos años para que me entregaran los restos de mi hermano Roberto Sánchez, lo que se concretó en 2013”, le cuenta a LA GACETA Aurora Sánchez Nadal, quien es periodista y escritora. Sus cenizas fueron esparcidas en la Plaza de Mayo.

La historia de esa búsqueda y de los reclamos está narrada en “Somos invencibles”, un documental que se centra en el trajín de los familiares para encontrar a sus seres queridos, y que se proyectará esta noche en el Centro Cultural Patio Lorca, en una actividad coorganizada por este espacio junto a la Dirección de Letras del Ente Cultural de Tucumán y a la Biblioteca Popular Osvaldo Bayer.

La película fue dirigida por el ecuatoriano Pablo Suárez, quien se sintió atraído por estos hechos y los llevó al cine el año pasado. Desde entonces, fue proyectada en España, Ecuador (fue premiado en el Festival Del Otro Cine, realizado en Quito), Colombia, Perú y, en la Argentina, en Rosario y Córdoba. Luego de su paso por Tucumán llegará a las salas de Salta, Jujuy y Santiago del Estero,

La historia se sitúa en Nicaragua y en Buenos Aires, principalmente, tanto en espacios urbanos como rurales, donde se presentan los numerosos testimonios. Precisamente, la familia Sánchez Nadal residía en Nicaragua, donde aún hoy Aurora (nieta e hija de anarquistas y refugiados españoles durante la guerra civil de ese país) trabaja en un suplemento del que fuera el diario de los sandinistas, “Barricada”. Su hijo Iván militó en la Juventud Sandinista, y desde los 17 años era piloto aviador, recuerda orgullosa su madre.

Cabe acotar que la causa por el asalto a La Tablada fue reabierta recientemente, según informó Dora Molina, quien estuvo detenida 10 años por el copamiento.


Descarga la aplicación

en google play en google play