Escúchenos en línea

Francisco pide flexibilidad ante las realidades sociales

Vaticano. Agencias. | 25 de Febrero de 2017 a las 11:57
Francisco pide flexibilidad ante las realidades sociales

El Sumo Pontífice reiteró este sábado su mensaje de acogida a los católicos que no cumplen con los requisitos del ideal de familia cristiana, al pedir nuevamente a los sacerdotes mayor flexibilidad al abordar realidades sociales alejadas de este esquema.

En un discurso en el Vaticano, dirigido a los participantes en el curso de formación sobre las nuevas reglas que estructuran el proceso de anulación matrimonial – más ágil y gratuito– el papa Francisco instó a los curas a no cerrar las puertas de la Iglesia a los jóvenes que conviven sin casarse.

"Los párrocos son los primeros interlocutores de la Iglesia con las familias, las uniones de hecho, uniones civiles, uniones fracasadas, los jóvenes que quieren casarse, felices e infelices. Por ello deben profundizar estos temas, para ser compañeros de viaje”, exclamó.

El Pontífice subrayó que los jóvenes que viven juntos sin haber pasado por el altar “en el plano espiritual y moral, están entre los pobres y los pequeños, para los que Iglesia, sobre las huellas de su Maestro y Señor, quiere ser madre que no abandona sino que se acerca y por los que se preocupa”. Y añadió: “También estas personas son amadas por el corazón de Cristo. Tengan hacia ellos una mirada de ternura y de compasión”.

En un nuevo esfuerzo por escapar de la rigidez a la hora de entender el modelo de familia, el papa Francisco pidió a los sacerdotes que estén “cerca de aquellos cónyuges que, a causa de serios problemas en su relación, tienen necesidad de reavivar la fe y volver a descubrir la gracia del Sacramento; y en ciertos casos piden indicaciones para iniciar un proceso de nulidad”.

“Nadie mejor que ustedes – indicó– conoce y está en contacto con la realidad del tejido social en el territorio, experimentando su variada complejidad: uniones celebradas en Cristo, uniones de hecho, uniones civiles, uniones fracasadas, familias y jóvenes felices e infelices”.

Finalmente invitó a los párrocos a ser testimonio de “la gracia" del Sacramento del matrimonio y el bien primordial de la familia, que ha definido como "célula vital de la Iglesia y de la sociedad".

 


Descarga la aplicación

en google play en google play