Escúchenos en línea

Buscan «chivo expiatorio» de autoatentado en Honduras

Tegucigalpa. Por Dick & Miriam Emanuelsson/Radio La Primerísima | 4 de Junio de 2019 a las 15:14
Buscan «chivo expiatorio» de autoatentado en Honduras
Mari Cruz Portillo

La Policía de Honduras mantiene detenido a Rommel Valdemar Herrera Portillo, un maestro de 23 años, acusado presuntamente de la quema de la puerta de la embajada de Estados Unidos en Tegucigalpa.

Doña Mari Cruz Portillo, madre de Valdemar denunció que su hijo ha sido totalmente aislado, ni siquiera a ella le permiten visitarlo. Expresó que está recluido en cárcel de alta seguridad junto con "mareros", asesinos y narcotraficantes peligrosos.

Mari Cruz Portillo, rechaza las acusaciones en contra de su hijo.

La embajada se encontraba el viernes 31 de mayo totalmente abandonada por la vigilancia usual y los “encapuchados”, que comenzaron de montar llantas mientras unos fotógrafos y reporteros de la prensa internacional “casualmente” se encontraban en el “momento preciso”, para la quema de la puerta de la entrada de la embajada.

A todas luces un autoatentado para culpar a líderes de las protestas que encabezan la jornada en las calles contra la privatización de los servicios básicos.

Los medios de comunicación mediáticos tomaron fotos de un tipo de zapatos y guantes que no deja huella.

Unos 600 policías se encontraban a pocas cuadras y demoraron excesivamente para llegar al lugar, lo mismo pasó con los bomberos.

De acuerdo con algunas testigos, en los alrededores se pudo apreciar un camión de la Policía Nacional con llantas parecidas las que fueron colocadas en la entrada de la embajada.

En otra gráfica un grupo de encapuchados, alrededor diez elementos, se reunieron con policías uniformados.

Hasta el momento han sido descubiertos 30-40 infiltrados en la megamarcha de  maestros, médicos, trabajadores, estudiantes para causar hechos vandálicos. Esos grupos fueron llevados en buses militares.

El pasado 30 de mayo en la otra megamarcha, un camión volquete de repente descargó arena en la entrada del aeropuerto internacional, Toncontin. Fue una sorpresa para todos, principalmente ara los organizadores de la actividad.

Esa arena fue descargada a diez metros de donde había una gran valla de policías antimotines. Inmediatamente los infiltrados que habían aparecido de la misma forma que este martes, es decir en buses, agarraron piedras que tiraron a la valla de policías que como una señal, inmediatamente abrieron fuego con sus bombas lacrimógenas a la caminata que había sido totalmente pacífica hasta ese momento.

 Acto seguido, los infiltrados causaron grandes destrozos en negocios, entraron a robar y destruir y la prensa oficialista obtuvo sus fotos y secuencias de videos.

Hasta ahora la policía no ha identificado el dueño del camión volquete, que también apareció en los alrededores de la embajada el pasado viernes, tampoco a los vandálicos encapuchados que ahora son catalogados por los manifestantes como infiltrados por el régimen derechista de Honduras.

Asi lucen este martes las calles de Tegucigalpa

Policías trasladan llantas similares a las quemadas frente a la embajada

Estando muy cerca de la zona los agentes tardaron en llegar hasta la embajada

Entreda a la embajada de EEUU en Tegucigalpa

 

 

 


Descarga la aplicación

en google play en google play