Escúchenos en línea

Managua se tiñe de rojo y negro

Managua. Por Alain Valdes Sierra/PL | 5 de Junio de 2019 a las 18:52
Managua se tiñe de rojo y negro

Los termómetros marcan 33 grados de temperatura y Ligia Gutiérrez, una estudiante de 17 años, espera hoy bajo el sol la llegada del féretro con los restos de su compatriota Bismarck Martínez para darle el adiós definitivo.

Martínez despareció el 29 de junio de 2018, su militancia en el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) le convirtió en blanco de la oposición violenta que secuestró al país durante casi cuatro meses.

Al desconocerse su paradero, familiares y amigos asumieron la muerte con el paso del tiempo, luego la dolora confirmación mediante imágenes y videos tomados por sus captores donde se ve cómo fue torturado y vejado.

Hace poco más de una semana la Policía Nacional encontró restos humanos atribuidos al militante sandinista, y ayer, martes, fueron identificados como positivos por especialistas del Instituto de Medicina Legal.

Ligia cursa la enseñanza secundaria y no conoció a Bismarck Martínez, pero al igual que millones de nicaragüenses vivió el miedo y la inseguridad de los días en que la oposición acabó con la paz y la tranquilidad del país centroamericano.

Los tranques, recuerda, fueron herramientas de miedo, murió gente, otros fueron golpeados o humillados, algunos desaparecidos como Bismarck Martínez, este homenaje hoy que sirva para recordar lo que como país no queremos volver a vivir, expresó.

'Estoy feliz y triste a la vez porque lo encontraron, cosas así no deberían ocurrir en ningún país porque la violencia no es forma para solucionas las diferencias, por eso estoy aquí, por Bismarck, su familia, por todas las víctimas de aquellos días negros para Nicaragua', dijo la adolescente a Prensa Latina.

El féretro de Bismarck Martínez llega al Palacio Nacional, la Juventud Sandinista lo lleva en hombros, arropado por una mar de banderas azul y blanca y roja y negra, la multitud se agolpa en la puerta, todos quieren presentar sus respetos al hombre que se convirtió en símbolo de resistencia.

Sin embargo, la oposición no aborda el tema en toda su dimensión, solo hablan del hallazgo policial y el informe forense, no lo reconocen como víctima de la violencia golpista que desde los medios ayudaron a fomentar.

Todo lo contrario, acusan al sandinismo de hacer campaña política, y aseguran que las víctimas no podrán obtener justicia y reparación.

'Rendir tributo a Bismarck Martínez no es campaña, es sencillamente un acto de justicia, es también una forma de pedir paz, que es lo que queremos quienes habitamos esta Nicaragua bendita', afirmó el miembro de la dirección nacional de la Juventud Sandinista Alex Galiano.

La oposición tiene un largo historial de mentiras y manipulaciones, recuerda el joven, solo critican el accionar del sandinismo, pero no ofrecen alternativas.

'Decir que el hallazgo de los restos de Bismarck Martínez es un pretexto para hacer campaña política no es más que una cortina de humo para desviar la atención de lo que realmente pasó hace un año, que fueron los opositores quienes orquestaron y apoyaron los asesinatos y las desapariciones', recordó Galiano.

El tributo a Bismarck Martínez se extenderá hasta mañana, mientras informes aseguran que de todo el país vendrán a darle el último adiós antes de que sea sepultado en el Cementerio General de Managua.

La familia recibe cientos de abrazos solidarios, muestras de cariños y expresiones de apoyo, pero la viuda, hijos y nieto pasarán el resto de sus días preguntándose qué habría pasado si el 29 de junio de 2018 Bismarck Martínez no hubiera salido de casa.


Descarga la aplicación

en google play en google play