Escúchenos en línea

Diez años de injerencia tras golpe militar en Honduras

Tegucigalpa. Por Dick y Miriam Emanuelsson | 27 de Junio de 2019 a las 10:20
Diez años de injerencia tras golpe militar en Honduras

Este pasado 28 de junio se cumplieron 10 años del Golpe de Estado Militar, patrocinado por Estados Unidos, que derrocó al Presidente de Honduras, Manuel Zelaya Rosales.

En un reportaje elaborado por Dick y Emanuelsson, se recuerda que eran las 6 y 30 de la mañana cuando tres aviones de guerra F-5 volaron a baja altura del cielo en Tegucigalpa, la capital hondureña. En el canal latinoamericano Telesur el médico garífuno egresado de la Escuela Latinoamericana de Medicina en La Habana, Luther Harry Castillo, convocaba al pueblo a movilizarse e irse a la Casa Presidencial.

Ese lugar había sido tomada por fuerzas militares golpistas bajo el mando del general Romeo Vázquez Velásquez, que solo 2-3 días antes había asegurado a la periodista de Telesur, Madelaine García que el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas Hondureñas, obedecían a su jefe en comandante, el presidente Manuel Zelaya Rosales.

Pocos minutos después de la convocatoria de Castillo, fue cortada la comunicación del canal y todos los demás medios de comunicación. Los golpistas cortaron la luz en los 112.000 kilómetros cuadrados que tiene de extensión Honduras. El golpe de estado militar era un hecho consumado.

Gilberto Ríos o “Grillo”, como lo llaman sus compañeros cariñosamente, conversó sobre esos diez años en la entrevista de video. Dice en breves palabras, que durante esos diez años se aplicó un modelo de hambre y terror, que nació un Ejército de desempleados, empresas públicas fueron entregadas al gran capital como los recursos naturales. El territorio nacional y la soberanía se vendió al Comando Sur, Israel y de Colombia.

Como una confirmación de sus palabras y estos diez años de injerencia estadounidense en Honduras, ingresaron a ese país recientemente 300 marines de Estados Unidos que integran la Fuerza de Tarea de Propósito Especial Aeroterrestre de Infantería Marina.

Agrega que el modelo expulsa gran parte de su propia población hacia el norte. Busca desesperadamente como poder sobrevivir por la falta de trabajo y oportunidades en combinación de una militarización y violencia nunca antes vista en esa nación.

Una hora después del llamado de Luther Harry Castillo, unos 100.000 hondureños rodeaban la Casa Presidencial. Desde la madrugada el lugar estaba ocupado por tanques, soldados de infantería y helicópteros militares “Made in USA”.

El presidente Manuel Zelaya ya había sido secuestrado en su casa por un centenar de soldados de las Fuerzas Especiales del Ejército que en la madrugada que abrieron el portón con sus balas de fusiles AKA.

Mel Zelaya fue sacado en pijamas y trasladado a la base de la Fuerza Aérea en el aeropuerto de Toncontin. Ahí fue forzado de abordar un avión militar que despegó y que 15 minutos más tarde aterrizó en la base aérea más grande de Estados Unidos en América Central, Soto Cano, o Palmerola, como dicen los hondureños.

Las ventanas del avión estaban cerradas para imposibilitar la ubicación geográfica durante los 15 minutos que permanecía en la pista. Los militares hondureños intercambian palabras con los responsables del Comando Sur de Estados Unidos, los “Reyes de la Base” con la pista de aterrizaje más larga de Centroamérica. Sólo los presentes saben lo que ocurrió o lo que se habló durante esos minutos.

Poco después, el avión despegó de nuevo, pero no continuó hacia el norte, sino volvió y voló hacia el sur, hacia Costa Rica donde fue recibido por el mandatario de ese país Oscar Arias.

¿Cómo se descubrió que el avión con Zelaya aterrizó en la base gringa?

Ríos: Pues seis semanas después del golpe de Estado, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega solicitó a las autoridades aeronáuticas centroamericanas de revisar  en sus registros sobre los vuelos de esas horas el día 28 de junio de 2009. Y ahí se reveló lo que la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, quería que quedara en oscuridad y en olvido, el aterrizaje de los golpistas en Soto Cano.

Un tanque con el cañón dirigido contra los miles de hondureños desarmados.

Ahí estábamos prosiguió Ríos, a las 06.30 de la mañana junto con varios periodistas de Nicaragua, mirando al cielo de Tegucigalpa con sus tres F5, aterrorizando un pueblo humilde. Entre los nicaragüenses se encontraba Arlen Hernández de ´Tu Nueva Radio Ya´, quemado el 28 y 30 de mayo del año pasado por otros golpistas; los opositores violentos de la derecha nicaragüense.

Emmo Mahádeo, éste ciudadano de Surinam con 35 años en Honduras. Aquí se casó dos veces. Tuvo diez hijos y tenía un pequeño taller de neumáticos junto al Hospital Escuela, “El Hospital de los Pobres”.

Emmo fue el apoyo moral revolucionario que no se perdía una sola de las manifestaciones diarias contra la dictadura cívico-militar. Fue odiado por “Las Camisetas Blancas”, el grupo Pitiyankies, como tildó el presidente venezolano Hugo Chávez a la oligarquía hondureña durante su visita el 2008 en Honduras.

A Emmo lo querían ver deportado del país, a pesar de que tenía la ciudadanía hondureña y diez niños nacidos en el país. Por lo tanto, era imposible deportar Emmo. Pero no matarlo. El 7 de septiembre de 2011 fue asesinado por una persona que según un testigo fue señalado como un oficial de policía. El hombre entró en el taller de Emmo y cuando éste le dio la espalda al policía éste lo asesinó de siete balazos. Emmo fue seguido por miles al descanso final.

Emmo estaba siempre en la vanguardia de las manifestaciones del frente de resistencia contra la dictadura.  “Las Camisetas Blancas” lo odiaban. Emmo fue asesinado el 7 de septiembre de 2011.

Aterrizan 300 marines

Estos fragmentos de la memoria son de un período heroico en la historia de una nación que lucha. Honduras es la `República Bananera´ que Hillary Clinton pensó podría subordinar a través del golpe de Estado en junio de 2009. Pero hoy es un caldero hirviente de batallas.

Maestros, médicos, profesionales de la salud, universitarios y estudiantes, sindicatos, amas de casa pobres se mueven y se movilizan en todo el país en contra de la política de privatización neoliberal, dice Gilberto Ríos cuando entramos a los temas.

¿Qué comentario merece la llegada de marines de EEUU?

“Recordemos que fue justamente en esa base militar a donde se llevó al presidente Zelaya una vez que se le secuestró de su casa aquel 28 de junio del año 2009. Simboliza la participación del Ejército norteamericano y el del Estado del Departamento en toda esa política regional de controlar el avance de la izquierda en América Latina. Si ustedes recuerdan, el presidente estaba muy cerca ya de todo el proceso que había encabezado Hugo Chávez, junto al comandante Fidel Castro. Claramente era para ellos es una afrenta a su modelo de colonias que tienen en América Latina”.

En Honduras hay miles de albañiles y médicos desempleados. ¿Porqué vienen ´las Boainas Verdes´, odiados por el pueblo de Vietnam u otros pueblos por ser asesinos y autores de innumerables masacres y la punta de lanza en invasiones a naciones independientes y robar los trabajos. Aterrizaron 300 militares de ésta fuerza especial el 21 de junio 2019 en Honduras donde van a construir una escuelita y una clínica. ¿O la tarea es otra?

“Una disputa por la nación”

“Hoy, a 10 años del golpe nos damos cuenta de que hay un pueblo que ya no soporta, que ya ha identificado a su enemigo, que cada vez reacciona de manera más contundente contra esta dominación nacional e imperialista. Porque también hay que caracterizar, ya ni siquiera es el conflicto de clase aquél tradicional que estudiamos con Marx, de burguesía y proletariado. En el caso nuestro es una disputa por la nación en el sentido de aquel grupo oligárquico, una burguesía más reducida, más concentradora que obedece a los designios de los grandes capitales transnacionales, en este caso mayormente de EEUU y que dominan el país. Es de un problema de todas las clases nacionales contra esa forma de gobierno oligárquico. Cuando ya está el pueblo rompiendo alzado a nivel nacional por todo lo que ha acontecido en los últimos meses, aparece hoy el Ejército norteamericano a la par de su embajadora diciendo; aquí estamos para respaldarte y para ratificar nuestro apoyo. Y de alguna imagen entonces de un presidente reconocido, de un presidente fortalecido”.

“Tenemos que decir que ya no es la misma imagen de hace 10 años de EEUU o de hace 20 años porque es un imperio que está claramente en decadencia que ha tenido fracaso en el Medio Oriente, que ha perdido control de Asia, que no tiene la presencia que tuvo en algún momento en África, que en el propio Europa hay países que siempre fueron sus aliados y ahora son vacilantes y que en América Latina pues tiene bastiones como Nicaragua, Cuba, Venezuela y Bolivia que le han rechazado”.

“Pero también en lugares como donde se dieron golpes de Estado como en Honduras, como en Brasil o donde se perdió los gobiernos como en el caso de Argentina tienen una fuerza social extraordinaria que están manifestándose permanentemente contra estas formas de gobierno lo que dibuja pues cada vez más es imperante decadencia, al que me refiero”.

El almirante Craig Faller, jefe del Comando Sur junto con el presidente hondureño Juan Orlando Hernández en un evento sobre la seguridad en la región.

“El Trio de la Maldad”

Hace un mes nos llegó también la noticia que el estado sionista, Israel construirá una base militar en Honduras con capacidad de albergar 1100 soldados. En vez de acercar y abrir relaciones más fuertes con el Estado palestino, el gobierno de Juan Orlando Hernández ha decidido seguir la ruta del gobierno de Donald Trump y además trasladar su embajada a Jerusalén, una bofetada y provocación contra el pueblo de Palestina.

A la par de EEUU e Israel se encuentran desde el mismo día del golpe de Estado el “Rasputín de los Andes”, como lo llamó un popular cronista radial colombiano a Álvaro Uribe Vélez. Los colombianos han capacitado a todos las ramas de las FFAA y la policía hondureña, tanto en Honduras como en Bogotá. El acuerdo suscrito entre Uribe y el ex presidente Porfirio Lobo el 30 de enero de 2010, durante una visita relámpago del mandatario colombiano que solo duró tres horas en el aeropuerto internacional en Tegucigalpa, subraya la importancia de combatir el narcotráfico y el terrorismo. Pero entre más agentes de la DEA, de Pentágono y de Colombia, más droga que nunca está pasando por un corredor en ambas costas. Ya los tres países mencionados han sido bautizados por la oposición hondureña como “el Trio de la Maldad”.

“Cuando hablamos de los capitales transnacionales que controlan la región, sobre todo tenemos que caracterizar uno de los más fuertes y lo más importante y el del narcotráfico. Claramente aquí hay una triangulación entre capitales norteamericanos, capitales colombianos y también la presencia de Israel que ha manejado el negocio de las drogas en la región”, dice Ríos y continua:

“Eso se traduce en la presencia militar de las tres fuerzas porque aquí tenemos asesores del Ejército colombiano,  tenemos el DAS, Departamento Administrativo de Seguridad (la policía política secreta) tenemos al “Hombre Selva”, adiestrando también a nuestras tropas especiales de selva y operaciones nocturnas en Honduras, que son todas las lógicas Rangers de lo que creó las fuerzas contrainsurgentes de EEUU hace más de 40-50 años en América Latina para combatir todos los esfuerzos de liberación que habían en nuestro continente. En la misma lógica, pues ellos están presentes, ahora en Honduras, posicionándose militarmente y sobre todo, porque ven el avance de las fuerzas progresistas en América Latina”.

El almirante Craig Faller, jefe del Comando Sur junto con el presidente hondureño Juan Orlando Hernández y la encargada de la embajada estadounidense en Tegucigalpa, Heidi Fulton cuando arribaron los 300 marines en Palmerola el 21 de junio, 2009.

Libre ganó dos elecciones fraudulentas

“Pero también aquí en el país ya que hemos ganado dos elecciones. Ya no sólo fue el golpe de Estado y la fuerza política social más importante que ha conocido el país en los últimos 50 años. Sino fue crear también un partido, un partido de izquierda, un partido que estatutariamente se define como en las coordenadas históricas, como decía Bolívar; de la liberación del continente que ellos obviamente adversan y que ellos van a combatir hasta el final. Éste partido ganó las elecciones apenas un año de haberse creado en el 2013 y volvió a ganarlas a través de una alianza en el 2017. Cada vez representan más sectores inconformes y más sectores descontentos. Pero también conscientes de que hay que firmar una identidad nacional para lograr la independencia de Honduras”.

“El planteamiento político más avanzado”

– Hoy en día vemos que el trabajo de masas, convertido más o menos en la constitución de la Plataforma para impedir la privatización en la educación y de la salud pública está aglutinando cada día más sectores, más amplios de la sociedad hondureña que ya no aguanta más del modelo económico. ¿Ya está sustituido el Frente Nacional de la Resistencia Popular?

“Lo que nosotros tuvimos con el Frente Nacional de la Resistencia Popular fue algo bastante pedagógico, desde el punto de vista político y social. Mostramos a la población que la movilización social es fundamental para plantear una agenda nacional y para lograr conquistas. Pero no solo fue el Frente en ese momento, o el lanzamiento electoral que se dio el 2013 con el partido Libertad y Refundación, sino que dos años después del fraude del 2013 surgió una fuerza política de estudiantes en la universidad (UNAH) que logramos ver 30.000 estudiantes en la calle, tomando sus propios centros de estudio, demandando democracia al interno de la universidad.

–¿Como en Chile y Colombia?

“Como Chile y Colombia, el que tiene ese antecedente reciente donde se pelean exactamente por lo mismo, por democracia, por calidad educativa y por gratuidad, algo que estamos perdiendo en América Latina. Luego tuvimos la movilización de los Indignados que estaba impregnado de todas esas formas de lucha y que demostró, a través de enormes movilizaciones a nivel nacional y en muchas ciudades de manera simultánea, también con comunidades de hondureños del extranjero el rechazo a la corrupción, a la impunidad de los sectores de gobierno que son básicamente la clase dominante de Honduras. Posteriormente las nuevas elecciones de 2017 y ahora la Plataforma en Defensa de la Salud y la Educación Pública que ha concitado toda una fuerza nacional, que en lugar de estar pidiendo que se respete la gratuidad o lo público de la salud y de la educación en realidad lo que está pidiendo es un cambio de régimen, un cambio del sistema y que se vaya al presidente Juan Orlando.

Es decir; de la lucha gremial puramente, hemos saltado el planteamiento político más avanzado”.

Gilberto Ríos, ex presidente Manuel Zelaya y Bertha Oliva, coordinadora de Cofadeh, Comité de Familiares de Detenidos-Desaparecidos en Honduras en un acto.

Los Comandos Cobras y Tigres en huelga

En los días más recientes, sobre todo de partir del día miércoles 19 de junio, ya comenzó en serio los bloqueos y la toma de carreteras en Honduras. Los policías, sobre todo las Fuerzas Especiales como lo del Comando Cobras y del Comando Tigres se declararon en huelga de “fusiles caídos”. A principio no fue recibido ni con simpatía ni de solidaridad. El pueblo recordó lo que pasó durante las grandes movilizaciones en contra el fraude electoral en noviembre de 2017 y de haber expresado el pueblo su solidaridad con los policías en huelga de hambre, éstos volvieron a reprimir al pueblo después de haber hecho su arreglo, que el gobierno irónicamente no cumplió. Esta vez los policías nuevamente aprovecharon las circunstancias de presión popular para exigir sus reclamos.

Los muchachos que solo tenían 6-7 años cuando fue ejecutado el golpe de Estado en 2009 ya son adultos, pero negados sus derechos humanos como la misma vida o trabajo. Es esa juventud que hoy se enfrenta a los uniformados en Honduras, reclamando sus derechos. Pero también una gran parte de la juventud que se ha resignado de tratar de conseguir un trabajo en un país donde 4 de 5 hondureños económicamente activa se encuentra en el sector informal, pues se van en una masa de caravanas nunca antes vista hacia el Norte.

“Los Hijos del Golpe de Estado”

“No es un país de oportunidades. No es una sociedad de oportunidades. Las generaciones que han venido después del golpe lo han sufrido. Es curioso que mencionas el tema generacional, justamente ahora que hablábamos del movimiento estudiantil. Porque esos estudiantes que se rebelaron y salieron masivamente a defender la educación gratuita el 2015 y el 2016 decían, que ellos eran Hijos del Golpe de Estado. Es decir, que ¡el golpe de estado, decían, me arrebató mi niñez! Era todo ese periodo de fuerte represiones. Es también de ese grupo que entró a la policía nacional es el mismo que está reprimiendo. Pero en el caso muy particular de la policía especializada del grupo Tigres, recordemos es un cuerpo armado, es un cuerpo con presencia nacional y es un cuerpo con inteligencia. Es decir; hace análisis de datos y en sus sumas y restas de lo que pasa en el país es insostenible la crisis social. A  ellos les toca ir a reprimir a la calle y a enfrentar a estos sectores. Por lo tanto, están conscientes de que es una situación en la que ellos tienen que rebelarse, replegarse, dar un paso atrás y dar otro mensaje a la población”.

Uno de los varios helicópteros militares listos para disparar con su KSP, ametralladoras Punto 60 circularon sobre las decenas de miles hondureños que rodeaban el palacio presidencial los días 28-29 de junio de 2009. FOTO: DICK EMANUELSSON.

“En ese sentido nosotros hemos señalado, muchas veces, que nos enojamos mucho con la fuerza que nos reprimen. Pero a como dicen los orientales, es que la culpa del asesinato nunca es del puñal. El otro día hablando con un abogado, un día que nos gasearon tanto y vinimos así muy molestos por cómo nos habían reprimido y él decía; `todos esos los queremos ver suspendidos y despedidos una vez que nosotros tomemos el poder´. Le decía yo; `que no, que los vamos a necesitar pero para reprimir a la burguesía´! Se emocionó bastante y me dijo; `tienes razón´. Porque solo son un instrumento de quien está en el poder. Cuando el pueblo esté en el poder, va a tener que reprimir, pero esta vez aquellos que se hacen contra su conquista”.

“Sí, es una generación muy golpeada, si es un país que evidentemente está entrando en una crisis insostenible y están en manifestaciones poco comunes, un cuerpo policial que se vaya a huelga nos dan a nosotros la muestra que cada vez está más cerca ese rompimiento, cumpliendo este ciclo de más de los 10 años que no deja de ser interesante que esta completamente agotado, tanto el modelo nacional, así como está agotado también ese modelo de dominio norteamericano. Que cada vez ha sido más evidente gracias al esfuerzo de medios de comunicación alternativa de las redes sociales. Pero también la participación del pueblo en ella en que nosotros hemos podido ir dando al traste con esa ideología dominante y con esas formas de pensamiento”.

Personas acudieron el 28 de junio de 2009 a la Casa Presidencial de toda Honduras.

¡Los empresarios se rebelan!

¿Será que el actual régimen ha entrado en un callejón sin salida, lleno de contradicciones porque el sistema de ellos ya no da más? Es interesante escuchar la declaración por parte de los representantes de los empresarios como Eduardo Facussé, uno de los máximos líderes empresariales de Cohep (organización empresarial en Honduras) que dice que la derecha política y los empresarios le dieron el respaldo al golpe de Estado hace diez años y cometieron un grave error porque “el régimen es ilegal e ilegítimo”.

“Ese agotamiento no sólo lo vemos en Honduras. De hecho lo vemos hace diez años en la crisis financiera del 2008, que era una crisis inmobiliaria fue lo que creó esa necesidad de que los norteamericanos cambiaron radicalmente su estrategia en el mundo. Se fueron a invadir a Libia, se fueron a derrocar gobiernos democráticamente electos en América Latina. Como dicen los argentinos; lo que han ido haciendo es corriendo la ruda. Pero en realidad, el problema estructural se mantiene y ahora está más agudizado, no sólo en Honduras”.

“El problema estructural norteamericano, de lo que representa su moneda, por ejemplo. De lo que financieramente ellos están parados en este momento es sumamente frágil, sumamente débil. Lo único que le queda es la fuerza. Y por eso tienen que venir a una base militar a respaldar al presidente para dar un mensaje completo. Es decir; aquí estamos nosotros con los militares respaldando a este país”

El empresario se ha vuelto ¡ñangara (comunista)!

“Ese modelo de desarrollo, que no es un modelo desarrollo más bien, un modelo de dominación y de subdesarrollo al que nosotros estamos sometidos, sólo se ha podido mantener, como decía al principio relegando los intereses de las clases nacionales. Dentro de esas clases nacionales, por eso destaco aunque parezca contradictorio el papel de la burguesía nacional. Esta burguesía nacional, que no tiene proyecto está completamente avasallada frente a esos grupos oligárquicos, básicamente financieros, que son los banqueros de Honduras, que están vinculados también al narcotráfico. Por eso también su relación con EEUU y con el Comando Sur que es el principal narcotraficante en la región, que tienen relegado a toda la producción nacional”.

“El golpe a la economía, no sólo en el trabajador o al que está en el sector informal que la mayoría de la población, sino también al que hace inversiones o al que tiene empresas que simplemente no las puede sostener. De aquellos que fueron los comerciantes históricos, los industriales históricos del país ahora están en una posición casi revolucionaria a tal grado que es Eduardo Facussé, del que hablas, tuiteó diciendo que el de ahora en adelante es ñangara (comunista en Honduras) que es un término que utilizamos los que nos señala la derecha aquí de manera despectiva, porque poco a poco nos hemos ido apropiando. Y así nos decimos la izquierda en Honduras. Entonces él dice sí, yo acepto ser ñangara y voy a hacerlo hasta el final de mi vida hasta que hasta que se acabe una justicia en el país. Lo tuiteó públicamente y la gente más ultraderecha del país se pasa a las filas de la izquierda porque quieren un proyecto de desarrollo auténtico nacional”.

El colega y amigo periodista  Félix Molina, responsable durante tres años del programa radial “Resistencia” en Radio Globo. Fue emboscado en un intento de asesinato el 2 de mayo de 2016. Era amenazado de forma permanente desde el golpe de Estado y después del atentado se vio obligado, así como de docenas de periodistas hondureños, de irse al exilio.

“La crisis financiera va a estallar”

La entrega y privatizaciones de empresas públicas en Honduras han tenido como efecto no solo miles de trabajadores sin futuro y en las calles, sino también un aumento dramático del costo de la vida. La factura de la energía eléctrica para un hogar ha aumentado diez veces en muchos casos después de las medidas privatizadoras en donde una empresa colombiana ya controla prácticamente la producción y distribución de la energía.

El líder de la izquierda hondureña considera como una de las graves tragedias nacionales que más del 80 por ciento de la matriz energética de Honduras está privatizada. La política neoliberal ha traído una deuda para la empresa nacional de energía ENEE a 65 mil millones de lempiras, o más de 2 mil 400 millones de dólares, “lo que representa prácticamente otra deuda externa, pues no sólo el tema de la deuda interna”.

“La deuda externa del país en estos 10 años creció tres veces. Teníamos cerca de cuatro mil millones de dólares en deudas (en la fecha del golpe de estado). Hoy tenemos cerca de 16 mil millones de dólares. Eso está comprometiendo cerca del 50 por ciento del presupuesto general del estado de pago de servicio de deuda. No hay posibilidad, en realidad, de que esta coyuntura que estamos atravesando ahorita mismo se resuelva con una negociación o con un acuerdo. Estructuralmente el sistema rompió y en pocos meses va a haber un default en el que no se va a poder pagar a los empleados públicos. El gobierno no va a tener dinero con liquidez y aunque le presten los famosos 311 millones de dólares del Fondo Monetario Internacional, con el que pretendían despedir a los maestros y a los médicos, aunque le tenga ese dinero simplemente no van a poder atender la crisis que está enfrentando el país. Entonces la crisis financiera y económica nacional va a estallar. Eso es algo que tenemos prácticamente a la vuelta de la esquina. Lo bueno es que el pueblo está consciente de eso. Lo sabe y por eso está luchando él mismo en las calles”.

Donald Trump tilda países como Haití, Honduras u otros como "países de Mie-a" y los inmigrantes como ladrones, violadores u otras groserías.

El ex embajador de EEUU 1981-1984, John Dimitri Negroponte. Durante la década de los 80´ Honduras fue militarizado y 200 líderes populares fueron “desaparecidos”, asesinados por el escuadrón de la muerte, Batallón 3-16, armado y capacitado en una base de aviación en el sur de Carolina del Sur, EEUU en 1981.

Los embajadores USA en Nicaragua y Honduras

Los enemigos políticos llaman al “Grillo” el Capo Político en la colonia Kennedy, donde reside el dirigente del Partido Libre. La Kennedy es una la más populosa y combativa colonias en Tegucigalpa.

La guerra psicológica contra Libre durante estos diez años ha sido tremenda y hasta irrisoria. Las acusaciones de recibir dinero de la ex guerrilla de las FARC-EP, Cuba, Venezuela, Nicaragua y hasta Hezbolá en Lebanon ha sido un constante, por lo menos en los medios oficialistas.

El año pasado los mismos medios hablaban y daban todo su respaldo a la oposición derechista de Nicaragua autollamada “auto convocada y pacífica”. En el caso de la oposición hondureña, los mismos medios ahora hablan con dramaturgia que la oposición hondureña comete ¡“violentas protestas”!

Mientras el embajador estadounidense en Managua recibe los asesinos de El Morrito, donde asesinaron el 12 de julio 2018 a un profesor de primaria y cuatro policías, en Tegucigalpa la misma embajada y el Comando Sur respaldan públicamente al presidente Juan Orlando Hernández que dice que se debería dar medallas al comando del ejército llamado Fusina. ¿El motivo?  Por haber violentado la autonomía de la Universidad Autónoma de Honduras, (UNAH) el 24 de junio de 2019 e hirió a cuatro estudiantes con fusiles de guerra. El 20 de junio fue asesinado por el mismo ejército un menor de edad, Ebil Noel Correa, de 17 años y la embajada estadounidense en Tegucigalpa hace un llamado a la oposición de usar métodos pacíficos en sus protestas.

El embajador de EEUU en Nicaragua, Kevin Sullivan, recibe los asesinos de cinco personas en el Morrito, Medardo Mairena y Pedro Mena que son los autores intelectuales de 200 delincuentes armados que atacaron la alcaldía de Morrito y su estación de policía el 12 de julio de 2018 donde asesinaron a cuatro policías y un profesor de primaria. Nueve policías fueron secuestrados y torturados por los visitantes del embajador Sullivan. Estela de Carmen fue hermana del policía Faustino Téllez, asesinado, ahogado en su propia sangre. Los asesinos fueron amnistiados en un acuerdo entre el gobierno sandinista y la oposición e inmediatamente fueron invitados a la embajada de EEUU.

La guerra psicológica y los gemelos Honduras-Nicaragua

John Bolton, el asesor en temas de seguridad del presidente Donald Trump califica a Nicaragua, Cuba y Venezuela como “la Troika de la Tiranía” y su jefe impone sanciones tratando en una u otra forma estrangular a estos tres países económicamente.

Honduras y Nicaragua son prácticamente dos gemelos en población y territorio. El gobierno Sandinista ha construido 16 hospitales desde el año 2007. El próximo hospital que se va a construir en León va a ser el más grande del país y tiene una inversión de casi 150 millones de dólares. En Honduras ¿cuantos hospitales se ha construido desde el golpe de Estado? preguntamos a Ríos:

¡“Ninguno! No sólo no ha construido hospitales sino en un informe que se creó por la Asociación de una Sociedad Más Justa, que dirige el Sr. Omar Rivera, uno de los que trabaja de lado al gobierno de facto, se informó que el año pasado no se habían ejecutado 500 millones de lempiras en el presupuesto nacional de salud. O sea, cerca de 23 millones de dólares se habían dejado de ejecutar con hospitales que no están abastecidos, que le faltan médicos, que no tienen camillas, que no tienen condiciones para atender a la población. Hay más de 12 mil médicos desempleados a nivel nacional. Esto lo que revela es que hay toda una voluntad consciente de disminuir la oferta pública de salud para aumentar la oferta privada. Incluso ya se hablaba aquí de que habían consorcios, justamente colombianos, de clínicas privadas que se iban a diseminar por el territorio nacional cuando se redujera este presupuesto de salud por estas peticiones del Fondo Monetario Internacional.

“Vemos que el interés privado está peleando contra lo público de una manera cercana directa y violenta. Porque, además dejar sin salud a la población es matar gente. Es una violencia estructural, se aumenta tremendamente en estas condiciones que nos imponen los EEUU, que nos impone el modelo a la población. Lo bueno es que ahora reaccionó la población”.

“Liberarse a los atavíos ideológicos”

–¿Cuál es la perspectiva, sobre todo para la corriente de izquierda dentro del Partido Libertad y Refundación para que el pueblo pueda canalizar esa rabia, desesperación y ganas de pelear contra un gobierno que la gente llama un gobierno de política de hambre y terror?

“Yo he señalado muy críticamente cierto arrastre de tradiciones políticas que venían de las viejas experiencias. En general el partido ha dado una batalla extraordinaria. El pueblo y sus liderazgos a nivel nacional se han sumado ya han demostrado su capacidad organizativa”.

– ¡Tanta gente muerta!

“El sacrificio, tenemos centenares de muertos ya en el país por haber emprendido esa lucha. Me parece que sí, tenemos que sentarnos a reflexionar autocríticamente de manera muy severa y decir en qué hemos fallado. Porque todas esas tradiciones políticas no nos están ayudando. Es decir; las viejas herramientas no van a servir para construir los nuevos caminos. Hay que diseñar nuevos métodos de trabajo, hay que integrar más a la población, hay que liberarse a los atavíos ideológicos”.

“Lo digo desde la izquierda, que tiene sus formas tradicionales de trabajar y sus errores. Por ejemplo la izquierda hondureña ha sido muy sectaria. Se plantea pocos procesos de masas. En ese sentido los liberales son mucho más abiertos. Pero arrastran la vieja tradición política del clientelismo, de del caudillismo y de lo liderazgo. Así que tienen que ver más bien con dinero que con capacidades y eso también hay que combatirlo”.

“También tenemos un fuerte sector que viene del movimiento popular que tiene también el tema de `las argollas´, de la falta de democracia interna que no nos conviene. Pero son ellos los que nos aportan toda esa capacidad de lucha de toma de calles, de hacer agitación y propaganda con un papel, con una manta. . . Si nosotros lo hacemos conjugar bien todas las diferentes fuerzas internas que tenemos en el partido, no me parece, que a pesar de que han pasado diez años, no lo hemos hecho de la mejor manera. Creo que podemos seguir adelante. Además, porque siento esto y vuelvo al tema, que la coyuntura internacional está a nuestro favor”.

“Decía hace tres años Alfredo Jalife, que es un politólogo mexicano que `yo no lo estoy invitando a hacer guerrillas, pero estoy seguro que los norteamericanos no van a volver a ganar una guerra´. Nos está diciendo, pues, que hay una brecha que se abre en cuanto a la radicalidad de nuestra lucha y en cuanto a las demandas que podemos tener. Y eso más allá de que venga el análisis. Yo creo que el pueblo lo demuestra cuando sale a las calles. Ya no cree en la propuesta norteamericana, ya no cree en los partidos tradicionales. Hace crítica del Partido Libertad y Refundación del cual muchos de ellos son miembros y dicen; queremos más. Entonces hay un sentimiento que nos va a ayudar nosotros como combustible, como energía, para que al interno del partido esto se pueda mejorar y se pueda cambiar.

El coordinador del Frente Nacional de la Resistencia hondureña, Juan Barahona saluda a la asamblea del FNRP, tomando la decisión de crear un brazo político que sería el Partido Libre.

El coordinador del partido Libertad y Refundación, Manuel Zelaya Rosales saluda la asamblea de dos mil delegados de todo el país.

El pueblo tenía el poder en sus manos

** El miércoles pasado (19 de junio, 2019), cuando la Policía se encontraba encuartelada y el Ejército todavía no había salido con la orden de reprimir, todo el país estaba tomado por el pueblo de Honduras, el pueblo tenía el poder en sus manos durante cinco o seis horas. . . .

“Sin el ánimo de ser excesivamente doctrinario, es que recordemos también en la Revolución Rusa ¡cuánto costó acumular de forma direccionada toda esa fuerza social y popular que había! Al grado que en su momento Lenin, y lo recordábamos en la mañana por el incidente de los soldados de los policías, como en sus discursos Lenin siempre habla de tres sectores en aquel momento; campesinos, obreros y soldados y también hay un componente de estudiantes, que formó parte”.

El 30 de mayo de 2019, decenas de miles de maestros y médicos y el pueblo en general en las calles, haciendo un solo frente en contra el modelo neoliberal.

 “Aquí tenemos obreros, estudiantes y campesinos de nuestro lado y ahora tenemos policías, ese sector descontento, posiblemente también esté dentro del Ejército. Porque ya el fenómeno descontento ya no sólo es de una vanguardia política o un sector. Es de la población en general. Lo que hay que hacer es un discurso más inteligente, más abarcador, que hable de sus intereses”.

El militar o el policía no es el enemigo

“A nosotros se nos han acercado militares en toda esta crisis y nos han dicho; ¡`díganos, que si ustedes toman el poder ¿van a respetar nuestra carrera militar´? Pero ¡por supuesto! Porque a ellos le han metido en la cabeza que nosotros en Libre somos todo un grupo de comunistas, que cuando llegue al poder, van a pasar por el paredón a todos y los vamos a matar. ¡Nada que ver! Pues más bien, queremos integrar a todos los sectores”.

“Yo creo que también es una de las grandes lecciones de Chávez, que en su momento nos dijo; `no hay que tratar al Ejército como algo que no es parte del pueblo. Al contrario, hay que tratarlo como algo que es parte del pueblo´.”

“Y Chávez nos dijo también, que había quedado corto en la vida de hacer un estudio de todos los militares progresistas que hubo en la historia de América Latina. Y si te vas paso a paso, viendo esa historia, te das cuenta que una gran cantidad, incluso el período reformista más importante del país se dio en manos de militares en la década de los 70´. Si ves Juan Domingo Perón venía del ejército (argentino). Si ves el Plan Inca que fue encabezado por militares en Perú con el general Juan Velásquez Alvarado, por supuesto el comandante Chávez, Omar Torrijos (de Panamá), Jacobo Arbenz (de Guatemala). Si vos ves en realidad, lo que hemos tenido en la izquierda también es un prejuicio, también está validado por el actuar de las dictaduras militares de derecha. Pero en realidad muchas veces los militares también ha jugado un importante papel”.

“Entonces nosotros tenemos que saber dirigir un discurso a esos sectores que son realmente actores de este proceso para que se sumen a una propuesta de transformación radical de la sociedad. Que entiendan que no es ese radicalismo así como medio irracional que se plantea en las películas norteamericanas a la izquierda, a los comunistas, a la fuerza progresista si no, es un radicalismo de llegar a las razones del problema y cambiarlas de una vez”, concluye Gilberto Ríos.

“Una mañana de gorilas y de terror"

En la canción “Una mañana de gorilas y de terror”, una mañana con los gorilas y el terror, resumió los sentimientos de los primeros días y semanas después del golpe militar, cuando los gorilas militares por la fuerza trataron de obligar a la gente a la sumisión a la política rótulo de servicio estrella.

“Unidos lograremos”

Pero aún más sustancia que hay en la maravillosa canción que se convirtió en el himno del propio Frente de Resistencia; “UNIDOS LOGRAREMOS” unidos vamos a sobrevivir a esto, escrito por Mario Nuila y Carlos Chévez y realizado por Federico Ramírez. En él se resumen todas las emociones de este día mártir forrado nación centroamericana para trazar el camino a una próspera Honduras democráticos.


Descarga la aplicación

en google play en google play