Escúchenos en línea

Repliegue a Masaya, historia y compromiso de todo un pueblo

Managua. Prensa Latina. | 6 de Julio de 2019 a las 14:57
Repliegue a Masaya, historia y compromiso de todo un pueblo
Se apellida Abarca, tiene 71 años, y desde la madrugada salió de casa para, como cada año, participar en la conmemoración del Repliegue Táctico a Masaya, acción decisiva para el Triunfo de la Revolución Sandinista en 1979.
 
A pesar de su edad, Abarca espera de pie desde bien temprano en la Plaza de las Victorias a que pase el comandante Daniel Ortega rumbo a la ciudad de Masaya, donde junto a miles de compatriotas rememoran los 40 años de la histórica iniciativa militar.

Abarca fue combatiente de aquella gesta, de los tantos que combatió en los barrios orientales de Managua y en un principio no entendió la orden de replegarse, sin embargo los resultados de las acciones y el paso del tiempo le demostraron la sabiduría del Estado Mayor del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) al tomar aquella decisión.

La falta de municiones y la cantidad de heridos eran dos de los factores principales que atentaban contra nosotros, recuerda el veterano guerrillero, y asegura que al cerrar los ojos puede escuchar los disparos y las ráfagas de ametralladoras de las avionetas de la Guardia Nacional.

'El repliegue fue una acción necesaria, permitió al FSLN concentrar fuerzas, reabastecer de parque a la tropa, y tomar otras localidades importantes mientras se alistaba el asalto final a Managua, la capital', apuntó.

Hoy se celebran los 40 años de aquella acción, y aunque Nicaragua es un país muy diferente, el pueblo celebra sus victorias como entonces, ni importa edad o sexo, todos muestra su apoyo al proceso sandinista que lleva adelante la voluntad de reconciliación a poco más de un año de un intento de golpe de estado.

'El país poco a poco vuelve a la normalidad, y para aquellos que piensan el sandinismo está opacado y fragmentado, aquí está un demostración de su fuerza, miles de ciudadanos acompañando a su presidente, a su comandante', comentó Abarca, ya en medio de la algarabía por la cercanía de la caravana encabezada por Ortega.

Las consignas se multiplicaron, aumentó la cantidad de banderas nacional y del FSLN al aire, y cientos de voces al unísono exclamaban "¡Viva Daniel!", "¡Viva Daniel!".

Son pasadas las 11:00, casi mediodía, y el legendario comandante sandinista pasa saludando a quienes creen en él, con un gesto de la mano los invita a seguirlo, hacia Masaya, donde miles de todo el país se reunirán para recordar la historia, a los héroes y caídos.

También para demostrar que el proceso sigue, y que ellos, los nicaragüenses, son los únicos dueños de los destinos del país, de sus sueños de desarrollo, paz y prosperidad, como lo soñara Augusto C. Sandino décadas atrás.

La caravana pasa, y una columna de vehículos infinita a la vista poco a poco se moviliza, y Abarca, a sus 71 años, busca su espacio, sube a un bus y parte rumbo a Masaya.

'No se preocupe periodista, mi esposa sabe que llegaré tarde, así ha sido en cada aniversario del repliegue', me dijo mientras se alejaba despidiéndose con un movimiento de su gorra en mano.

Descarga la aplicación

en google play en google play