Escúchenos en línea

Identifican a nicaragüense asesinado por hondureño en Málaga

Málaga. Agencias. | 27 de Julio de 2019 a las 17:13
Identifican a nicaragüense asesinado por hondureño en Málaga

Las autoridades policiales de Malaga, España, identificaron como Hansel Javier Amador Salazar, de 28 años, al nicaragüense asesinado la madrugada del viernes por un sujeto hondureño que entró a robar en la casa donde cuidaba a un señor discapacitado. 

El joven originario de San Lorenzo, municipio de Boaco, se había ido a trabajar a España con la esperanza de reunir dinero para la casarse con su novia, quien se quedó en Nicaragua.

La tragedia ha causado estupor entre sus amigos y habitantes del barrio El Zapote, en San Lorenzo. Muchos han expresado su pesar en las redes sociales.

“Era una persona excepcional, un verdadero católico cristiano que demostraba su amor al prójimo y un ejemplar miembro de la Juventud Sandinista”, expresó uno de sus vecinos a través de Facebook.

Hansel Javier Amador Salazar era simpatizante del Frente Sandinista de Liberación Nacional.

Los hechos

El crimen ocurrió la madrugada del viernes, sobre las 03.40 horas, en calle Carpio, de Málaga capital, donde agentes de una dotación de la Policía Local que patrullaban por la zona fueron requeridos por varias personas, siendo informados de que en uno de los bloques había un hombre armado con el rostro cubierto por un pasamontañas y gafas de sol, mientras otro pedía auxilio a través de la ventana de un piso de la tercera planta.

Al parecer, según manifestaron, fueron los propios requirentes los que habrían impedido al individuo encapuchado salir del portal, encontrándose el mismo aún dentro del edificio, según han informado desde la Policía Local a través de un comunicado.

Tras ello, los policías locales avisaron a través de su radiotransmisor para informar de los graves hechos. Inmediatamente se personaron en el lugar otras dotaciones de la Policía Local de Málaga y de Policía Nacional.

Los agentes localizaron al presunto autor, cuyas ropas estaban manchadas de sangre, en la segunda planta del bloque, indicándole que se tirase al suelo y procediendo, una vez que lo hizo, a engrilletarlo. Una vez el individuo se encontraba asegurado y custodiado, dos policías locales subieron a la tercera planta, encontrándose en el rellano a la víctima, un varón que estaba tendido en el suelo y había perdido gran cantidad de sangre, observando los agentes que presentaba varias puñaladas, concretamente en el hombro, pecho y abdomen, por lo que solicitaron de urgencia una ambulancia.

Los agentes se percataron de que en la planta había una vivienda cuya puerta se encontraba abierta, por lo que uno de ellos procedió a entrar y coger ropas con las que taponar las heridas hasta la llegada de los servicios médicos.

Dentro del inmueble, en su cama, se encontraba el propietario -un varón con minusvalía- que, aunque no había visto nada, sí que escuchó gritos provenientes del salón, lugar donde dormía la víctima y en el que presuntamente se produjo la agresión.

Instantes después se personó en el lugar una ambulancia del 061, cuyos servicios médicos prosiguieron con la atención del herido, no pudiendo hacer nada para evitar su fallecimiento.

Los agentes hasta allí desplazados llevaron a cabo una inspección del edificio, localizando el cuchillo ensangrentado con el que presuntamente se llevó a cabo el apuñalamiento, el cual fue custodiado hasta la llegada de Policía Científica de Policía Nacional, cuerpo que se ha hecho cargo de la posterior investigación. Ante los hechos, el individuo fue detenido y trasladado a dependencias policiales.


Descarga la aplicación

en google play en google play