Escúchenos en línea

Acusan a exdiputado y pastor evangélico por narcotráfico

Managua. Jerson Dumas. Radio La Primerísima | 14 de Octubre de 2019 a las 15:20
Acusan a exdiputado y pastor evangélico por narcotráfico

El Ministerio Público, en una ampliación de acusación realizada este lunes en los juzgados de Managua, señaló como jefe de una banda criminal a Francisco Javier Sarria García, misma que descuartizaron a Máximo Ríos Orozco de 47 años en una finca de Villa el Carmen.

De acuerdo a las investigaciones, el acusado Francisco Sariás, organizó la banda delincuencial integrada por Victorino Mondragón Ríos, Marcos Manuel Amaya Narváez y Carlos Enrique Cortez Guevara, los guatemaltecos Silas René Galindo Recinos, Lucas Medrano Ramírez, y el colombiano Everth de Ríos Ospina.

Dicha banda delincuencial se dedicaba al trasiego de droga, ingresándola desde Costa Rica, pasándola por el territorio nacional hasta llevarla a Honduras.

El segundo al mando Victorino Ríos, se encargaba de organizar y el traslado de la droga en lanchas hasta Honduras.

Desaparición de droga

Según la información, la banda se disponía a trasladar 252 kilos de cocaína, la cual provenía de Costa Rica, hasta un punto ciego ubicado en Mechapa, en el municipio del Viejo en el departamento de Chinandega.

La victima Máximo Orozco, junto a otro sujeto eran los encargados de asegurar la llegada de la droga, para luego ser trasladada hasta Honduras. 

Por dicha acción recibirían un pago de 60 mil dólares, sin embargo el acusado Máximo Orozco, nunca realizó la entrega.

Ante la desaparición de la droga el día 24 de septiembre, los integrantes de la organización criminal llegaron hasta la finca antes mencionada propiedad de Victorino Mondragón, luego los señalados comenzaron a golpear a la víctima, amararlo con un mecate e interrogarlo.

Ante la negativa de la víctima procedieron a torturarlo dándole un machetazo en la pierna, le cortaron la oreja derecha, lo decapitaron y amputaron los pies y manos.

Después del crimen, metieron en un saco los pies, manos y la cabeza de la víctima, y lo trasladaron al kilómetro 23 carretera vieja a León, donde enterraron las extremidades y un kilómetro más adelante dejaron tirado el resto del cuerpo.

La Fiscalía los acusó por el delito de crimen organizado y asesinato agravado en perjuicio de Máximo Ríos Orozco, y el Estado Nicaragüense.

El juez Henry Morales, admitió la ampliación de la acusación y programó la audiencia inicial para este 16 de octubre, donde se espera que sea llevado el acusado Francisco Sarria, ya que solo hicieron presencia los abogados defensores.


Descarga la aplicación

en google play en google play