Escúchenos en línea

Advierten a sectores que insisten en provocar caos

Managua. Radio La Primerísima | 22 de Noviembre de 2019 a las 16:31
Advierten a sectores que insisten en provocar caos

La Vicepresidenta Rosario Murillo expresó este viernes que Nicaragua tiene un buen futuro, seguro y próspero, con derecho al bienestar y la vida digna, con fe y esperanza. Insistió en que “el amor todo lo puede y todo lo vence”, advirtiendo a algunos sectores que no insistan en imponer a sangre y fuego rupturas que no son aceptadas golpeando la mesa.

“Cuan obtuso, cuan ciego puede ser el ser humano cuando las ambiciones llenan el corazón y le hacen perder no solo la razón o la perspectiva o la capacidad de ver y entender”, dijo para resaltar que “no es golpeando la mesa o rompiendo corazones de las mayorías que van a lograr domesticarnos o someternos, mucho menos a designios imperiales”, en tanto que los nicaragüenses se reúnen en mesas humildes y oran a Dios pidiéndole que no permita a unos cuantos jugar con la paz… “Tenemos confianza absoluta, invicta confianza en todas sus bendiciones, milagros y prodigios que a diario Dios derrama sobre Nicaragua”, comentó.

La dirigente añadió que las calles, plazas, avenidas, comunidades, comarcas se llenan de nicaragüenses agradecidos con Dios y que vive nuevos tiempos de amor y victoria.

Señaló que creemos “en un Dios que es justo, infinito, misericordioso, padre que nos enseña a conocer y practicar el amor y a caminar con esperanza” y valorando desde esos aprendizajes sus bondades infinitas y bendiciones sobre Nicaragua “que es patria de todos, de bien, de buena fe, para todos”.

Todos los nicaragüenses somos iguales

La dirigente resaltó que en Nicaragua no existen ciudadanos de primera, segunda o tercera clase y “no somos personas que merezcan ser insultadas, agraviadas, difamadas”.

“El pueblo de Nicaragua no merece el trato que a veces nos dan o nos quieren dar, unos y otros, de esas minorías que creen tener el poder para insultar, agraviar y alterar el derecho de todos a trabajar con honradez, a aprender y prosperar”, señaló-

Para la vicepresidenta Rosario Murillo, no debe proferir abominaciones contra los pueblos porque todos somos pueblo de Dios “y Dios no permite, ni debe perdonar que se agredan corazones dificultando la comprensión de situaciones que nos parten el alma creyente, porque son situaciones impropias de personas que dicen tener autoridad, “pero la autoridad espiritual no permite, ni admite aventuras terrenales que están reñidas con la vida decente”, agregando que la gente de Nicaragua es buena, decente, prudente”.

Dijo que el pueblo “respeta pero ve, oye respeta, pero esas aventuras terrenales de ciertos personajes que se consideran por encima de todo, que agreden, insultan, ofenden, es difícil entender que actúen así, con lo que creen es autoridad sagrada, esas aventuras terrenales se conocen” y que en todo el mundo se ve cuanta autoridad “han perdido, personajes desde que antes de lo que consideran es autoridad espiritual han agraviado e insultado la honra y la dignidad de tantos”.

Cuestionó a los “torpes, ignorantes” que no tienen ojos en el corazón y no tienen amor al prójimo.

 “Pero a palabras necias, sucias, nada cristianas, oídos sordos”, dijo la vicepresidenta Rosario Murillo, preguntando como entender que “personas que hace algún tiempo siguiendo la peor moral pedían quemar vivos a otros ciudadanos o lanzarlos a escusados, como entender que profieran esas abominables expresiones sobre seres humanos que son esposos, papás, miembros de buenos vecindarios, buenas comunidades, y que hoy desde las mismas aceras vuelvan a insultar al ser humano, al prójimo, con vulgaridad, con palabras alevosas, repitiendo escenarios que han hecho enorme daño a fieles, feligreses y creyentes de toda condición”, dijo Murillo.

Aseguró que en Nicaragua todos tenemos iguales derechos y deberes con conciencia de ciudadanía como gente de bien… “No hay encumbrados o encopetados, todos somos gente de bien, porque no son los apellidos o las pretendidas alcurnias de aquellos que nunca han estado del lado de los pobres, o de sus sufrimiento o de las carencias o del hambre o de la falta de salud, no son los apellidos o las pretendidas alcurnias de quienes nunca han trabajado para romper los ciclos de dominación y pobreza los que pueden imponerse en Nicaragua”, dijo para añadir que “al contrario esas pretendidas alcurnias siempre han promovido dominio, saqueo, corrupción, pobreza extrema, analfabetismo”…

Manifestó que “esos, ellos, han promovido dominación, saqueo, corrupción, pobreza extrema en Nicaragua y no son los que se consideran ilustres con blasones y apellidos o con sangre azul o monarcas y reyes, los que van a volver a saquear Nicaragua”, porque “vivimos en un país con justicia social, conciencia, equidad, con libertades y responsabilidades por supuesto sobre nuestras libertades” y “nadie tiene derecho a creerse por encima de los demás con copetes o coronas que nadie les ha dado y que nadie les reconoce, al contrario, el pueblo nicaragüense nunca va a olvidar quien destruyó los buenos rumbos que teníamos”.


Descarga la aplicación

en google play en google play