Escúchenos en línea

Hondureños siguen en pie de lucha contra los golpistas

Managua. Radio La Primerísima. | 30 de Junio de 2009 a las 00:00
El pueblo de Honduras continúa este martes su protesta pacífica callejera por la restitución incondicional del presidente constitucional Manuel Zelaya, pese a que las fuerzas militares y policiales impidieron esta mañana el desplazamiento a Tegucigalpa, de buses con ciudadanos que rechazan a los golpistas y la concentración de civiles en la capital. Juan Barahona, coordinador del Bloque Popular de Honduras, declaró que la lucha por la democracia y la institucionalidad en su país continúa este martes, y el pueblo comienza a movilizarse en las calles de Tegucigalpa y las principales ciudades del territorio, en una nueva protesta firme pero pacífica. Barahona admitió que todos los sectores aledaños a Casa Presidencial en la capital de Honduras están bajo control de los militares golpistas, pero esto no detiene las protestas, que se realizarán en otros sectores, igualmente bajo la represión del gobierno de facto. Apuntó que todas las centrales sindicales y en particular las federaciones de maestros están al frente de un paro nacional indefinido y de las movilizaciones populares en todas las ciudades, en particular en la capital, donde grupos de mujeres fueron reprimidas en su intento de llegar al Congreso Nacional. Igual que el magisterio hondureño, que permanece en paro desde el lunes, las universidades del país han suspendido indefinidamente sus clases, igual que los centros de enseñanza primaria y secundaria, privados y públicos, mientras continúan los llamados a consolidar una huelga nacional. Los militares y policías tratan de desarticular toda manifestación popular, desde que los ciudadanos desarmados tratan de concentrarse, utilizando la fuerza bruta, en enfrentamientos que desde el lunes dejan al menos 60 heridos, y un trabajador de comunicaciones muerto, atropellado por una tanqueta. Varios autobuses con pobladores civiles del departamento de Olancho y que se dirigían a Tegucigalpa, fueron detenidos la mañana de este martes por tropas militares y policiales, que les pincharon los neumáticos para impedirles que se desplacen hacia la capital, pero los pobladores continuaron el viaje. Diversos líderes cívicos hondureños denuncian que el presidente de facto, Roberto Micheletti, mantiene una desinformación total de lo que sucede en el país, con el cierre de los medios de comunicación independientes, mientras que los diarios que le apoyan sólo publican noticias que le son favorables. Amplias zonas de Tegucigalpa, como de otras ciudades, carecen de energía eléctrica, y los militares mantienen intervenidas las señales de televisión por cable y de Internet, contribuyendo a intensificar la incertidumbre en el pueblo, al tiempo que los medios afines a Micheletti ocultan los enfrentamientos. Un alto funcionario del presidente Manuel Zelaya, que se mantiene clandestino, logró este martes tener un breve acceso al Canal 11 de la televisión hondureña, e informó que el mandatario constitucional del país regresará a su tierra el próximo jueves, y llamó a la resistencia popular, pero pacífica. Dirigentes de os movimientos sociales anunciaron que la lucha se mantendrá vigente hasta el retorno del presidente Zelaya el jueves, cuando la población se volcará a las calles a recibirlo y evitar que sea arrestado, como prometió el presidente de facto Micheletti el lunes. "Los golpistas tendrán que echar preso a todo el pueblo hondureño" manifestó Barahona, al ser consultado sobre la amenaza de detener a todo ciudadano que intente llegar a apoyar el retorno de Zelaya el jueves, cuando se espera una manifestación popular en apoyo a su restitución incondicional. Barahona no logró precisar cuántos hondureños civiles han sido heridos y detenidos por los militares, en particular durante la represión que por más de tres horas desataron los militares el lunes, pero dijo que según informes de los cuerpos de socorro habían más de 60 lesionados. En torno al paradero de un sinnúmero de periodistas hondureños, el dirigente reiteró que continúan desaparecidos, después de haber sido capturados por los militares y trasladados inicialmente a una base de la Fuerza Aérea, y en otros casos, en puestos fronterizos, según conoció pero sin confirmación.

Descarga la aplicación

en google play en google play