Escúchenos en línea

Para apresar a Mel, lo acusan de «traición y usurpador»

Tegucigalpa. Diario La Prensa (Hn). | 30 de Junio de 2009 a las 00:00
Fiscalía giró una orden de captura contra Manuel Zelaya por los delitos de "traición a la patria" y "usurpación de funciones", dijo este martes el fiscal general Luis Alberto Rubí. Inmediatamente pise el territorio será detenido", dijo Rubí en conferencia de prensa poco después de que se divulgara la orden de captura emitida por la juez Maritza Arita el lunes por la noche. Según Rubí, las autoridades judiciales cursarán a través de Interpol una orden de captura internacional contra Zelaya, que había anunciado su regreso a Tegucigalpa para el jueves, en compañía del secretario general de la Organización de Estados Americanos, OEA, José Miguel Insulza, y de varios presidentes, entre ellos la argentina Cristina Kirchner. La justicia hondureña acusa a Zelaya de 18 delitos, entre ellos "traición a la patria", "usurpación de funciones" y "abuso de la autoridad" y "corrupción". El Fiscal aseguró que si Zelaya regresa a territorio hondureño, se procederá a cumplir con la orden de detención en su contra. "El va a ser detenido y puesto a órdenes de los tribunales de la República para que se le dé continuidad al trámite correspondiente", indicó. Por su lado, el presidente de facto, Roberto Micheletti, dijo este martes que si el derrocado Manuel Zelaya retorna al país será recibido con una orden de captura. "Yo quiero decirle que los tribunales de justicia de mi país tienen ordenes de captura contra él (Zelaya) porque ha incumplido con las leyes", dijo Micheletti en una entrevista desde Honduras con la radio colombiana Caracol. Micheletti también defendió el movimiento que lo llevó al poder y reiteró que "nosotros no hemos dado (un) golpe de estado, sino (que hubo) una sucesión constitucional", señaló. Dijo que tras los disturbios registrados la víspera en Tegucigalpa la situación tendía a normalizarse, pero Tegucigalpa amaneció el martes con un férreo resguardo militar cerrando el paso en las proximidades de la Casa Presidencial que más parecía una "zona de guerra", con destrozos por doquier. Señaló que su gobierno estaba "sumamente preocupado" por el retiro de Honduras de embajadores anunciado por países como Nicaragua y Venezuela, entre otros; y que ya estaban en diálogo con "países amigos", que no mencionó, para explicarles su versión porque, según dijo, hasta ahora sólo se había escuchado la versión de Zelaya. Dijo que había ordenado al canciller Enrique Ortez Colindres, iniciar una ofensiva diplomática para trasladarle a la comunidad internacional la versión de su gobierno. Micheletti destacó además postularse a la presidencia, en los venideros comicios del 29 de noviembre, porque constitucionalmente no esta permitida la reelección.

Descarga la aplicación

en google play en google play