Escúchenos en línea

Comisión oficial investigará venta de tierras indígenas

Managua. Radio La Primerísima y agencias. | 16 de Agosto de 2009 a las 00:00
El presidente Daniel Ortega instruyó la formación de una comisión oficial para determinar si es cierto que hay algunos líderes miskitos que están intentando vender parte de las tierras tituladas recientemente por el gobierno y que son propiedad comunal. Ortega reveló el sábado que tiene información que en algunas de las comunidades indígenas de la Costa Caribe, algunos dirigentes miskitos están ofertando esas tierras, lo cual legal y moralmente no pueden hacer. En este sentido, giró instrucciones al Procurador General de la República, Hernán Estrada, y a la Intendente de la propiedad, doctora Yara Pérez, para que conformen una comisión que investigue el caso. El mandatario recordó que en la Costa Caribe su gobierno ha entregado nueve títulos de propiedad comunal en una zona de diez mil kilómetros cuadrados e hizo un llamado a las familias beneficiadas a que no vendan las propiedades y que procuren no empeñarlas. El Diario La Prensa informó de que recientemente recibió denuncias de que líderes de YATAMA (Hijos de la Madre Tierra) en lengua miskita, vendieron 12.400 manzanas (8,493 hectáreas) de tierras en el sector de Awas Tigni, una de las comunidades que ya fue titulada por el gobierno. Según la fuente, las denuncias indican que las tierras comunales fueron vendidas en cuatro millones de dólares a la empresa Maderas Preciosas Indígenas e Industriales de Nicaragua (MAPINICSA). "Quiero hacerles un llamado a los dirigentes de las comunidades de la Costa del Caribe: no vendan sus tierras, porque estarán traicionando a sus hermanos y la lucha que han venido librando por la autonomía" de los pueblos caribeños, expresó Ortega. Ortega entregó la noche de este sábado más de 1 mil 400 títulos de propiedad de lotes urbanos y fincas rurales, y millares de láminas de zinc del programa Plan Techo a familias del departamento de Estelí. Solo en el municipio de La Trinidad entregó 900 títulos. El gobierno tiene planeado entregar este año medio millón de láminas de cinco para 50 mil familias pobres del campo y la ciudad, y Ortega anunció que ya están asegurados los fondos para entregar la misma cantidad el próximo año. El líder sandinista pidió a los beneficiarios no vender ni hipotecar sus propiedades, porque son su principal patrimonio. Asimismo reiteró que la Policía Nacional tiene orientaciones de no desalojar a las familias que no poseen un título que los respalde. En el acto participó el cardenal Miguel Obando y Bravo, presidente de la Comisión de Verificación, Reconciliación, Paz y Justicia, quien hizo una corta alocución en la cual entre otras cosas se refirió a la solidaridad con los pobres. "Hay que construir la civilización del amor", pidió Obando. Señaló que es necesario que los cristianos sean testigos de que el amor es la única fuerza que puede conducir a la perfección personal y social y mover la historia hacia el bien. "El amor es el antídoto más seguro contra la insolvencia y el egoísmo en el mundo", agregó. En particular, Obando saludó la entrega de títulos de propiedad y de láminas de cinc. "Que el Señor lo bendiga por todas estas bondades y que sigamos trabajando con ese entusiasmo", expresó el cardenal, jubilado de sus funciones eclesiásticas desde hace tres años. Ortega recordó la gestión de Obando desde hace puchos años y en particular, cuando aceptó presidir la Comisión de Reconciliación y Paz, creada en 1987 a raíz de los acuerdos de Esquipulas II, que ayudaron a concluir los conflictos armados en Centro América. "En medio de las contradicciones llegué donde el Cardenal Obando y le dije que, hemos acordado los presidentes de Centroamérica crear en cada país comisiones de paz, y yo quiero pedirle a usted que encabece la Comisión de Reconciliación y Paz, y él reaccionó sin resentimiento alguno", señaló el mandatario. "No titubeó en ningún momento y actuó como buen cristiano, como buen representante de Cristo y aceptó presidir la comisión para trabajar por a paz". Indicó que la guerra en Nicaragua la sepultamos para siempre, "aquí nunca jamás va a haber guerra entre hermanos. Quienes sabemos lo que es la guerra, no queremos oír de guerra en Nicaragua, porque sabemos lo que es el sufrimiento de las familias. ¿Quiénes son los que hablan de guerra? Los que no saben qué es el sufrimiento, son los que añoran y hablan de guerra".

Descarga la aplicación

en google play en google play