Escúchenos en línea

Fascistas europeos en «fallo» injerencista, con menos de la mitad de diputados

Managua. El 19 Digital. | 26 de Noviembre de 2009 a las 00:00
La ultraderecha fascista y colonialista del Parlamento Europeo (PE) se pronunció este jueves, con la característica arrogancia de prehistórica sangre azul, en contra de la decisión de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de restituir el derecho del pueblo nicaragüense a elegir en libertad y soberanía a sus servidores públicos. Los parlamentarios neo-nazis sometieron a votación una declaración que lesiona nuestra soberanía nacional y que fue duramente criticada por los grupos progresistas del PE. "La derecha y los liberales europeos instrumentalizan los derechos humanos para atacar a Nicaragua", reaccionó el eurodiputado español de Izquierda Unida, Willy Meyer, tras la votación, que se celebró a última hora de la tarde, en ausencia de más de la mitad de la cámara del pleno celebrado en Estrasburgo (Francia). Los miembros del grupo Socialista, los Verdes e Izquierda Unitaria se abstuvieron de participar en la votación a mano alzada de la resolución, por considerar que el asunto de Nicaragua no debería haber figurado en la agenda del día al tratarse de "una falsa urgencia". "Es vergonzoso que una sesión para asuntos urgentes como ésta se manipule como se está haciendo. Otros temas se han caído de la agenda en favor de éste, lo que es absolutamente improcedente", declaró el eurodiputado de Iniciativa per Catalunya-Verds, Raül Romeva, vicepresidente del grupo de los Verdes. Eurodiputados de izquierda también criticaron un apartado de la resolución que condena "todas las amenazas, insultos e intimidaciones recibidas por los miembros de la delegación de la Internacional Liberal, encabezada por su presidente, Johannes Cornelis van Baalen". El texto se refiere a la visita efectuada por el llamado "pirata holandés" Van Baalen a comienzos de mes, durante la cual fue invitado a abandonar el país y a abstenerse de dar declaraciones sobre la política nacional, según el parlamentario. El presidente de Nicaragua, comandante Daniel Ortega, acusó al eurodiputado holandés de haber sondeado a los altos mandos militares nicaragüenses sobre un posible golpe de Estado en su contra. Los fascistas europeos tienen como objetivo apoyar el retorno a la época de la corrupción y pobreza al que fue sometido nuestro pueblo durante 16 años desde 1990. Sin embargo, el rechazo de la población a los oscuros personajes que des-gobernaron este país durante esos años es tan grande, que los neo-nazis han comenzado una suerte de ofensiva internacional para debilitar al Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, el cual cuenta con el apoyo decidido de la mayoría del pueblo nicaragüense.

Descarga la aplicación

en google play en google play