Escúchenos en línea

Nuevas leyes migratorias llenan albergues en Guanacaste de menores nicas

San José. Costa Rica Hoy. | 2 de Abril de 2010 a las 00:00
La costumbre de sacar menores de edad nacidos en Costa Rica de padres nicaragüenses, sin papeles legales y sin el consentimiento escrito de sus dos progenitores, ocasiona problemas en la frontera norte de Peñas Blancas. Voceros de la Dirección General de Migración informaron que muchos nicaragüenses esperan hasta la noche para pasar a escondidas a los niños, lo que provoca inconvenientes a todos. Los nicaragüenses adultos sin pasaporte no pueden salir del país y si lo hacen en forma irregular no podrán hacer su reingreso a territorio nacional de forma legal. En cuanto a los menores de edad, estos son trasladados a los diferentes albergues del Patronato Nacional de la Infancia PANI de Guanacaste mientras se aclara su situación. “El problema se da cuando viene un sólo papá, sin identificación y no sabemos si el niño es costarricense o no. La mayoría de los nicaragüenses que abordamos aducen desconocer las leyes migratorias vigentes en Costa Rica,” agregaron policías de migración. El Director General de Migración Mario Zamora, efectúo un llamado a los nicaragüenses que residen en Costa Rica, para que cumplan con las leyes migratorias vigentes. Nacatamales, jalea de jocote, pescado asado, cuajadas y otros alimentos perecederos procedentes de Nicaragua y con destino a Costa Rica, son decomisados de forma constante en el puesto fronterizo de Peñas Blancas. La orden sanitaria del Ministerio de Salud, procura evitar la transmisión de enfermedades o la aparición de cuadros de diarrea y otros problemas de salud por las comidas tradicionales que son enviadas a los nicaragüenses que viven en Costa Rica por sus familiares que residen en el país del norte Los alimentos que se decomisan son enterrados o quemados de forma inmediata.

Descarga la aplicación

en google play en google play