Escúchenos en línea

Demoledoras críticas de Evo Morales al poder judicial

Agencia AFP. Desde La Paz. | 3 de Enero de 2007 a las 00:00
El presidente indígena Evo Morales cuestionó a la Corte Suprema de Justicia, a cuyos magistrados desafió por mantener un poder corrupto y con intereses políticos. En un descarnado discurso en ocasión de la inauguración del año judicial la víspera en la ciudad sudoriental de Sucre, sede del Poder Judicial, Morales enrostró a los magistrados la politización y corrupción de la administración de justicia en Bolivia, convertida incluso en un "terror" para las mayorías indígenas. "El gran problema de la justicia es el cuoteo (prorrateo), ustedes (magistrados) son producto del cuoteo de los partidos políticos de anteriores gobiernos", deploró el mandatario. El gobernante indígena denunció que el Poder Judicial se ensaña con los indígenas y los pobres. "La justicia es vista con miedo, como terror, pero también como negocio", se quejó el jefe de Estado, quien urgió a los "doctores", a los letrados a que presentaran una propuesta "para que se elimine la injerencia política en ese poder. Los fallos judiciales en Bolivia "me hacen ver que hay una justicia manipulada, de negocios, que defiende intereses externos antes que los internos", gatilló luego de denostar a los abogados bolivianos en general como "campeones para buscar una figura jurídica para meter a la cárcel". También criticó la venalización en ese poder de la nación, vulnerable frente al cohecho en desmedro del Estado: "Huele a dólar", ironizó. Las acusaciones del mandatario provocaron la reacción del presidente de la Suprema Corte, Héctor Sandóval, quien acusó a Morales de violar la independencia del Poder Judicial. Para enmendar las falencias de ese poder, pidió una cumbre de los tres poderes de la nación y criticó al gobernante porque "no es la primera vez que nos ataca". La magistrada Beatriz Sandoval acusó al presidente de irresponsable por formular críticas sin fundamento. La coyuntura fue capitalizada por la derechista Podemos, la mayor fuerza de oposición, que calificó de "antidemocrática y autoritarista" la designación "a dedo", por parte de Morales, de cuatro de los diez magistrados de la Suprema Corte. El senador Oscar Ortiz anunció que Podemos radicará un recurso de impugnación ante el Tribunal Constitucional, con el propósito de neutralizar la designación presidencial, por vía de un decreto el fin de semana último. "Creemos que es un atropello a la independencia del Poder Judicial, un paso más en la escalada de un régimen autoritario", fustigó Ortiz. Una conglomerado político empresarial del distrito oriental de Santa Cruz, el más rico y poblado del país, bastión de la oposición política y regional a Morales, calificó la nominación de "factor de alteración grave del régimen democrático boliviano". El Comité Pro Santa Cruz patentó su "rechazo anticipado a cualquier nombramiento que se haga mediante decreto supremo, de magistrados del Tribunal Constitucional o de Fiscal General de la República pues ello afectaría a la separación e independencia de poderes, base constitucional y principio universal de todo sistema democrático".

Descarga la aplicación

en google play en google play