Escúchenos en línea

Chávez truena contra Insulza: «es un pendejo». También anuncia drásticas reformas para enrumbar a Venezuela por el socialismo

Agencias DPA y AFP. Desde Caracas. | 8 de Enero de 2007 a las 00:00
El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, llamó este lunes al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, "pendejo" (idiota) y afirmó que debería renunciar por haber criticado al gobierno por finalizar la licencia de transmisión al canal privado Radio Caracas Televisión (RCTV). El secretario general de la OEA emitió el viernes una declaración en la que advierte sobre las repercusiones políticas que podría acarrear la medida. Además, dijo que una sanción administrativa contra el canal aparecería como una forma de censura contra la libertad de expresión y dijo que la medida no tiene precedentes en las últimas décadas de democracia. Más información: Chávez definió el rumbo de la República Socialista de Venezuela Chávez plantea que el Banco Central dejará de ser autónomo Chávez pide estatizar sector eléctrico y de telefonía en Venezuela "¿Qué implicaciones políticas? No sea pendejo, debería renunciar", exclamó el presidente levantando la voz y arrancando una ovación de la audiencia en el teatro capitalino Teresa Carreño, repleto con funcionarios y militantes oficialistas. "La posición del secretario general es bien insulsa, da vergüenza... Debería renunciar a la secretaria general el insulso doctor Insulza", dijo Chávez en el acto en el que juramentó a su nuevo gabinete para el comienzo de su segundo mandato hasta 2013. Chávez encabezó el apoyo a Insulza cuando fue electo para conducir la OEA en una cerrada competencia con el ex canciller mexicano, Luis Ernesto Derbez. Además de emprenderla contra Insulza por el caso de RCTV, el mandatario fustigó a los obispos de la Iglesia Católica que le pidieron revisar la decisión de no renovarle la concesión a RCTV, una vez que se venza en mayo. Chávez acusó a Insulza de injerencia en los asuntos internos de Venezuela, al advertir que el término de la licencia de la televisora traería consecuencias políticas y que podría considerarse una acción de censura sin precedentes en América Latina. Asimismo, advirtió que denunciará la posición de Insulza en todas las cumbres a las que asista este año. "Ojalá me lo consiga en Managua, se lo cantaría delante de él. Debería renunciar. ¿Qué quiere ser ahora? ¿Un virrey del imperio? Venezuela es libre, doctor Insulza, váyase con su insulsería a otro lado. Vaya que bien pendejo es el doctor Insulza, un verdadero pendejo, de la p a la o", señaló. Chávez rechazó que el secretario general advirtiera al gobierno venezolano que si se silencia a RCTV tendría implicaciones políticas, reiterando el calificativo: "No sea pendejo". "Un secretario general que llegue a ese nivel debería renunciar, perdió toda moral para estar de secretario general de la OEA, a menos que pretenda convertir a la OEA, como decía Fidel Castro, que la OEA llegó a ser el ministerio de las colonias. Extraña mucho más en un hombre que se dice era muy cercano a Salvador Allende, el presidente mártir", acotó. "Uno puede pensar cualquier cosa del doctor Insulsa, pero no se meta con nosotros. Venezuela se respeta, patria libre y soberana. No se meta con Venezuela –insistió– porque no permitiremos a nadie que se meta en asuntos internos". "Por supuesto que voy a denunciar la injerencia del secretario general y la falta de respeto en todas las cumbres a donde vaya; en Managua, en Quito y en la cumbre del Mercosur para ponerlo en su lugar. No le tenemos miedo, usted está muy equivocado".", indicó. Insulza se refirió al tema luego que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) informara al Estado venezolano sobre las medidas cautelares pendientes a favor de RCTV. El "cierre de un medio de comunicación masivo es un hecho muy poco común en la historia de nuestro continente, y no tiene precedentes en las últimas décadas de democracia", enfatizó Insulza desde Washington, en un comunicado. Sobre la decisión, anunciada en un discurso de fin de año, Chávez dijo que "nada ni nadie impedirá que se cumpla esa decisión de no renovarle la concesión a este canal de TV", Radio Caracas Televisión (RCTV) acusado de "golpista", por su papel en el fallido golpe de 2002. Al recordar conversaciones con Insulza, Chávez dijo: "Da pena (...) ahora viene a lanzar una amenaza, que si no damos la concesión habrá implicaciones políticas", reseñó. Al dirigirse a los obispos de la Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV), que denunciaron que el gobierno ya tiene suficiente poder como para silenciar a RCTV, señaló que la oligarquía nacional intenta refugiarse en las sotanas de la Iglesia Católica.

Descarga la aplicación

en google play en google play