Escúchenos en línea

«La Barbie» formó escuela de sicarios en Honduras

Ciudad de México. Diario La Prensa de Honduras. | 1 de Septiembre de 2010 a las 00:00
Las investigaciones de los cuerpos de inteligencia de Honduras establecen que Edgar Valdez Villarreal, sindicado como jefe de sicarios del capo mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán, líder del cartel de Sinaloa, estuvo en Honduras y formó una escuela de matones en el occidente para eliminar a rivales de esa organización criminal y autoridades policiales. Según informes de la Policía, las estructuras de ese cartel se hicieron notorias en el país entre 2007 y 2008 con la aparición de Villarreal, de nacionalidad estadounidense, quien estuvo comandando las ejecuciones de varios cabecillas de bandas delictivas enemigas en la zona norte y occidental con la colaboración de criminales hondureños. "La Barbie" llegó a Honduras con unos doce sicarios mexicanos, dirigidos para él, para hacer una limpieza de contrincantes como hicieron en marzo de 2008 con once miembros del cartel de Zacapa en Guatemala. El crimen de los once miembros de esa organización criminal guatemalteca se produjo en el balneario La Laguna, de la aldea Santa Cruz, del municipio de Río Hondo, Zacapa. Los carteles de Sinaloa y El Golfo son los que controlan en Honduras y los otros países de Centroamérica el paso de la droga que envían de los países sudamericanos con destino a EUA. Las estructuras de la droga de Sinaloa y el Golfo operan en Honduras confabulados con organizaciones criminales como la de los carteles del Atlántico, Copán, Santa Bárbara y el Centro, compuestos por más de 20 familias residentes en la ruta del narcotráfico en Honduras. El martes, la Policía colombiana desmanteló una red de narcotraficantes vinculada con el capo mexicano. Once personas fueron detenidas, entre ellas el mexicano Julio César Piña Soberanís, alias "Julio", que según el informe policial era el emisario del capo mexicano Valdez. "Julio", solicitado en extradición, fue capturado en la ciudad de Pereira, 360 km al oeste de Bogotá, indicó la Policía, que puntualizó que las capturas de las otras diez personas se llevaron a cabo en las ciudades de Bogotá, Medellín, Cali y Buenaventura. La red enviaba "un promedio de tres toneladas de cocaína mensuales hacia Centroamérica, en la modalidad de camuflaje, lanchas rápidas y buques cargueros", dijo la Policía. El desmantelamiento de la red se logró dentro de la llamada Operación Golfo, que comenzó hace 18 meses y tuvo como punta de lanza la captura en Costa Rica de Walberto Salazar Cuero, alias "Guavita", responsable de recibir los alijos de la guerrilla provenientes de Panamá, explicó el informe oficial.

Descarga la aplicación

en google play en google play