Escúchenos en línea

CIDH exhorta a erradicar el castigo corporal en educación en América Latina

Ciudad de México. EFE. | 7 de Septiembre de 2010 a las 00:00
La Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) presentó este martes en México ante Unicef un informe donde llama a los países de Latinoamérica a prohibir el castigo corporal a los niños, ya que denuncia que esta práctica aún es considerada un método educativo válido en la mayor parte de la región. En el acto de presentación del documento, la representante de Unicef en México, la argentina Susana Sottoli, reconoció que, pese a que todos los países de América Latina ratificaron la Convención sobre los Derechos del Niño, en la mayoría de ellos "el castigo corporal continúa siendo aceptado socialmente como una forma válida de educar". El informe de la CIDH valora que varios Estados latinoamericanos, como Uruguay, Venezuela y Costa Rica, ya prohibieron por ley este tipo de violencia, pero asegura que continúa siendo un desafío erradicarla de la escuela, la familia y otras instituciones. El documento destaca, además, la necesidad de sensibilizar a la sociedad contra algo que "puede infligir graves y duraderos daños al desarrollo de niños y niñas adolescentes". Paulo Sergio Pinheiro, relator sobre derechos de la niñez de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), afirmó que los países de Latinoamérica y el Caribe "no pueden ignorar que las prácticas violentas constituyen la realidad cotidiana de miles de niños latinoamericanos y caribeños". "Esa violencia disfrazada de disciplina sigue siendo invisible, legal y permitida en esta región", señaló Pinheiro, quien se mostró muy crítico con la tolerancia con la que muchas sociedades aún ven "las palmaditas (azotes) amorosas" y otros castigos populares como lavar la boca con jabón o agarrar de las orejas. El informe presentado sostiene que la "permisividad y aceptación" existentes en la mayoría de Latinoamérica en torno a estos "métodos" trae como "consecuencia lógica la naturalización e invisibilización de la violencia". Pinheiro comentó que no entiende cómo se puede aplicar la noción de "razonable" a este tipo de castigos e ironizó con que "no existe un 'palizómetro' para saber cuándo es aceptable una paliza". La representante de Unicef en México denunció que en algunos de los 32 estados mexicanos las agresiones que no causan la muerte ni tardan más de quince días en sanar no están legalmente sancionadas si se ejercen en nombre de la educación. El presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos de México (CNDH), Raúl Plascencia, admitió durante el acto que muchas de esos estados mantienen "vacíos legales" al respecto. Durante 2009, comentó por su parte la titular del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), Cecilia Landerreche, la red nacional del DIF recibió 39.016 denuncias por violencia infantil, de las cuales 19.404 (49,7%) resultaron casos de maltrato. Algunos, como el de la niña Mayra Vanessa Martínez, continúan sin resolverse, recordó Martín Pérez, director de la Red por los Derechos de la Infancia en México. La niña, de diez años, natural del occidental estado de Michoacán, no ha podido acudir a la escuela desde marzo pasado, cuando denunció que su maestra la dejó encerrada toda la noche en un aula del centro como castigo por haber hablado. Las represalias recibidas por ella y su hermano desde el incidente han impedido que ambos vuelvan a clase.

Descarga la aplicación

en google play en google play