Escúchenos en línea

Conmoción en Honduras por matanza de 18 jóvenes

Tegucigalpa. PL. | 8 de Septiembre de 2010 a las 00:00
La matanza de 18 jóvenes que trabajaban en una fábrica de zapatos de San Pedro Sula causó una profunda conmoción en Honduras, país donde la violencia se incrementó desde el golpe de Estado de 2009. Los obreros se encontraban en su puesto de trabajo cuando individuos armados con fusiles AK-47 los acribillaron a balazos. Ninguno tuvo tiempo de correr o esconderse. En la escena del crimen quedaron los cuerpos de 13 empleados, mientras que otros cinco fallecieron al ingresar al hospital. "Cuando llegamos el cuadro era dantesco. Sólo se pudo utilizar una ambulancia porque ya no se podía hacer mucho", dijo un paramédico de la Cruz Roja. Aunque aún se desconocen las causas de la matanza, las autoridades la atribuyeron a rivalidades entre pandillas o al narcotráfico. "Esta es la forma en que vamos a dirigir la investigación, de que la matanza fue por disputa de territorio y también disputa de drogas", dijo el ministro de Seguridad, Oscar Álvarez. El director de Casa Alianza de Honduras, José Manuel Capellín, denunció el clima de violencia imperante en el país, donde muchos niños son hallados muertos y la mayoría de los crímenes permanecen impunes. "Aunque fuera cierto que son mareros (pandilleros), no es legítimo que la sociedad permita la impunidad de este tipo de asesinatos. No quisiera que la muerte de estos jóvenes quedara como una cifra", expresó. El obispo de la diócesis de San Pedro Sula, Angel Garachana, afirmó que la violencia está creciendo cada vez más y no se vislumbra una solución al problema, ni una manera de afrontarlo. "El dato frío es que esta es una de las ciudades más peligrosas de Latinoamérica, pero el problema es que son personas las que mueren y con uno que muera son 100 personas que sufren", concluyó el religioso. La criminalidad en Honduras se acentuó desde junio de 2009, cuando militares encapuchados, en contubernio con la oligarquía, secuestraron al entonces presidente, Manuel Zelaya, y lo llevaron a la fuerza a Costa Rica. En este país, de unos siete millones de habitantes, se registraron el pasado año cinco mil 265 homicidios y actualmente ocurren 12 crímenes por día.

Descarga la aplicación

en google play en google play