Escúchenos en línea

Defensa Civil contabiliza 12,500 personas afectadas por lluvias en el Pacífico

Managua. Radio La Primerísima. | 9 de Septiembre de 2010 a las 00:00
La Defensa Civil de Nicaragua contabiliza a unas 12,500 personas afectadas por las lluvias que han caído en el país y en Managua permanecen 2,333 personas en 26 albergues, informó este jueves el General Mario Pérezcassar, jefe de ese organismo de socorro. El jefe de la Defensa Civil añadió que en la capital 23 barrios han sido afectados por las precipitaciones y también se registran incidencias en Tipitapa, desde La Bocana hasta la presa Las Canoas. La crecida del río Las Canoas está afectando también a Malacatoya y a los pobladores de Tepalón 1, 2, 3, 4, y 5, dijo Pérezcassar, quien compareció con el director de INETER, Alejandro Rodríguez en el Canal 4, citado por El 19 Digital. Añadió que se reportan inundaciones igualmente en San Francisco Libre, Momotombo, Mateare, Los Brasiles y Ciudad Sandino, principalmente en las zonas costeras del lago de Managua. En Managua las zonas más afectadas según el General Pérezcassar son los barrios de los distritos 6 y 7, principalmente por efectos en las calles. En el resto de departamentos se reportan afectaciones en Matagalpa, El Cuá, Bocay, la Dalia, Rancho Grande y Waslala. Un eje en que las mayores afectaciones han sido crecidas de ríos y localidades que han estado aisladas por la destrucción de caminos. En orden de prioridad la Defensa Civil mantiene a Ocotal, San Fernando, Santa Clara, hasta llegar hasta Jalapa, Susucayán, Tecolostote y San Juan del Río Coco. Y en Estelí las zonas de atención son Pueblo Nuevo y Limay. En el occidente del país se informa de graves afectaciones e inundaciones en El Sauce, Achuapa, Santa Rosa del Peñon. El General Pérezcassar destacó la atención especializada que ha brindado el Gobierno a los afectados que permanecen en los albergues de la capital, por decisión del presidente Daniel Ortega, quien ha designado a diferentes ministros para la distribución de alimentación, diversión para los niños, incluyendo payasos, juguetes, piñatas, y la entrega de frazadas, colchonetas, hamacas. “Hay una voluntad política de crearle mejores condiciones y mitigar un poco el sufrimiento de estas familias que están en albergues”, dijo. “Estamos dentro de un plan donde no se nos quede absolutamente ningún centro. Hace dos días hicimos los primeros vuelos en zonas que estaban aisladas, en Tipitapa, y entregamos alimentación para diez días”, informó el jefe de la Defensa Civil. Dijo que en Tepalón, donde resultaron afectadas unas mil familias actualmente sólo hay unas 100 en los albergues, el resto permanece en sus casas aunque estén inundadas y estén con el agua hasta la rodilla. El General Pérezcassar resaltó que están cumpliendo un plan de aseguramiento logístico, mediante el cual a través del Centro de Operaciones de Desastres, en coordinación con la Presidencia de la República, puntualizan las situaciones día a día, para responder de inmediato de forma oportuna, eficiente y eficaz. Subrayó el hecho de que los propios ministros de gobierno se apropien del sufrimiento de la y se hagan cargo de asegurar la alimentación de los perjudicados por las lluvias. “Creo que es un paso, un gran salto de calidad ese humanismo, esa solidaridad que tiene este Gobierno”, lo que permite contar con centros de albergue con mejor calidad de vida. Señaló que el presidente Daniel Ortega orientó un nuevo plan para no retrasar el ciclo escolar actual, por lo cual se ha preseleccionado a través de la Alcaldía de Managua y otros organismos del Gobierno, seis albergues permanentes. Dijo que esos albergues permitirán una evacuación ordenada, distrito por distrito, en caso que el Lago Xolotlán supere los niveles históricos y genere más inundaciones. Esos albergues contarán con una batería de sanitarios y cocina. Cada albergue tendría capacidad para unas 1,500 personas y acogerían a unas 4,000 personas en total. Por su parte, el Director del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER), Alejandro Rodríguez, instó a la población que ha sido evacuada de la zona costera del Lago Xolotlán a no regresar a habitar esos lugares por el riesgo que corren ante la crecida de las aguas. Dijo que ayer miércoles el lago registraba 41.46 metros sobre el nivel del mar y que el pasado fin de semana las aguas subieron 10 centímetros, cinco centímetros por día, contrario al ritmo que había tenido de dos centímetros diarios. Recordó que en 1933 el Lago registró la mayor crecida de 43,43 metros sobre el nivel y tardó seis años en volver a su nivel. Cuando se desbordó durante el huracán Mitch las aguas tardaron cuatro años en descender.

Descarga la aplicación

en google play en google play