Escúchenos en línea

Oposición paraliza parlamento

Managua. Agencias. | 22 de Septiembre de 2010 a las 00:00
La oposición inició un bloqueo indefinido de las sesiones del parlamento este miércoles buscando presionar al Frente Sandinista para que desista de cumplir con el mandato constitucional de mantener en sus cargos a los funcionarios cuyo período ha vencido pero sus relevos no han sido elegidos. Las fuerzas opuestas al gobierno sandinista, que tienen una frágil mayoría en el Parlamento, intentan forzar a que anule el texto de la Constitución publicada hace unos días en el diario oficial, la Gaceta, en el cual se incorpora una norma que mantiene en sus cargos a los magistrados de los poderes electoral y judicial, y otros funcionarios de primer rango, hasta tanto la Asamblea Nacional no elija a los sustitutos. Los diputados opositores del Partido Liberal Constitucionalista, Alianza Liberal Nicaragüense, Movimiento de Renovación Sandinista y el Movimiento Vamos con Eduardo acordaron dejar sin quórum al parlamento hasta que sea anulada esa publicación. El presidente del parlamento, el sandinista René Núñez, suspendió la sesión afirmando que "no puedo obligar a la gente a que haga quórum", e instó a sus colegas de la oposición a dejar a un lado intereses partidarios para despachar leyes de interés nacional. "Si acaso mañana (jueves) no se logra asistencia, vamos a solicitar que haya sesión el viernes y el sábado porque es importante que se saque la reforma al presupuesto", declaró Núñez. El gobernante Frente Sandinista de Ortega tiene 38 diputados en el parlamento unicameral de 92 escaños, que este año ha trabajado en forma intermitente debido a la falta de quórum (47) por los frecuentes boicots de la oposición. Los adversarios de Ortega consideran ilegal el texto publicado, porque contiene una disposición que dejó de estar vigente en 1990 porque era de carácter temporal. Pero expertos en derecho afirman que en ninguna de las siete reformas constitucionales realizadas entre ese año y 2005, los diputados derogaron expresamente esa norma, como lo exige el derecho constitucional. Ortega dictó en enero un decreto que mantuvo en sus puestos a 25 altos funcionarios, entre ellos todos los magistrados del Consejo Supremo Electoral, todos los miembros del Consejo de la Contraloría y al menos dos magistrados de la Corte Suprema de Justicia. Legisladores opositores han fracasado en sus intentos por anular el decreto, que estiman que invade funciones del Parlamento, que tampoco ha logrado consenso para nombrar a los funcionarios cuyo mandato ha caducado. El principal escollo es la falta de consenso para nombrar al presidente del CSE. Su titular, Roberto Rivas, declaró este miércoles que en base al texto constitucional recién publicado, el Consejo convocará a las elecciones de noviembre de 2011. "Sí, vamos a convocar a elecciones (...) probablemente en la primera semana de noviembre", dijo Rivas.

Descarga la aplicación

en google play en google play