Escúchenos en línea

Lluvias dejan daños por todos lados

Managua. Diarios nacionales. | 26 de Septiembre de 2010 a las 00:00
Cuatro viviendas afectadas en Bismuna y 4 mil 163 personas evacuadas en los municipios de Bilwi y Waspam, es el saldo final del paso de la tormenta Matthew por el Caribe Norte, entre el jueves y el sábado. En el resto del país, hasta el viernes pasado, un total de 575 familias, conformadas por 2 mil 414 personas, se encuentran en los treinta albergues habilitados por el SINAPRED y la Defensa Civil del Ejército de Nicaragua. Managua cuenta con 16 de los 30 albergues habilitados, con 392 familias damnificadas. Granada tiene seis albergues; los departamentos de Rivas y Jinotega tres cada uno y en Estelí y Chinandega hay un albergue. El sábado, soldados y funcionarios de la alcaldía de Managua evacuaron a 150 familias, con 700 personas, que habitaban en 120 viviendas de las zonas costeras del Lago Xolotlán para trasladarlas gradualmente a un nuevo albergue que se acondicionó en la Rocargo (carretera norte), donde estarán hasta que baje el nivel del agua o cuando el gobierno implemente un plan especial, informó el coronel Néstor Solís, jefe de Defensa Civil de Managua. En Ciudad Sandino, más de 50 familias afectadas por inundaciones en el asentamiento Bella Vista, en la costa del lago Xolotlán, rechazaron una propuesta de reubicación que les ofrecieron las autoridades municipales. La negativa de los afectados radica en que la comuna les propuso trasladarlos a unos terrenos ubicados en las laderas de un cerro aledaño a su comunidad, lo que calificaron como "más riesgoso". Cecilia Altamirano, alcaldesa sandinista de Ciudad Sandino, aseguró que "si ellos deciden irse a un lugar que les estamos proponiendo, va a ser decisión de ellos. La municipalidad no tiene tierras para ofrecerles, pero les estamos buscando una alternativa inmediata que pueda evitar el peligro". "Esas tierras son del Estado. Yo no soy ninguna irresponsable para reubicar a estas familias en propiedades privadas o zonas de riesgo", sostuvo la alcaldesa Altamirano. Sin embargo Thelma Castillo, habitante de ese sector, sostuvo: "Eso es una locura, más bien tememos un derrumbe del cerro. Mejor quedar ahogados y no aterrados ahí. Aquí nos vamos a quedar mejor". El Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred) está recomendando a la población que se desplace de la zona costera, a las partes más altas para evitar mayores afectaciones. "Yo no acepto irme a las faldas de ese cerro. Nadie está de acuerdo porque lo bueno es que nos trasladen a un lugar seguro", señaló el poblador Orlando Urbina. "Nos dan el terreno y no nos dan ningún beneficio para reconstruir las casas. Si destruyo mi casa con qué voy a echar mano (para construirla nuevamente). No nos van a dar pero ni un plástico negro", señaló entretanto Ernesto Sánchez. Cocibolca sigue creciendo Una veintena de familias que habitaban unas 17 viviendas que conforman la comunidad El Apante, al norte del muelle de Moyogalpa, Isla de Ometepe, fueron evacuadas de urgencia la mañana del viernes debido a la crecida del Cocibolca. Los pobladores quedaron incomunicados al unirse la laguna de Apante con las aguas del Cocibolca, confirmó la vicealcaldesa de Moyogalpa, Ana Auxiliadora Saballos Sandoval. Cinco de estas familias se trasladaron con sus enseres personales en botes y pangas, pues fue la única opción de evacuación más factible, debido a que el recorrido entre Apante y el muelle de Moyogalpa es de aproximadamente 300 metros, pero la calle de acceso quedó totalmente anegada en aproximadamente un kilómetro. Los evacuados fueron llevados al Instituto de Moyogalpa y luego los ubicaron en el centro recreativo de ese municipio. Junto a las cinco familias de Apante que fueron trasladadas al centro recreativo, también ubicaron a dos familias del barrio nuevo Luis Alfonso Velásquez. Saballos dijo que la Alcaldía de Moyogalpa está asumiendo la logística y alimentación de los afectados, y se está entregando plástico negro al resto de familias de Apante que prefirieron refugiarse en un terreno cercano a la anegada comunidad. Asimismo, en el municipio isleño de Altagracia, el alcalde Orlando Meza Gómez dijo que por la crecida del lago únicamente se ha reubicado a cinco familias en riesgo, de las cuales tres son de Santa Teresa, una de San Miguel y otra de Tagüizapa. En Moyogalpa, las aguas del Cocibolca también cubren un extremo de calle de la parte sur, que sirve de salida al nuevo muelle de la Empresa Portuaria Nacional (EPN). Hasta la fecha, los negocios turísticos siguen funcionando regularmente en la Isla de Ometepe. Sin embargo, existe la amenaza latente en los centros ubicados cerca de la ribera del Cocibolca, lo cual según Rubén Rivera, coordinador del Gabinete de Turismo de Ometepe, ha obligado a que todos los propietarios tomen sus propias precauciones. Estelí La mañana de este sábado sufrió el primer desborde el río Estelí y al menos cinco viviendas del barrio Orlando Ochoa sufrieron las consecuencias con la penetración del agua, informó la Defensa Civil. Mientras tanto, las rampas de El Rosario y Panamá Soberana quedaron por algunas horas tapadas por las aguas del río, al igual que se reporta la crecida de la quebrada El Limón, donde el paso de vehículos no fue posible ayer en la mañana. El jefe de la Defensa Civil de la región segoviana, teniente coronel Alvaro Rivas, informó que mantienen especial vigilancia en el río Estelí debido a la fuerza de sus corrientes. Destacó que en la región hay 375 puntos críticos y San Juan de Limay y Pueblo Nuevo, del departamento de Estelí, son los más vulnerables a las inundaciones, mientras los deslizamientos amenazan más a los municipios de La Trinidad, Condega y San Nicolás. Masatepe La mañana del sábado el Sinapred, Defensa Civil y la Alcaldía de Masatepe se reunieron para conformar el equipo de trabajo para preparar más de 15 centros de albergues ubicados en distintas partes de la ciudad, especialmente en los puntos críticos. Manuel Morales, alcalde de Masatepe, dijo que los centros de albergue ya no serán las escuelas y se utilizarían las iglesias evangélicas y católicas, para no afectar el sistema educativo. En Masatepe se tienen identificados 26 puntos críticos en varios de los cuales se reportan inundaciones. Por ejemplo, en la laguna de Venecia, donde habitan aproximadamente 30 familias de escasos recursos, así como El Pochote, El Arenal, La Quebrada del Pollo, entre otros, donde se presume que hay áreas de posibles derrumbes, deslave e inundaciones. Carretera a Bilwi El, los vehículos se quedaban en el borde del río Wawa, a unos 30 kilómetros de Bilwi, cabecera departamental de la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN). Los vehículos de carga y transporte de pasajeros comenzaron a apilarse hacia las 2:00 a.m., en la ribera del río. La plana (una especie de ferry) que traslada los vehículos no funcionó. El río creció en el transcurso de la noche y arrastró una gran cantidad de basura que se atascó en las cuerdas metálicas de la plana y una de éstas se rompió, por eso no hubo paso. A eso de las 8:00 a.m., la población que iba a Bilwi empezó a abandonar los buses y a cruzar el río en cayucos y pangas. Más adelante en la carretera, a la altura del kilómetro 417, en el sector de Kukalaya, había camiones atascados en uno de los "pegaderos". En ese mismo tramo había siete furgones repletos de piedrín para la pista aérea de Bilwi. Los transportistas comentaron que iban a "paso de tortuga" por los baches de la carretera que se han acentuado en estos días de lluvia. Humberto Pérez, uno de los furgoneros que viaja una vez al mes, dijo que "el camino está cada vez peor". También se quejó de la falta de mantenimiento de la carretera. Dijo que ellos salieron desde el lunes de Managua. En el mismo "pegadero" donde estaba el camión con cerveza, se atascó un bus de pasajeros de la ruta Managua-Puerto Cabezas, el hueco era tan hondo, que provocó que se quebrara la barra de transmisión. Mientras tanto, en Rosita no había luz, aunque las actividades económicas se desarrollaban con normalidad. El transporte público también estaba funcionando, pero los transportistas sabían que por las condiciones de la carretera el viaje sería más lento. En Waspam la caída de dos postes del tendido eléctrico ha dejado a varios pobladores de ese municipio sin energía eléctrica. Dora Colleman, habitante de Waspam, dijo por teléfono a LA PRENSA que hay servicio de energía en algunos barrios, pero en otros no. El Programa Mundial de Alimentos (PMA) entregó la primera dotación de alimentos en Waspam, de la cual se han enviado 600 quintales entre arveja, arroz y aceite para atender a las familias que fueron evacuadas.

Descarga la aplicación

en google play en google play