Escúchenos en línea

Europeos en las calles contra modelo capitalista neoliberal

Madrid y Bruselas. Agencia DPA. | 29 de Septiembre de 2010 a las 00:00
Decenas de miles de personas salieron a la calle en diversos países europeos para protestar contra los recortes de sus respectivos gobiernos en una jornada en la que España afrontó una huelga general contra la reforma laboral que impulsa el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. La huelga general en España, la primera contra el líder socialista, consiguió paralizar parte de la economía, pero también hubo protestas en Irlanda, Grecia, Polonia, Letonia y en Bruselas, donde se celebró una gran manifestación. Sin embargo, no parece que los gobiernos vayan a cambiar de rumbo en la política de ahorro, pues la Comisión Europea propuso hoy endurecer las medidas sancionadoras a los países que incumplan los requisitos de déficit y deuda pública. Además, en Francia el gobierno acordó un recorte del presupuesto de 60.000 millones de euros (unos 82.000 millones de dólares) antes de que concluya 2011. En España, la primera huelga general en ocho años tuvo especial incidencia en el sector industrial y en el de la industria pesada. También causó considerables trastornos en el transporte. Según los sindicatos tuvo una incidencia superior al 70 por ciento. El gobierno sin embargo se limitó a destacar la "normalidad" de la jornada. No obstante se produjeron 60 detenciones y unas 30 personas resultaron heridas en enfrentamientos entre la policía y piquetes sindicalistas. Desde la llegada de la democracia a España se han convocado cuatro huelgas generales, de las que sólo la de 1988 consiguió paralizar por completo la economía del país. En tanto, en Bruselas, la "capital" europea, se concentraron varios miles de sindicalistas de toda Europa y, según una portavoz del sindicato, fueron más de 50.000 personas las que acudieron a la manifestación. En Irlanda los manifestantes protestaron contra la política del gobierno en la crisis bancaria colocando una máquina cementera a la entrada del Parlamento en Dublín. En Polonia, varios miles de sindicalistas salieron a la calle para manifestarse contra la política de ahorro del gobierno en Varsovia. En Grecia los conductores de autobuses y trenes de Atenas, así como los del servicio nacional de ferrocarriles y los médicos dejaron de trabajar durante varias horas, mientras los camioneros continuaron también sus protestas, informó el sindicato general GSEEE.

Descarga la aplicación

en google play en google play