Escúchenos en línea

Histórica subida del Xolotlán inunda centenares de casas

Managua. Agencia ACAN–EFE. | 30 de Septiembre de 2010 a las 00:00
El nivel del Lago de Managua o Xolotlán llegó el martes a 42,58 metros, cuatro centímetros más que ayer, y 48 centímetros más que durante el devastador huracán "Mitch", en 1998, que fue de 42,10 metros, indicó a Efe el teniente coronel Mauricio Contreras, del Ejército de Nicaragua y a cargo de las evacuaciones en ese barrio costero. Más de 1,300 nicaragüenses que viven en situaciones precarias a orillas del Lago de Managua vieron como, a pesar de que la tormenta tropical "Matthew" ya desapareció, corren el riesgo de sufrir enfermedades mientras sus casas siguen inundadas. La Defensa Civil informó el jueves de que han evacuado, desde el sábado pasado, a 1,386 personas que habitan en la zona costera al Lago de Managua o Xolotlán, incluidas 330 del barrio Manchester. En el barrio Manchester, un asentamiento donde viven 300 personas, ubicado contiguo al Malecón de Managua, cerca del antiguo centro de la capital, el agua del lago mantiene a los pobladores de ese lugar bajo los efectos de "Matthew", cuyo centro pasó por Nicaragua el viernes pasado. Augusto César Pérez Plata, de 38 años, un comerciante que vive con su esposa y cuatro hijos a orillas del lago desde hace 12 años, tuvo que sacar hoy sus enseres con el agua a la cintura. "He vivido 12 años aquí y jamás se me había metido el agua así" a la casa, dijo a Efe Pérez Plata, quien pidió el auxilio de sus vecinos para rescatar sus cosas. Martha Centeno Zeledón es otra vecina del barrio Manchester que se dedica a palmear tortillas de maíz y que tuvo que sacar sus enseres con ayuda de vecinos. Ella, que no sale de su asombro por la subida del lago, dijo a Efe que las inundaciones, además de las pérdidas materiales, han dejado enfermedades, principalmente en infantes que sufren hongos en los pies, catarro y fiebre. "Lo que queremos es que nos den a donde vivir, que ya no queremos volver a la playa (Lago)", clamó por su lado Juanita López Soza, que habita en ese asentamiento de calles de tierra, cubiertas de lodo. "El temor es que todos los años pasemos esto, de este desastre que hay (...) Ya no queremos regresar" a estas casas ubicadas a orillas del Lago, razonó López Soza, en declaraciones a Efe. El paso por Nicaragua de Matthew dejó al menos cinco muertos, 6.123 evacuados, cuantiosos daños en la agricultura y la infraestructura y una alerta sanitaria, según las autoridades. Con esos cinco fallecidos, se elevó a 55 el número de personas muertas y más de 70.000 los afectados por las lluvias que han azotado al país desde mayo pasado, según la Defensa Civil.

Descarga la aplicación

en google play en google play