Escúchenos en línea

Hermanos Musulmanes rechazan dialogar con la dictadura de Mubarak

El Cairo. TeleSUR. | 3 de Febrero de 2011 a las 00:00
La fuerza opositora egipcia los Hermanos Musulmanes rechazó este jueves dialogar con el gobierno de Hosni Mubarak, luego de la invitación formulada por el vicepresidente Omar Suleiman. "Los Hermanos Musulmanes rechazan categóricamente todo diálogo con el régimen", afirmó el portavoz Mohamed Mursi en un comunicado emitido a través del sitio web del grupo. "El pueblo provocó la caída del régimen y no cabe dialogar con un régimen ilegítimo", agregó la publicación. Este jueves, el Gobierno egipcio “se disculpó por los letales ataques de partidiarios del presidente Hosni Mubarak contra los manifestantes de la plaza Tahrir (Liberación) de El Cairo que dejaron al menos 13 muertos y mil 300 heridos e indicó que se tomarían “medidas de apertura”, pero la oposición se niega a dialogar hasta que el mandatario dimita. No sólo rechaza dialogar en estas circunstancias sino que mantiene marchas gigantescas para este viernes, día de la tradicional oración musulmana. El vicepresidente Suleiman, ex jefe de los servicios de inteligencia de Egipto, calificó el llamamiento a la renuncia inmediata como “un llamado al caos” . Además atribuyó los enfrentamientos entre opositores y partidarios a "un complot" orquestado por gente en Egipto o incluso en el extranjero. El primer ministro, Ahmed Shafiq dijo estar incluso "dispuesto a acudir a la plaza Tahrir para conversar con los manifestantes". Shafid aseguró que ignoraba si los ataques habían sido "organizados o espontáneos" y lamentó la falta de policía para mantener la seguridad. El primer ministro anunció que el Gobierno investigará los recientes enfrentamientos que se produjeron en la plaza Tahrir. La pesquisa determinará si la violencia, que dejó al menos 10 muertos, fue "algo planeado, espontáneo o promovido por una persona o un grupo de personas o un partido", aseguró Shafiq. En declaraciones a la prensa, Shafiq, quien fue nombrado recientemente Primer Ministro, negó que el Ejecutivo haya movilizado a los partidarios de Mubarak a la plaza para crear focos de desestabilización, denuncia que ha trascendido en diferentes medios internacionales. Casi 24 horas después, los manifestantes contra el Gobierno egipcio de Hosni Mubarak siguen en la plaza Tahrir y se defienden de los intentos de partidarios gubernamentales por tomar el poder de la zona. Los periodistas extranjeros han sido censurados por el Gobierno y muchos incluso han recibido agresiones, mientras en la plaza donde se mantiene la lucha por la renuncia del Presidente, existe plena libertad periodística. Mubarak, de 82 años y en el poder desde 1981, prometió el pasado martes que no volvería a presentarse a las presidenciales de septiembre. Pero esa promesa no apaciguó la rebelión.

Descarga la aplicación

en google play en google play