Escúchenos en línea

Todo listo para cumbre regional con México y Colombia

None | 12 de Diciembre de 2005 a las 00:00

Los estudios técnicos para la implementación del plan de integración energética mesoamericana, que incluye la construcción de una refinería en un país centroamericano, no estarán concluidos hasta mediados de 2006, según el canciller mexicano, Luis Ernesto Derbez.

Aunque los presidentes de la región firmarán el martes en Cancún el acuerdo oficial en la Cumbre de Iniciativa Energética Mesoamericana, "se terminarían todos los estudios técnicos y de factibilidad, esperamos, hacia mediados del año próximo", dijo Derbez en una entrevista a medios locales.

El canciller, que rebajó este evento a la categoría de "minicumbre", también redujo las estimaciones del coste final del proyecto, que cuando fue anunciado, a principios de noviembre en la IV Cumbre de las Américas, ascendía a 7.000 millones de dólares.

"El monto de inversión estimado ronda entre 3.000 millones para la planta refinadora, y un total de alrededor 5.000 a 6.000 millones de dólares con todo el conjunto", declaró.

Además de la refinadora, a la que aspiran varios países centroamericanos, el plan de integración energética incluye un gasoducto entre México y Panamá, una planta gasificadora y otra termoeléctrica.

Estas infraestructuras no empezarían a producir hasta por lo menos 2010, ya que, según Derbez, "al hacerse la licitación, el programa técnico impone más o menos cuatro años (hasta) que se eche a andar el proyecto".

Igualmente, se pondrá en marcha una Comisión Regional de Energía, que permitirá "homogeneizar normas, permitir la institucionalidad y garantizar que, una vez que se tenga la planta o las plantas instaladas, no hubiese problemas para la distribución y para la venta del producto", explicó el canciller.

Este lunes empezaron a llegar los primeros mandatarios a Cancún, para una cena ofrecida por el anfitrión, Vicente Fox, antes de la cumbre del martes.

Los únicos ausentes a la reunión serán el colombiano Alvaro Uribe (que estará representado por su canciller Carolina Barco), el nicaragüense Enrique Bolaños (quien mandó en su lugar al vicepresidente José Alfredo Gómez) y el beliceño Said Musa (en su lugar estará el embajador en México, Salvador Amín Figueroa).

Técnicos preparan cumbre

Los trabajos preparatorios para la Cumbre sobre la Iniciativa Energética Mesoamericana se iniciaron este lunes en Cancún (este de México) con reuniones técnicas de las delegaciones participantes para concretar el Plan de Desarrollo e Integración Energética México-Centroamérica, en el marco del Plan Puebla Panamá.

Según la cancillería mexicana, confirmaron su asistencia a la cumbre del martes la mayoría de los jefes de Estado de los países implicados: Abel Pacheco (Costa Rica), Martín Torrijos, (Panamá), Ricardo Maduro (Honduras), Oscar Berger (Guatemala), Antonio Saca (El Salvador), Leonel Fernández (República Dominicana) y el anfitrión Vicente Fox.

No estarán presentes los presidentes de Colombia, Alvaro Uribe, y de Nicaragua, Enrique Bolaños, así como el primer ministro beliceño, Said Musa, aunque la cancillería no explicó las razones.

Esos países estarán representados respectivamente por la ministra de Relaciones Exteriores colombiana, Carolina Barco, el vicepresidente nicargüense, José Alfredo Gómez, y el embajador beliceño en México, José Arturo Trejo.

Este lunes se esperaba la llegada al balneario mexicano del presidente guatemalteco, del vicepresidente nicaragüense, de la canciller colombiana, del presidente hondureño y del dominicano, además del secretario del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), Aníbal Quiñones.

Fox, por su parte, tenía prevista en la capital mexicana una última reunión con su canciller, Luis Ernesto Derbez, y con el secretario de Energía, Fernando Canales, antes de la cumbre del martes.

México quiere coordinar con los mandatarios de la región la construcción de una refinería, de un gasoducto, de una gasificadora y de la interconexión eléctrica Panamá-Colombia, con un costo de 7.000 millones de dólares.

El proyecto, de ser aprobado por los mandatarios el martes, implicará al menos un lustro de obras públicas en varios países de la región.

Entre los detalles pendientes de definición se encuentra la ubicación de la refinería, a la que aspiran Costa Rica, Panamá y Honduras, y la de una planta termoeléctrica.

Colombia participa como país invitado en este proyecto de integración energética, en el que brindará asistencia técnica y promoverá acciones dentro de los campos de interconexión eléctrica, biocombustibles (alcohol carburante) e interconexión gasífera.

Panamá: refinería dependerá de unificación de combustibles en Centroamérica

Cancún, México (AFP)El proyecto de construcción de una refinería en un país de Centroamérica para abastecer a la región dependerá de la viabilidad de la unificación de las especificaciones de los combustibles en los países implicados, afirmaron el lunes fuentes del gobierno de Panamá.

La propuesta inicial de México de construir dicha infraestructura en la zona fue replanteada por la creación "de algún tipo de sistema a través de la unificación de las especificaciones para el combustible que le permita al bloque mesoamericano actuar como un comprador único", explicó el viceministro de Comercio panameño, Manuel José Paredes.

El martes los presidentes y representantes de México, Centroamérica y Colombia firmarán en Cancún (este de México), en la Cumbre sobre la Iniciativa Energética Mesoamericana, una serie de compromisos para la integración energética de la zona.

Dicho proyecto contempla la construcción de una refinería, un gaseoducto, una gasificadora y una planta termoeléctrica en la región.

Sin embargo, en contra de los que se había anunciado en un principio, antes de decidir la creación de la refinería, que según Paredes tendrá un costo de unos 4.000 millones de dólares, habrá que realizar un estudio de factibilidad sobre la homogeneización de los combustibles en la zona.

"Íbamos a construir una refinería para un mercado, ahora lo que tenemos es -y es lo que tenemos a decidir mañana-, si vamos a crear las condiciones para que el mercado exista para entonces construir la refinería", declaró el funcionario en entrevista con la prensa extranjera.

"Hemos alterado el orden los factores sin alterar el producto", agregó el viceministro de Comercio de Panamá, país que aspira a la construcción de la infraestructura.

Dicho estudio de viabilidad será encargado al Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que está dispuesto a financiar el proyecto.

Por otro lado, Paredes sostuvo que una vez estudiada la propuesta de México, los países centroamericanos se dieron cuenta de que requería una inversión que no podían permitirse.

"Nos emocionamos más de la cuenta. Entre la propuesta de Mar del Plata y la reunión que se dio (...) en León, Nicaragua, entre ese periodo se hicieron realmente los números", indicó.

Por ello, el funcionario reveló que cambió la intención inicial de construir la refinería con iniciativa en su mayor parte por los Estados implicados y ahora la intención es que se lleve a cabo con capital privado, si bien no descartó que empresas paraestatales como la costarricense Recope o la mexicana Pemex.


Descarga la aplicación

en google play en google play