Escúchenos en línea

Inmigrantes a las calles

Agencia DPA. Desde Chicago y Washington. | 1 de Marzo de 2007 a las 00:00
El Movimiento 10 de Marzo anunció nuevas marchas en Chicago en demanda de un alto a las deportaciones y una reforma migratoria integral. En conferencia de prensa se informó que el próximo 10 de marzo se realizará una concentración en la Plaza Federal y una marcha por el centro de la ciudad. Luego se repetirán las marchas todas las semanas y el 1 de mayo, "hasta que haya una solución real". El movimiento fue bautizado con ese nombre por la marcha multitudinaria realizada el 10 de marzo de 2006 en Chicago, que atrajo alrededor de 400.000 personas en defensa de la reforma migratoria. "La marcha de Chicago inspiró a millones de personas en todos los Estados Unidos, y el movimiento derrotó las peores partes de la ley anti-inmigrante que se debatía entonces en el Congreso", agregaron. Sin embargo, un año después "la situación no ha mejorado, y todavía no hay una propuesta de reforma migratoria que de a los indocumentados los papeles necesarios para vivir aquí legalmente, seguir pagando impuestos y trabajando por este país", afirma una declaración. El Movimiento 10 de Marzo afirma que, por el contrario, el gobierno "ha desatado una guerra en contra de los inmigrantes". "Miles han sido tratados como criminales, han sido asediados, arrestados y deportados. Algunos han sido acusados de robo de identidad, cuando su único delito ha sido agregar fondos al Seguro Social", dice la declaración. El movimiento reclama "una solución real", con la legalización de los indocumentados para que tengan licencias de conducir y "números correctos de Seguro Social para que puedan trabajar y contribuir a esta economía". Se hace además un llamado a demócratas y republicanos para que aprueben una ley que "resuelva el problema por los siguientes cuarenta años". "Con soluciones parciales, que dejen inmigrantes sin posibilidades de legalizarse, solamente se postergará el problema", concluye.

Listos para el 1 de mayo

En Washington, varias organizaciones defensoras de los derechos de los inmigrantes informaron de sus planes para realizar una manifestación el próximo 1 de mayo, con el fin de exigir al gobierno estadounidense que ponga fin a las deportaciones. La "Gran Marcha del Primero de Mayo" será realizada en algunas de las principales ciudades del país, entre ellas Nueva York, Los Ángeles y Chicago. Vicente Panamá Alba, quien forma parte del comité nacional organizador, afirmó que es necesario presionar a los miembros del Congreso a fin de aprobar una reforma integral que permita a los 12 millones de inmigrantes regularizar su situación legal. Según el líder hispano, antes de la reforma es necesario detener las redadas, ya que a causa de ello cientos de familias están siendo divididas. "Esta acción es denigrante y se compara con las acciones tomadas en Alemania en la Segunda Guerra Mundial, en donde millones fueron expulsados de ese país", dijo. Panamá añadió que las medidas del Departamento de Seguridad Nacional son parte de un plan de intimidación, iniciado después de la ola de protestas realizadas el año pasado en todo el país. "Vamos a unificar todas las fuerzas que se puedan y tomar las calles, porque ésa es la única forma que tenemos para conseguir una verdadera reforma", dijo. "No vamos a quedarnos con los brazos cruzados y aceptar cualquier cosa, como el programa de trabajadores temporales", agregó. Además de la marcha, los miembros de la coalición planean discutir la posibilidad de organizar otro tipo de protestas cívicas, se informó.

Descarga la aplicación

en google play en google play