Escúchenos en línea

Endurece EU su política migratoria

Ciudad de México. Agencias. | 9 de Octubre de 2011 a las 00:00
La seguridad en la frontera entre la Unión Americana y México “está en su nivel más alto” por medidas como las del Departamento de Seguridad Interna (DHS) de Estados Unidos, que fijó como prioridad el arresto de indocumentados para desalentar el cruce de la frontera. De acuerdo con un reporte de la dependencia, esto forma parte de lo que califica como una “política de sentido común” y más eficaz para hacer respetar sus leyes migratorias. El informe elaborado este mes destaca que estrategias como incrementar el estado de fuerza en la frontera, desplegar más recursos tecnológicos y hacer cumplir la ley permitieron que los cruces ilegales se redujeran 36% en los dos últimos años. Menciona que como parte de la “estrategia eficaz para el cumplimiento de las leyes de inmigración”, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) ha adoptado nuevas medidas, que incluyen un proceso “que asegura que quienes se encargan de verificar el cumplimiento de las leyes usen apropiadamente las facultades discrecionales que ya tienen para decidir los tipos de personas a las que se les da prioridad para deportación”. En lo que se refiere a “una política de sentido común”, ésta reglamenta el uso de recursos de control, al establecer como prioridad la identificación y deportación de personas que representan una amenaza contra la seguridad pública y nacional. La estrategia busca también “desalentar el cruce ilegal de la frontera, al darle prioridad al arresto de personas que acaban” de pasarla y a la deportación de los fugitivos de inmigración. Se incluye la eliminación de las redadas en los centros de trabajo, porque no incrementaban la seguridad pública, pero ahora se lleva ante la justicia a los empleadores que transgreden las leyes laborales. De acuerdo con el DHS, estas acciones han dado resultados significativos. El presidente Barack Obama ha dicho que EU es un país de leyes. Y, bajo este principio, todos los que se encuentren de forma ilegal en la nación son sujetos de detención y, por tanto, de una eventual deportación. La presión de defensores de los inmigrantes sigue apostando por aliviar el ritmo de las deportaciones indiscriminadas de los más de 11 millones de indocumentados que viven en EU.

Descarga la aplicación

en google play en google play