Escúchenos en línea

Álgido debate por alargue de jornada escolar en Chicago

Chicago. EFE. | 14 de Octubre de 2011 a las 00:00
Las Escuelas Públicas de Chicago (CPS) y el sindicato de maestros redoblaron este viernes sus esfuerzos a favor y en contra del aumento del día escolar en 90 minutos, una iniciativa que el distrito ha llevado al terreno de la discusión pública y cuenta con el apoyo de la mayoría de los padres consultados. En una carta enviada a los padres, el director ejecutivo de CPS, Jean-Claude Brizard, dijo que encuestas recientes muestran un apoyo de los padres de entre 64 y 68 por ciento a una mayor carga escolar. Por su parte, la presidenta del Sindicato de Maestros de Chicago (CTU), Karen Lewis, calificó de "ilegal" y un "engaño" los incentivos económicos ofrecidos por el distrito a las escuelas que se sumen de inmediato al nuevo régimen. Lewis prometió acentuar la batalla legal en contra de la medida y anunció como una victoria del gremio una decisión de esta semana de la Junta de Relaciones Laborales del estado de Illinois, de realizar una audiencia pública en diciembre para discutir la contienda. Según la carta de Brizard a los padres, las encuestas reflejan "las opiniones y sugerencias que he recibido de muchos de ustedes durante mis visitas informativas, visitas escolares, por correo electrónico y en persona en los múltiples eventos a los que asistí durante el verano". Brizard reiteró que Chicago tiene actualmente el día y año escolar más corto, comparado con todas las grandes ciudades de Estados Unidos y distritos escolares, "lo que en mi opinión es una injusticia para nuestros alumnos". "Un día y año escolar más extenso permitirá que nuestros estudiantes queden a la par con sus colegas de todo el país", dijo. CPS tiene 405.000 alumnos en 675 escuelas primarias y secundarias, de los cuales un 40 por ciento es de origen latino. En su carta a los padres, Brizard sostuvo que el actual sistema ha permitido que los estudiantes latinos y afroamericanos estén atrasados en el aprendizaje entre 27 y 31 por ciento con relación a los demás. "Aunque no exista una varita mágica para transformar radicalmente el rendimiento de los estudiantes, está probado que el ofrecerles más tiempo en el salón para aprender asignaturas básicas y programas de enriquecimiento de arte, música y educación física, aumenta el rendimiento escolar", agregó. El distrito inició el 26 de septiembre un plan piloto en seis escuelas primarias públicas, consideradas "pioneras" en un cambio que comenzará a extenderse en enero al resto del sistema público y regirá obligatoriamente a partir del año lectivo 2012-2013. A pesar de la oposición sindical, el distrito consiguió la adhesión de 13 escuelas cuyo personal docente decidió en votación sumarse al cambio, con un aumento salarial del 2 por ciento. Para esas escuelas hay compensación de 150.000 dólares en fondos extras que podrán gastar a discreción de sus directores. En el nuevo sistema los maestros comienzan su día a las 7:50 de la mañana y los alumnos a las 8, para finalizar a las 3:30 de la tarde. Además de 90 minutos extras de clase los alumnos tienen almuerzo y un recreo de 15 minutos de duración. CTU informó que a pesar de las adhesiones logradas por la junta educativa, en otras 100 escuelas primarias la votación de los maestros fue negativa. El gremio, que interpreta las votaciones como un intento de CPS de dividir el sindicato, quiere negociar el nuevo día escolar cuando expire el actual contrato colectivo, el 30 de junio. Dirigentes gremiales aseguraron que el CTU tiene una propuesta, de la que no divulgó detalles, para extender 75 minutos el tiempo de instrucción, sin que ello signifique agregar tiempo a la jornada laboral de los maestros.

Descarga la aplicación

en google play en google play