Escúchenos en línea

Republicanos no atraen a latinos

Washington. ImpreMedia Digital, LLC. | 17 de Octubre de 2011 a las 00:00
Aunque los votantes latinos han expresado cierta desilusión hacia el presidente Obama en los últimos meses, ninguno de los precandidatos republicanos ha logrado cautivar o llamar la atención de los latinos hasta ahora. En otras palabras, no hay por el momento ningún equivalente a "George W. Bush", que pueda resultar atractivo a un porcentaje importante del voto latino entre el grupo de ocho precandidatos. Así lo revela el nuevo sondeo Impremedia-Latino Decisions (IM-LD), copatrocinado por la Fundación Robert Wood Johnson, en el que se muestra el alto nivel de desconocimiento que estos votantes tienen de los candidatos republicanos y aún los que son conocidos, no tienen una imagen favorable. "Los republicanos tienen un gran reto por delante en lo que se refiere al voto latino", dijo Matt Barreto, profesor de la Universidad de Seattle en Washington y asesor de Latino Decisions. "Este sondeo muestra que tienen que hacer una intensa campaña si quieren atraer parte del voto latino porque por el momento la mayoría de estos votantes ni siquiera los conocen", aseguró. Mitt Romney y Rick Perry están entre los más conocidos del grupo de ocho precandidatos, pero aún así el 46% no tiene opinión o no ha oído nombrar a Romney y 40% no conoce a Perry. Romney, exgobernador de Massachussets y presunto favorito para alzarse con la nominación, se ganado el apoyo de un 28%de los votantes latinos, mientras que el 25% tiene una imagen desfavorable de él. El resto no sabe quién es o no tiene opinión. Perry, quien dentro de la primaria republicana sería el más cercano a los latinos como gobernador de Texas, es aún poco conocido entre los votantes latinos del país: un 40% no tiene idea de él. Asimismo, su nivel de aprobación es abismal y aún inferior al de Romney: 22%. Sus nivel de desaprobación es másalto: 39%. En Texas, estado que ha gobernado durante once años, Perry tiene un 37% de aprobación latina, una cifra similar a la que obtuvo en su última reelección, en noviembre de 2010, cuando recibió 38% del voto latino texano. En ese estado, 49% de los votantes latinos desaprueban a Perry. La mayoría de los analistas dicen que los republicanos deberían aspirar a un 40% del voto latino nacional para poder ganar ciertos estados clave. "La cifra de 37% no está mal para un republicano con el voto latino", dijo Gabriel Sánchez, profesor de ciencias políticas de la Universidad de Nuevo México. "Allí los latinos lo conocen mejor que en ninguna otra parte del país, están más familiarizados con la forma en que gobierna". El desconocimiento que tienen los latinos del resto de los candidatos y los niveles de desaprobación son aún mayores: 58% no tiene opinión o no ha escuchado nombrar a Michelle Bachman y otro 29% tiene una impresión desfavorable de la congresista de Minnesotta y representante del Tea Party. Sólo el 13% tiene una imagen favorable. Un 59% no tiene idea de quién es el libertario Ron Paul o no tiene opinión, 19% lo desaprueba y 16% aprueba. Un 41% desconoce quien es Newt Gingrich, quien tiene la aprobación del 32% y la desaprobación del 36%. Los menos conocidos son Herman Cain y Jon Huntsman: 73% no conoce o no tiene opinión de Her Cain y lo mismo 75% para Jon Huntsman. Sarah Palin, quien hace unos días anunció que no presentará su candidatura, está entre las más conocidas por los latinos: sólo 24% dice no conocerla, pero su nivel de desaprobación es muy alto: 62% tiene una opinión muy desfavorable o algo desfavorable (46% muy desfavorable). "Es natural que los latinos no sepan quienes son los candidatos republicanos, porque su mensaje no resuena para ellos y además, los republicanos no han sido muy proactivos en llevar su mensaje a los latinos", dijo la analista y profesora de la Universidad del Sur de California (USC), Sherry Bebitch Jeffe. En opinión de la analista, el voto latino no es importante para los republicanos en la elección primaria, con excepción quizá del estado de Florida. "Francamente, algunas de las posiciones que los precandidatos deben tomar para atraer a los latinos no serían muy populares con la base republicana. Esa base es la que importa en este momento", dijo Jeffe. No obstante, Barreto opina que la reciente negativa de por lo menos 5 candidatos republicanos a participar en un debate que supuestamente estaba organizando la principal cadena de televisión en español, Univision, es una decisión mal aconsejada para los republicanos. "Ahora la historia que están escuchando los latinos es que los candidatos no quieren conocerlos ni hablar con ellos", dijo Barreto.

Descarga la aplicación

en google play en google play