Escúchenos en línea

Maestros logran apoyo contra nuevo horario escolar

Chicago. EFE. | 20 de Octubre de 2011 a las 00:00
El sindicato de maestros de Chicago (CTU) obtuvo este jueves un importante apoyo legal en su campaña para bloquear el comienzo del día escolar extendido en las Escuelas Públicas de Chicago (CPS). En una audiencia pública, la Junta de Relaciones Laborales del estado de Illinois resolvió presentar un recurso ante la corte para evitar el cambio resistido por los maestros y tal vez revertir el proceso iniciado recientemente por un grupo piloto de escuelas. El aumento de la carga escolar diaria en 90 minutos es defendido por CPS, que quiere implantarlo el año que viene para sus 405,000 alumnos, de los cuales un 40 por ciento es de origen latino. El distrito sostiene que Chicago tiene actualmente el día y año escolar más cortos del país, comparado con las grandes ciudades de Estados Unidos, un sistema que habría permitido que los estudiantes latinos y afroamericanos estén atrasados en el aprendizaje con relación a los demás. Abogados del sindicato y del distrito escolar presentaron argumentos orales ante la junta, en el comienzo de una batalla legal planteada por los maestros, que quieren negociar el nuevo día escolar cuando expire el actual contrato colectivo, el 30 de junio, y no antes. El abogado Robert Bloch, en representación del CTU, dijo a los miembros de la junta que CPS ha lanzado "un amplio ataque" contra el proceso de negociación colectiva, al permitir que algunas escuelas votaran para decidir si querían extender el día escolar este año. El sindicato acusó al distrito de "coerción e intimidación de maestros y directores", para que adoptaran el cambio a pesar de la fuerte oposición gremial. CTU pidió a la junta que pida una intervención judicial "no solo para detener el proceso ilegal" de las votaciones, sino para obligar a nueve escuelas que extendieron el día en un plan piloto a que regresen al calendario habitual. El distrito inició el 26 de septiembre un plan piloto en escuelas primarias públicas, consideradas "pioneras" en un cambio que comenzará a extenderse en enero al resto del sistema público y regirá obligatoriamente a partir del año lectivo 2012-2013. A pesar de la oposición sindical, el distrito consiguió la adhesión de 13 escuelas cuyo personal docente decidió en votación secreta sumarse al cambio, con un aumento salarial del 2 por ciento. Para esas escuelas hay compensación de 150.000 dólares en fondos extras que podrán gastar a discreción de sus directores. En el nuevo sistema los maestros comienzan su día a las 7-50 de la mañana y los alumnos a las 8, para finalizar a las 3-30 de la tarde. Además de 90 minutos extras de clase los alumnos tienen almuerzo y un recreo de 15 minutos de duración. En la audiencia, los abogados de CPS argumentaron que las votaciones se realizaron legalmente, y que la anulación del nuevo programa provocaría caos entre los estudiantes, maestros, administradores y el personal auxiliar. Después de una sesión breve de preguntas y respuestas, la junta votó rápidamente a favor el pedido gremial y anunció la divulgación de su dictamen por escrito en las próximas horas. El abogado James Franczek, en representación de CPS, calificó de "alarmante" la rápida decisión de la junta, que en su opinión habría decidido sobre el caso antes de la audiencia.

Descarga la aplicación

en google play en google play