Escúchenos en línea

Pareja reta la política migratoria del Estado de Alabama

Birmingham. El Mañana. | 22 de Octubre de 2011 a las 00:00
Una demanda presentada por el Centro Legal Sureño Poverty está retando a las políticas en varios condados de Alabama que, según el organismo, bloquean a los inmigrantes indocumentados para obtener licencias de matrimonio. La demanda se basa en las experiencias de un hombre y una mujer cuya solicitud de licencia de matrimonio fue rechazada en varios condados, porque el novio no podía probar que estaba en los Estados Unidos legalmente, de acuerdo con el centro Montgomery en Alabama. La demanda, presentada el martes en la Corte de Distrito en Montgomery, busca anular las políticas de identificación que son vigentes en 54 de 67 condados de Alabama y que se basan en fallos locales, de acuerdo con el centro. Las políticas son reglas locales estrictamente y no se basan en ningún estado o requerimiento federal, dice el Centro. Las políticas piden que los solicitantes para una licencia de matrimonio prueben su estatus legal, con su identificación o pasaporte con una visa válida, de acuerdo con la demanda. También se requiere una tarjeta de seguridad social, de acuerdo con el Centro. Al faltarle a los inmigrantes dicha documentación, estas políticas se vuelven barreras efectivas para los ‘esfuerzos de esos inmigrantes de casarse y establecer hogares y familias’, afirma el centro. Los demandantes son una mujer que es ciudadana estadounidense y un hombre de México que no tiene documentación que le permita estar en el país. Ellos han sido una pareja por más de nueve años, de acuerdo con el Centro. La pareja trató de obtener una licencia de matrimonio en varios condados, pero falló al no tener el hombre la identificación requerida. La pareja también teme que el hombre pudiera ser arrestado al darse a conocer su estado, basándose en la reciente ley de inmigración, aseguró la directora legal del Centro, Mary Bauer. Alabama aprobó recientemente la ley HB56, que entre sus provisiones, da autoridad a los oficiales locales y estatales para detener a inmigrantes sin ninguna vinculación. Bauer dijo el jueves que la pareja continúa unida; viven en Alabama sin casarse. “Esta política arbitraria ataca uno de los derechos fundamentales de este país, el derecho a casarse”, afirmó Bauer. “No hay razón por la cual alguien tenga que producir sus ’papeles’ antes de decir “acepto”. La demanda cita una opinión del fiscal general de Alabama de 2004 que establece que “una licencia de matrimonio puede ser emitida a un solicitante que no es un ciudadano estadounidense”. La demanda menciona a un juez como acusado de este caso, porque de acuerdo al centro legal, fue uno de una serie de jueces que no emitió la licencia de matrimonio, pues la pareja inició sus reiteradas solicitudes en su juzgado, donde fue negada. De acuerdo a Bauer, el juez Reese McKinney serviría como representante de los 54 condados, conocido como demandado de acción penal llevado a juicio, pendiente de aprobación. Mckinnet no contestó las llamadas de CNN pidiendo comentario. Varias entidades de Estados Unidos han implementados legislaciones estrictas contra la inmigración ilegal, similares a la ley HB1070 de Arizona. Algunas contemplan fuertes multas, penas de cárcel y detenciones discrecionales contra quien sospechen que es migrante. La mayoría han sido bloqueadas en parte por cortes federales.

Descarga la aplicación

en google play en google play