Escúchenos en línea

Gobernador de Alabama prefiere no hablar de inmigración

Montgomery. Agencias. | 23 de Octubre de 2011 a las 00:00
El gobernador de Alabama está confiado en que hizo lo correcto hace cuatro meses al firmar una ley controversial que colocó al estado en el centro del acalorado debate nacional sobre inmigración ilegal, pero se ha negado a conceder entrevistas sobre el tema porque dice que le gustaría que su mandato sea recordado por otras cosas. "No quiero ser percibido como el rostro de las leyes de inmigración en este país", dijo el gobernador republicano Robert Bentley en una rara entrevista sobre el tema. Bentley dijo que Alabama se ha vuelto el punto focal del tema de la inmigración porque la legislatura de Alabama "aprobó la ley de inmigración más severa en el país" en junio, eclipsando a Arizona y otros estados que aprobaron leyes menos extensas. Aunque las cortes estadounidenses han bloqueado la implementación de importantes secciones de la ley, alegando intrusión en poderes federales, Bentley dijo que firmó la ley precisamente a causa de la inacción federal, que dice ha forzado a los estados a lidiar con el problema de la inmigración federal por su propia cuenta. Sin embargo, Bentley, que lleva siete meses en el puesto, dice que no quiere ser recordado como un gobernador que combatió la inmigración ilegal, sino como uno que creó empleos y resolvió problemas. "Yo pudiera tomar el lugar de (la gobernadora de Arizona) Jan Brewer porque todos los días recibimos algún pedido de un programa noticioso nacional que quiere que hablemos en vivo con ellos sobre el tema de la inmigración", dijo Bentley. "Intencionalmente no lo hemos hecho, porque no quiero añadir leña al fuego en el país con gente viendo a Alabama negativamente", dijo. "Va a tomarnos mucho tiempo superar esos estereotipos que existen de que Alabama está viviendo aún en las décadas de 1950 y 1960", agregó. El gobernador sostuvo que Alabama es ahora un estado diverso que ha atraído a numerosas industrias extranjeras y recordó que el jueves estuvo en el condado de Tuscaloosa para anunciar 400 nuevos empleos en una planta de Mercedes Benz. El gobierno de Barack Obama, grupos de defensa de los inmigrantes y otros han cuestionado legalmente la ley y tribunales federales han bloqueado al menos temporalmente algunas de las provisiones más severas de la ley, incluyendo una que requeriría que las escuelas públicas examinen el status legal de estudiantes y otra que permite que la Policía presente cargos contra inmigrantes que no pueden demostrar su ciudadanía. Separadamente, un tribunal inferior bloqueó otras secciones, entre ellas una que criminaliza a un inmigrante indocumentado por el hecho de solicitar empleo o a cualquiera que de albergue o ayude a un inmigrante ilegal.

Descarga la aplicación

en google play en google play