Escúchenos en línea

Siguen preparando campaña para frenar redadas de ilegales

Agencia EFE. Desde Washington. | 12 de Marzo de 2007 a las 00:00
Los grupos pro inmigrantes preparan una serie de gestiones a todos los niveles para que cesen las redadas de extranjeros indocumentados y se agilice la aprobación de una reforma de inmigración justa. Para las coaliciones que exigen una reforma humanitaria, el aumento de las detenciones de indocumentados que se realizan en viviendas y centros de trabajo, como en el caso ocurrido esta semana en una fábrica de Bedford (Massachusetts), muestra la crisis en el "deficiente" sistema actual de inmigración. En esa factoría que produce diversos productos de cuero, y que ha tenido contratos con el Pentágono, fueron detenidos el martes su propietario, tres ejecutivos y casi 400 inmigrantes, muchos de ellos sospechosos de ser indocumentados o de supuestamente poseer "papeles" migratorios falsos. Como consecuencia de esta incursión de los agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), han quedado desamparados casi dos centenares de niños, según entidades de defensa de los derechos civiles de Massachusetts y de otros estados de EU. "Uno de los problemas mayores de las redadas es que los niños de los trabajadores detenidos se quedan solos", declaró a Efe Gabriela Lemus, directora ejecutiva del Consejo para el Avance del Trabajador Latinoamericano (LCLAA). Agregó que "muchas veces llevan a sus padres en autobuses a ciudades lejanas sin cualquier notificación a sus familiares y sin saber si se les permitirá volver" a las ciudades donde fueron arrestados. Lemus opinó que estas redadas "no hacen nada para mejorar nuestras leyes de inmigración" y que lo que causan "es temor en nuestras comunidades y segregación de familias". Una variedad de organizaciones anunció que planteará de nuevo esta crisis ante el presidente George W. Bush y el secretario de Seguridad Nacional, Michael Chertoff, para que se conmuevan y consideren que las detenciones masivas e individuales están afectando seriamente a los niños y la unidad familiar. Otras actividades incluyen entrevistas con los líderes del Congreso y reuniones públicas para concienciar a la sociedad sobre lo negativo de este proceder del Gobierno, explicaron sus líderes. El presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la OEA, el jurista salvadoreño Florentin Meléndez, aseguró a Efe que "este tipo de situación (las redadas), como todas las situaciones de impacto colectivo, son objeto de seguimiento de parte de la Comisión". Indicó que entre la agenda de trabajo que está preparando para los próximos meses, está previsto gestionar "una visita al terreno, en los Estados Unidos, precisamente para ir a constatar a los centros de retención de migrantes el trato que reciben desde la perspectiva de la privación de libertad". Meléndez, que es además Relator de Derechos Humanos para México y para los Privados de Libertad del Hemisferio, dejó claro que eso compete a la Relatoría a su cargo y que "por supuesto también es motivo de mucha preocupación de la Comisión el trato de los migrantes de todo el Continente". También es su preocupación, según dijo, la "discriminación, tratos crueles, encarcelamiento arbitrarios o ilegales y deportaciones que no se ajustan a las garantías mínimas de un debido proceso". Reafirmó que la CIDH le está dando seguimiento a estos temas, y destacó que "cuando hay violaciones concretas las personas pueden presentar sus denuncias o peticiones ante la Comisión en el marco del sistema, y después de agotar las vías internas". El presidente de la CIDH comentó sobre las redadas en EU al finalizar el 127 período ordinario de sesiones de dos semanas de duración, en el que este colectivo de la Organización de Estados Americanos (OEA) examinó la situación de los derechos humanos en América. Diversas coaliciones han vuelto a pedir a Bush una moratoria a estos operativos, el cese de las deportaciones de los indocumentados y una mayor acción política a favor de una pronta reforma de inmigración. El ICE ha informado que las redadas se hacen en cumplimiento de las leyes de inmigración y para desalentar a las empresas a que no contraten trabajadores foráneos que han transgredido las leyes migratorias de EU.

Descarga la aplicación

en google play en google play