Escúchenos en línea

Despiden a trabajador ilegal de Cámara Baja de Arizona

Desde Phoenix, Arizona. | 17 de Marzo de 2007 a las 00:00
Un día después de que la cámara baja de Arizona aprobara una propuesta para castigar a empleadores que contraten indocumentados, la cámara legislativa anunció el viernes que había despedido a un trabajador tras determinar que era ilegal. El conserje de tiempo parcial fue despedido el jueves por la noche luego que dijera a su supervisor que era un inmigrante indocumentado, dijo la cámara baja en un comunicado divulgado el viernes. Al empleado se le había pedido que demostrara su estatus legal en el país luego que una revisión de verificación halló que su nombre no concordaba con el número de Seguridad Social que presentó al ser contratado. La contratación de inmigrantes ilegales es un asunto político candente en Arizona porque muchas personas creen que tales contrataciones atizan la inmigración ilegal. El Pew Hispanic Center calcula que 1 de cada 10 trabajadores en Arizona es un indocumentado. El trabajador despedido fue identificado como Gilberto Meléndez, de 17 años, residente de Phoenix, dijo el portavoz de la cámara baja Barrett Marson. El joven fue contratado en diciembre y el portavoz agregó que los funcionarios no se explicaban cómo no se detectó antes la discrepancia de la información presentada por Meléndez. El portavoz del alguacil, el teniente Paul Chagolla, dijo que las autoridades estaban buscando el viernes por la noche a Meléndez "pero en este momento no lo hemos detenido". El jueves, la cámara baja aprobó 46-13 un proyecto de ley que prohibe a los empleadores contratar inmigrantes ilegales a sabiendas de su situación migratoria y exige a las empresas garantizar en declaraciones juradas que cumplen la disposición. El Senado estatal debatirá ahora el proyecto de ley. De ser promulgada la iniciativa, los empleadores que mientan en las declaraciones juradas incurrirán en un delito grave que es castigado con hasta un año en prisión, un multa de 2.500 a 50.000 dólares y la suspensión de su licencia comercial. Los patrones que reincidan tres veces serían ser castigados con hasta 18 meses de prisión, multas de entre 10.000 y 150.000 dólares y la revocación de su licencia.

Descarga la aplicación

en google play en google play