Escúchenos en línea

Agricultores temen escasez de mano de obra

Agencia AP. Desde Kennewick, Washington. | 21 de Marzo de 2007 a las 00:00
Las casas y edificios de apartamentos que a esta altura del año están atestadas de trabajadores inmigrantes, ahora están desiertas. No hay colas en las "taquerías" ni jóvenes jugando al baloncesto en los parques. Malas señales para los agricultores de la zona: ¿Están llegando tarde los trabajadores migrantes o han decidido no venir? Los agricultores no están esperando de brazos cruzados. Están ofreciendo mejores sueldos, construyendo viviendas e incluso invitando a estudiantes secundarios a trabajar en sus campos durante las vacaciones de verano. El año pasado, miles de hectáreas de fruta se pudrieron debido en parte a las granizadas de primavera y en parte a la escasez de mano de obra. Mike Gempler, director ejecutivo de la Liga de Productores de Washington, calcula la escasez del año pasado en 10 al 20%. Las autoridades dicen que el sector agrícola de Washington emplea unas 91mil personas al año. Los más afectados el año pasado fueron los productores de frutas y verduras que deben ser cosechadas a mano, como cerezas, manzanas, peras y espárragos. La culpa, dicen, la tuvieron las leyes de inmigración y la patrulla fronteriza. Y dudan que la situación mejorará este año. Los distritos escolares han registrado una caída en las cifras de estudiantes clasificados como migrantes. Había 32 mil alumnos de esa categoría en marzo de 2005, comparados con 24 mil 573 este mes, dijo Lee Campos, director de la oficina de recolección de datos sobre estudiantes migratorios. Una de las razones es la mayor vigilancia en las fronteras, dijo Campos. Otra es que "las familias migrantes aparentemente se están asentando en comunidades" y hallando trabajo en la construcción, la hotelería y otros sectores, añadió.

Descarga la aplicación

en google play en google play