Escúchenos en línea

La población inmigrante en Portugal cae un 4,5%, la mayoría brasileños

Lisboa. EFE. | 24 de Junio de 2013 a las 16:30

El número de inmigrantes que reside en Portugal volvió a disminuir en 2012 por tercer año consecutivo y cayó un 4,5 %, el segundo mayor retroceso desde hace tres décadas, coincidiendo con el agravamiento de la crisis económica.

Por nacionalidades, especialmente relevante fue la marcha de brasileños, la comunidad extranjera más numerosa en el país y que representó casi un tercio de todas las salidas, según se desprende del informe anual divulgado este lunes por el Servicio Extranjero de Fronteras (SEF).

La recesión y el fuerte aumento del desempleo registrado en Portugal durante los últimos años son dos de los factores que explican este movimiento migratorio de retorno, de acuerdo con el documento, que apunta también a otras causas, como la mejora económica de Brasil y Angola.

En 2012, el número total de inmigrantes residentes en Portugal se situó en 417.000, de los cuáles cerca de una cuarta parte (105.000) eran de origen brasileño.

Las cifras reflejan que este colectivo perdió a 6.000 miembros sólo el pasado ejercicio, lo que supone una caída del 5,2%, superior por tanto a la media.

Después de los brasileños las comunidades extranjeras más numerosas en Portugal son las de Ucrania (11 % del total), Cabo Verde (10%), Rumanía (8%), Angola (5%), Guinea Bissau (4%), China (4%), Reino Unido(4%), Moldavia (3%) y Santo Tomé y Príncipe (2%).

Esta distribución por país de origen se mantiene inalterada respecto a años anteriores, según se precisa en el informe.

Entre las diez nacionalidades extranjeras más numerosas en el país solo aumentó el número de personas procedentes de China, que creció un 3,9 %.

Según el SEF, la disminución de la inversión y de los puestos de trabajo por causa de la crisis y la alteración de los procesos migratorios en países como Brasil y Angola -cuyas economías se encuentran en crecimiento- explican la contracción de la población inmigrante en suelo luso.

Con una tasa de desempleo que roza el 18 % -la más alta de su historia- Portugal vive su peor situación económica de las últimas décadas con su economía en recesión durante los tres últimos años (2011, 2012 y 2013).

Otra de las razones que favorecieron esta reducción es la entrada en vigor de varias medidas legales dirigidas a facilitar el acceso a la nacionalidad portuguesa, retirando así a los extranjeros su inclusión en las estadísticas de inmigración.

Concretamente, el Gobierno aprobó en 2012 una "autorización de residencia" destinada a atraer a personas con interés en invertir en Portugal, así como la llamada "Tarjeta Azul Europea", a la que pueden aspirar ciudadanos extranjeros altamente cualificados.

De las 27.391 certificados de nacionalidad concedidos en 2012, 6.382 correspondieron a brasileños, seguidos de caboverdianos, ucranianos, angoleños y guineanos..

En cuanto a las distribución por sexo de la población inmigrante en Portugal, la división es prácticamente paritaria.

Según el estudio divulgado hoy por el SEF, el 84,5 % de este colectivo se encuentra en edad activa -entre los 15 y 65 años-, con preponderancia del grupo entre 20 y 39 años.


Descarga la aplicación

en google play en google play